Profile cover photo
Profile photo
Embajada de Cuba Madrid
42 followers -
Embajada de Cuba en España
Embajada de Cuba en España

42 followers
About
Posts

Post is pinned.Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment

Post has shared content
Los cuatro insólitos párrafos del discurso de Trump
Lo insólito del discurso del Presidente de los EEUU ante la Asamblea General no fueron las amenazas, acusaciones groseras a la soberanía de países y alusiones falsas con retórica belicista, fueron los cuatro párrafos que disciplinadamente leyó del teleprompter y que no tienen relación con el resto de su discurso.
El párrafo quince del discurso fue seguramente un descuido, cito: "No esperamos que los distintos países compartan las mismas culturas, tradiciones o incluso sistemas de gobierno. Pero sí esperamos que todas las naciones sostengan estos dos deberes soberanos: respetar los intereses de su gente y los derechos de otras naciones soberanas".
Si en el párrafo cinco hablaba de "Rogue regimes" y en el seis de "poderes autoritarios", tono que marcó todo su discurso, cómo en cuatro párrafos puede predicar que las "naciones soberanas fuertes, permiten a los distintos países con valores, culturas y sueños diferentes, no solo coexistir, sino trabajar lado a lado sobre la base del respeto mutuo". Claro, su filosofía divide a naciones en fuertes y débiles.
"En EEUU, no perseguimos imponer nuestra forma de vida a nadie, pero dejamos que brillen como ejemplo para todos observar", lee Donald Trump.
Tal vez por esos "descuidados" términos y conceptos utilizados, se ve obligado a acusar al Gobierno cubano de "corrupto" y "desestabilizador". No puede acusarlo de "diferente" porque ha predicado en cuatro párrafos, la defensa de lo "diverso". Por eso se inventa el lenguaje vulgar, usualmente ajeno a las relaciones internacionales, porque la epidemia de la corrupción, un mal a combatir y que en Cuba existe, no nos define como con esa certeza asegura Trump. Porque no tenemos el Gobierno corrupto que se inventa el Presidente. Porque pudiera ser el nuestro, justamente, una excepción de la lamentable plaga de corrupción rampante.
Es primera vez que leo que un Presidente de EEUU aplica sanciones a Cuba por la corrupción. Ya la desestabilización fue un pretexto antiguo. Es desestabilizador ser sede y garante de los diálogos que condujeron a la paz en Colombia o de la primera reunión en siglos entre un Papa y un Patriarca, o de todos los Jefes de Estado o Gobierno de América Latina, donde por cierto se comprometieron a no utilizar la fuerza o la amenaza de la fuerza para dirimir conflictos.
?Dónde quedó la retórica de la tolerancia y respeto de los cuatro solitarios párrafos de la cabalgata abominable de Trump?
Quedó en la simpleza de la filosofía del nuevo Presidente: tipos buenos y tipos malos. "You are good guy", es el calificativo más utilizado por el señor Trump al referirse a sus interlocutores. Las definiciones complejas y la profundidad de pensamiento, ya sabemos van a escasear en los próximos tres años.
Add a comment...

Los cuatro insólitos párrafos del discurso de Trump
Lo insólito del discurso del Presidente de los EEUU ante la Asamblea General no fueron las amenazas, acusaciones groseras a la soberanía de países y alusiones falsas con retórica belicista, fueron los cuatro párrafos que disciplinadamente leyó del teleprompter y que no tienen relación con el resto de su discurso.
El párrafo quince del discurso fue seguramente un descuido, cito: "No esperamos que los distintos países compartan las mismas culturas, tradiciones o incluso sistemas de gobierno. Pero sí esperamos que todas las naciones sostengan estos dos deberes soberanos: respetar los intereses de su gente y los derechos de otras naciones soberanas".
Si en el párrafo cinco hablaba de "Rogue regimes" y en el seis de "poderes autoritarios", tono que marcó todo su discurso, cómo en cuatro párrafos puede predicar que las "naciones soberanas fuertes, permiten a los distintos países con valores, culturas y sueños diferentes, no solo coexistir, sino trabajar lado a lado sobre la base del respeto mutuo". Claro, su filosofía divide a naciones en fuertes y débiles.
"En EEUU, no perseguimos imponer nuestra forma de vida a nadie, pero dejamos que brillen como ejemplo para todos observar", lee Donald Trump.
Tal vez por esos "descuidados" términos y conceptos utilizados, se ve obligado a acusar al Gobierno cubano de "corrupto" y "desestabilizador". No puede acusarlo de "diferente" porque ha predicado en cuatro párrafos, la defensa de lo "diverso". Por eso se inventa el lenguaje vulgar, usualmente ajeno a las relaciones internacionales, porque la epidemia de la corrupción, un mal a combatir y que en Cuba existe, no nos define como con esa certeza asegura Trump. Porque no tenemos el Gobierno corrupto que se inventa el Presidente. Porque pudiera ser el nuestro, justamente, una excepción de la lamentable plaga de corrupción rampante.
Es primera vez que leo que un Presidente de EEUU aplica sanciones a Cuba por la corrupción. Ya la desestabilización fue un pretexto antiguo. Es desestabilizador ser sede y garante de los diálogos que condujeron a la paz en Colombia o de la primera reunión en siglos entre un Papa y un Patriarca, o de todos los Jefes de Estado o Gobierno de América Latina, donde por cierto se comprometieron a no utilizar la fuerza o la amenaza de la fuerza para dirimir conflictos.
?Dónde quedó la retórica de la tolerancia y respeto de los cuatro solitarios párrafos de la cabalgata abominable de Trump?
Quedó en la simpleza de la filosofía del nuevo Presidente: tipos buenos y tipos malos. "You are good guy", es el calificativo más utilizado por el señor Trump al referirse a sus interlocutores. Las definiciones complejas y la profundidad de pensamiento, ya sabemos van a escasear en los próximos tres años.
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded