Profile

Cover photo
Lee Cuentos En Línea
12 followers|2,644 views
AboutPosts

Stream

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
El amigo fiel
Oscar Wilde


Una mañana la vieja rata de agua asomó la cabeza por su agujero. Tenía unos ojos redondos muy vivarachos y unos largos bigotes grises. Su cola parecía un elástico negro. Unos patitos nadaban en el estanque, parecidos a una bandada de canarios amarillos, y su madre, toda blanca con patas rojas, se esforzaba en enseñarles a hundir la cabeza en el agua.

—Nunca podrán estrenarse en sociedad si no aprenden a sumergir la cabeza —les decía.
Y les enseñaba de nuevo cómo tenían que hacerlo. Pero los patitos no prestaban ninguna atención a sus lecciones. Eran tan jóvenes que no sabían las ventajas que reporta la vida de sociedad.
 ·  Translate
1
Add a comment...

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
El demonio de la perversidad
Edgar Allan Poe

En la consideración de las facultades e impulsos de los prima mobilia del alma humana los frenólogos han olvidado una tendencia que, aunque evidentemente existe como un sentimiento radical, primitivo, irreductible, los moralistas que los precedieron también habían pasado por alto. Con la perfecta arrogancia de la razón, todos la hemos pasado por alto. Hemos permitido que su existencia escapara a nuestro conocimiento tan sólo por falta de creencia, de fe, sea fe en la Revelación o fe en la Cábala. Nunca se nos ha ocurrido pensar en ella, simplemente por su gratuidad.
 ·  Translate
1
Add a comment...

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
CAMBIO DE CEMENTERIO
Richard Matheson


QUERIDO PAPÁ

Te envío esta nota debajo del collar de Rex, debido a que yo tengo que quedarme aquí. Espero que la nota te llegue.
No pude entregar la letra de cambio con la que me enviaste, debido a que la viuda Blackwell está muerta. Está en el piso de arriba. La he colocado sobre la cama. Tiene un aspecto horrible. Quisiera que trajeras al comisario y al forense Wilks.

No sé dónde se encuentra en estos momentos el pequeño Jim Blackwell. Está tan asustado, que se pasa el tiempo corriendo en torno a la casa y escondiéndose de mí. Quienquiera que haya matado a su mamá debe haberlo asustado terriblemente. No dice ni una palabra. Se limita a correr alrededor de la casa, como si fuera una rata asustada. Veo a veces sus ojos en la obscuridad y, un momento después, desaparecen. Como sabes, no hay luz eléctrica en este edificio.
 ·  Translate
1
Add a comment...

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
EL HOMBRE QUE HIZO EL MUNDO
 Richard Matheson


El doctor Janishefsky estaba sentado en su oficina, reclinado hacia atrás en un gran sillón de cuero, con las manos cruzadas. Tenía aspecto de preocupación y una perilla bien cuidada. Tarareó un poco una vieja canción. Se interrumpió y levantó la mirada cuando entró la enfermera. Se llamaba Mudde.

ENFERMERA MUDDE: Doctor, hay un hombre en la sala de espera que dice que hizo el mundo.
DOCTOR J: ¡Oh!
ENFERMERA MUDDE: ¿Quiere que lo haga pasar?
DOCTOR J: Naturalmente, enfermera Mudde, hágalo pasar.
La enfermera Mudde salió e hizo entrar a un hombrecillo. Tenía como un metro setenta de estatura y llevaba un traje de confección, propio para un hombre de un metro ochenta y cinco aproximadamente.
 ·  Translate
1
Add a comment...

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
LOS VAMPIROS NO EXISTEN
Richard Matheson

A PRINCIPIOS del otoño del año 18..., la señora Alexis Gheria despertó una mañana con una extraña sensación de torpeza. Durante más de un minuto permaneció inerte, tendida de espaldas, con sus ojos negros fijos en el techo. Se sentía muy cansada. Parecía que sus labios eran de plomo. Quizá estuviera enferma. Petre debería auscultaría.

Con un ligero suspiro se levantó sobre un codo. Al hacerlo, su camisón resbaló hasta su cintura. ¿Cómo se le había soltado?, se preguntó, mirando hacia abajo.
Repentinamente, la señora Gheria comenzó a gritar.
 ·  Translate
1
Add a comment...

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
El retrato oval
Edgar Allan Poe
 
El castillo al cual mi criado se había atrevido a entrar por la fuerza antes de permitir que, gravemente herido como estaba, pasara yo la noche al aire libre, era una de esas construcciones en las que se mezclan la lobreguez y la grandeza, y que durante largo tiempo se han alzado cejijuntas en los Apeninos, tan ciertas en la realidad como en la imaginación de Mrs. Radcliffe. 
 
