Profile cover photo
Profile photo
Valencia, imagen y palabra (Víctor Eme Punto)
24 followers
24 followers
About
Posts

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Lo que muda admiró de tu pureza
«Si ociosa no, asistió Naturaleza incapaz a la tuya, oh gran Señora, Concepción limpia, donde ciega ignora lo que muda admiró de tu pureza. Díganlo, oh Virgen, la mayor belleza del día, cuya luz tu manto dora, la que calzas nocturna brilladora, los que ciñe...
Add a comment...

Post has attachment
Que pasarán y pasarán
«Oh tierra, así, tan áspera, tan suave, cierra apenas los ojos, piensa en días que pasarán y pasarán, callados, tranquilos esas matas desconocidas, esas flores silvestres, esos charcos sobre ti.» La rambla (fragmento) Erosión César Simón La Punta. 1930 Pi...
Add a comment...

Post has attachment
Però ja m'he cansat d'esperar
«L'Estellés em va enganyar,‎ em va dir que l'amor,‎ era una pena i un consol, ‎ i jo, malauradament,‎ ho vaig creure en veure't.‎ Ell deia que era un desembre plujós i abril florit,‎ jo el veig com una tempesta continuada, sense treva,‎ esperant una cruïlla...
Add a comment...

Post has attachment
Quan mane el sol, trepollarem les eres
«—‎Amor, amor, que gran és la partida‎ i quin gran goig els fruits si benmaduren.‎ Terra ben ferma d’albarís, vinyes que es muden,‎ i un infinit dels solcs que ignora mida.‎ Quan mane el sol, trepollarem les eres.‎ Amor, amor, abraça’m de bestreta,‎ feina q...
Add a comment...

Post has attachment
Que cada cual cumpliese su deber
«El puesto de la Sequiòta daba buen rendimiento. No eran las pescas fabulosas de otra época, pero había noches en que se llegaba muy cerca del centenar de arrobas de anguilas, y Cañamèl gozaba las satisfacciones del buen negocio, regateando el precio con lo...
Add a comment...

Post has attachment
Y dormía como un príncipe
«...y dormía como un príncipe cuando, terminada una fiesta, y después de soplar y beber toda la noche, caía como un fardo en un rincón de la taberna o en un pajar del campo, y el pillete tamborilero, tan ebrio como él, se acostaba a sus pies cual un perrill...
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded