¡OH JESÚS, VIÑA SAGRADA!

Lo sabes, mi Rey Divino,
soy un racimo dorado
que han de arrancar para ti.
Exprimida en el lagar
del oscuro sufrimiento,
yo te probaré mi amor.
Mi único gozo será
inmolarme cada día".

( Santa Teresita de Lisieux)
Photo
Shared publiclyView activity