Según toda apariencia, el castillo había sido recién abandonado, aunque temporariamente. Nos instalamos en uno de los aposentos más pequeños y menos suntuosos. Hallábase en una apartada torre del edificio; sus decoraciones eran ricas, pero ajadas y viejas. Colgaban tapices de las paredes, que engalanaban cantidad y variedad de trofeos heráldicos, así como un número insólitamente grande de vivaces pinturas modernas en marcos con arabescos de oro. ...>>>>>>>>>>
 ·  Translate
1
Add a comment...
Have them in circles
12 people
Alicia Acosta's profile photo
Nancy Carcamo's profile photo
Juan Carmona's profile photo
Marco Gonzalez's profile photo
Elkin Soto's profile photo
sandra renza's profile photo
Libros Para Celular's profile photo
Sonia Rodriguez's profile photo
Evelyn Salcedo's profile photo

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
El príncipe feliz
Oscar Wilde



     En la parte más alta de la ciudad, sobre una columnita, se alzaba la estatua del Príncipe Feliz.
     Estaba toda revestida de madreselva de oro fino. Tenía, a guisa de ojos, dos centelleantes zafiros y un gran rubí rojo ardía en el puño de su espada.
     Por todo lo cual era muy admirada.
     —Es tan hermoso como una veleta —observó uno de los miembros del Concejo que deseaba granjearse una reputación de conocedor en el arte—. Ahora, que no es tan útil —añadió, temiendo que le tomaran por un hombre poco práctico.
     Y realmente no lo era.
 ·  Translate
1
Add a comment...

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
Un cuento de las Montañas Escabrosas
Edgar Allan Poe

Durante el otoño del año 1827, mientras residía cerca de Charlottesville (Virginia), trabé relación por casualidad con Mr. Augustus Bedloe. Este joven caballero era notable en todo sentido y despertó en mí un interés y una curiosidad profundos. Me resultaba imposible comprenderlo tanto en lo físico como en lo moral. 
 
De su familia no pude obtener informes satisfactorios. Nunca averigüé de dónde venía. Aun en su edad —si bien lo califico de joven caballero— había algo que me desconcertaba no poco. Seguramente parecía joven, y se complacía en hablar de su juventud; mas había momentos en que no me hubiera costado mucho atribuirle cien años de edad. Pero nada más peculiar que su apariencia física. Era singularmente alto y delgado, muy encorvado. Tenía miembros excesivamente largos y descarnados, la frente ancha y alta, la tez absolutamente exangüe, la boca grande y flexible, y los dientes más desparejados, aunque sanos, que jamás he visto en una cabeza humana.
 ·  Translate
1
Add a comment...

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
EL FIN DEL PLAZO
Richard Matheson


Hay por lo menos dos noches al año en las que los médicos no acostumbran hacer planes: la víspera de Navidad y la de Año Nuevo. La víspera de Navidad, Bobby Dascouli se quemó el brazo. Estuve curándolo y vendándolo en el momento en que podría haber permanecido instalado tranquilamente en un cómodo sillón, junto a Ruth, observando las luces multicolores del arbolito de Navidad.

Por consiguiente, no me causó una gran sorpresa que diez minutos después de llegar a casa de mi hermana Mary para celebrar la despedida del año, mi servicio de contestaciones telefónicas me llamara para decirme que me habían llamado, de urgencia, del centro de la ciudad.
 ·  Translate
1
Add a comment...

Lee Cuentos En Línea

Shared publicly  - 
 
EL FLORECIMIENTO DE LAS CORTESANAS
Richard Matheson

UNA TARDE, en 1959, sonó el timbre de la puerta.
Frank y Sylvia Gussett acababan de acomodarse para ver los programas de la televisión. Frank colocó en la mesa su vaso de gin and tonic y se puso en pie. Luego, se dirigió al recibidor y abrió la puerta.
Era una mujer.

Buenas tardes -dijo. Represento al Intercambio.
-¿Al Intercambio? -preguntó Frank, sonriendo cortésmente.
Sí -dijo la mujer. Estamos poniendo en práctica un programa experimental en el vecindario. En cuanto a nuestros servicios...
Sus servicios eran bastante venerables. Frank tragó saliva.
-¿Está usted hablando en serio? -inquirió.
-Absolutamente -replicó la mujer.
 ·  Translate
1
Add a comment...
People
Have them in circles
12 people
Alicia Acosta's profile photo
Nancy Carcamo's profile photo
Juan Carmona's profile photo
Marco Gonzalez's profile photo
Elkin Soto's profile photo
sandra renza's profile photo
Libros Para Celular's profile photo
Sonia Rodriguez's profile photo
Evelyn Salcedo's profile photo
Contact Information
Contact info
Email
Story
Tagline
Blog en el que podrás leer historias y cuentos cortos totalmente gratis
Introduction
Lee Gratis en Línea Historias y Cuentos de Autores famosos, sin necesidad de descargarlos.

Autores como: Agatha Christie, Edgar Allan Poe y Horacio Quiroga, entre otros.


Facebook

Si te interesan los libros para celular visita Novelas Románticas para Celular