Dios les bendiga mis amados hermanos y amigos, los Pastores en Nicaragua, nos hemos decidido a no ser mas rivales sino hermanos, nos hemos decidido a orar unos por otros, a ponernos en la brecha por todos los pastores del mundo, para que Dios nos ayude a ser los hombres con los cuales El pueda contar para este tiempo. Les animo a unirse en este propósito. Jesús dijo: Que sean uno como tu y yo somos uno, bendiciones.
Shared publiclyView activity