Profile cover photo
Profile photo
Rafael Angel Marañón
497 followers
497 followers
About
Posts

Post has attachment
Add a comment...

Estimado ateo: No tenéis razón. Vuestra página defiende o ataca cosas de las que no entendéis. Creo que es mejor que os dediquéis a otro menester. Hay muchas cosas que criticar en otros asuntos. 
 
Pero haced lo que queráis, que eso es lo que produce las guerras y los conflictos, en los que padecen seres inocentes que nada tienen que ver con las cosas vuestras.
 
Vuestros gritos y vuestras consignas, no pueden desvirtuar el hecho de que es una postura que condena a las personas desde el vientre de sus madres. El aborto y la inflación, fruto de rapiñas imperiales a costa de los dominados fue la ruina de tales imperios. 
Add a comment...

Hay mucha confusión entre los propios cristianos sobre conceptos, que no son solamente tales, sino verdades que debemos asimilar y reflexionar profundamente para el crecimiento espiritual y para el servicio cristiano. Una de ellas es la de que la fe es un concepto etéreo y variable, (mas fe, menos fe) como si la razón pudiera en cada instante darnos constatación de una fe más o menos racional, según estado de ánimo o situación vital.
 
La fe, sin amor a la verdad, no puede existir. La fe nace de una búsqueda, muchas veces ansiosa, de la verdad en todo su componente espiritual. La verdad objetiva no existe, sino en el terreno espiritual. Aquí la verdad nace de una revelación que la recta razón no tiene por más que aceptar, por cuanto en el terreno de las vivencias del ser humano, esto es, en el terreno moral que rige la recta andadura del hombre y de la sociedad es verdaderamente benéfico sin fisuras.
 
Cuando hay amor a la verdad esta se busca sobre todas las cosas y así dice claramente la Escritura Santa: Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; Y sobre todas tus posesiones adquiere discreta inteligencia. (Proverbios 4:7) Esta sabiduría es espiritual, y lo que lleva a una acción moral que es el caldo de cultivo de la auténtica civilización y la paz y la armonía social de la que carecemos a ojos vistas.
 
No hay fe sin sabiduría, y no hay sabiduría sin fe. Solo el amor a la verdad nos lleva indefectiblemente a toparnos con el Evangelio de la verdad. Por lo tanto, solo el amor a la verdad es el camino que nos lleva indefectiblemente al que es la Verdad y es la Sabiduría. Dice la Escritura en otro lugar: Mas por él (Dios) estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;  para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor (1 Corintios 30 y 31)
 
Una vez conociendo a Cristo o como dice el apóstol Pablo, siendo conocidos de él, es posible el derramamiento del Espíritu y la plena comunicación con la verdad. Hemos sido creados con la tendencia a la verdad. Primeramente en el estado prístino del paraíso y, posteriormente a la caída, por el deseo de saber la verdad.
 
El hecho de que por la trasgresión, el hombre y sus pensamientos tiendan de continuo al mal, no invalida la realidad de que el hombre siempre quiere saber la verdad y aunque practica la mentira, abomina de ella cuando él es la víctima afectada.
 
Unos a la verdad la buscan para saber, por curiosidad o por prurito de aparecer sabios ante los demás, otros por guardarse de errar y peligrar; algunos, porque inspirados espiritualmente, quieren con respeto y seriedad conocer la realidad de las cosas.
 
El ser humano que no puede percibir la verdad por la inteligencia (condicionada por las ideologías o vicios) trata de adquirirlo mediante los más variados medios, y solo el hombre que busca la verdad con verdadera integridad, puede dar con La Verdad suma y puede aspirar a la vida eterna. Una vida eterna sin verdad y sin justicia, es el infierno. Por el contrario una existencia eterna que reposa sobre la verdad, y por tanto la paz y el gozo, es el Cielo.
 
Así pues, en la integridad de la persona que busca la verdad, se revela el Dios de la verdad y la persona viene a ser participante de esa verdad que es la naturaleza divina. Nadie es merecedor de encontrar la verdad, sino aquel que la ama y la busca. De ese será la sabiduría y la paz.
 
En otro lugar dice la Escritura: No hay justo, ni aun uno; No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios; Su boca está llena de maldición y de amargura. Sus pies se apresuran para derramar sangre; Quebranto y desventura hay en sus caminos; Y no conocieron camino de paz. No hay temor de Dios delante de sus ojos. (Romanos 3:10 y s.s.)
 
Podemos decir que creemos esto, o no, y podemos hacer lo que nos plazca, aunque si queremos ser consecuentes y verídicos, no tenemos otra opción válida que la de reconocer el siniestro mal que sujeta a la humanidad entera, de lo que las páginas de los sucesos nos dan solo una pálida y manipulada noticia.
 
El amor a la verdad, la integridad de nuestra moral y la fe en Jesucristo como fuente de ella, nos lleva a la felicidad eterna que comienza desde el momento en que, conocida la verdad y al sostenedor de ella, ponemos en marcha todas nuestras capacidades para agradar al Dios Creador y mantenedor del Cosmos, y hallar la Vida Eterna y La Verdad.
Add a comment...

Ven dulce paz
Autor: Rafael Ángel Marañón
 
 
Ven dulce paz, envuélveme en tu manto
Colma mi corazón con tu dulzor,
Alumbre a todo hombre tu fulgor
Y goce de tu amparo, sin espanto.

Tu gloria me deleite con su encanto,
Pues eres don del Cielo y del amor,
Guardarte es alumbrar un bello albor,
Y en ti la humanidad destierra el llanto.

Andando jubiloso en tu alegría
Escruto tus tesoros, diligente,
Y fausta se solaza el alma mía.

Empresa no hay más noble y trascendente,
Que hacer un bello mundo de armonía
Y hacerle así vivir confiadamente.

Dispuesto en cuerpo y mente,
A ti, Jesús, sustancia del Divino
Te sigo y me solazo en tu camino.
Add a comment...

Post has attachment
Es una esfera de vida que no ve a Dios como Padre, sino como criatura. Al ver a los demás que gozan y alegran ellos van a tener un "agravio comparativo".
Add a comment...

Post has attachment
La televisión acaba con cualquier forma de sosiego y concentración mental. Y si alguien intenta leer o estudiar bajo el fragor de un programa, ya se me dirá lo que puede hacer, aparte de mirar figuras que se mueven, que en ocasiones nos gusta mirar y es lo amable y cómodo. Estar sin televisión  parece aburrido. Aunque al menos se puede pensar, cosa que es harto difícil en nuestra moderna sociedad y con las imágenes taladrándonos  continuamente el cerebro. 

Se habla de “pensadores”, inteligencia, erudición, “intelectuales”, etc.,  como si para leer un libro hubiera que poseer un título, y para pensar se necesitase otra cosa que aplicar el consabido sentido común. Tal vez parece que digo algo fuera de razón cuando sostengo que lo mejor es no tener la televisión en casa. Se me responde en toda ocasión: En todos los hogares funciona la televisión, y no pasa nada. 

Yo digo por mi experiencia. Sí que pasa. De hecho, y para no abundar demasiado en lo que todos saben, ya vemos que en los hogares de mayor poder económico, hay más de un aparato, para que se puedan ver distintos programas por los distintos habitantes de la casa. Es que no pueden ya pasar sin ella. Y de Internet ni le hablaré, porque eso es para otra publicación.
Photo
Add a comment...

Post has attachment

Post has shared content
Nos vienen la mente pensamientos indescriptibles de venganza, codicia, etc., ¿para qué hacer un catálogo? Todos estamos bajo esa misma maldición, a pesar de una Ley divina que está puesta para nuestra instrucción, y poder vivir en libertad de vicios y esclavitudes, que al fin y al cabo, son la misma cosa.

Oración.- Te doy gracias Señor, porque mi debilidad me hace comprender mejor mi condición humana, y el lugar que me corresponde en esta esfera de la vida; y porque también me hace ver quien eres, y la altura infinita que posees, así como tu bondad con toda La Creación.

Somos tan petulantes que queremos depender de la “suerte” o del “hado fatal”. De ninguna forma podremos desposeer a Dios de su poder, su control, y su soberanía. ¡Padre Santo! Él es todo, y sería precioso, si eso fuera también como el apóstol dice, “en todos”. (1ª Corintios 15:28)

Por eso esperamos la venida del Cristo; para que Él, con el poder que posee, vuelva los corazones de toda la tierra hacia el Padre y hacia sus hijos. Mientras, solo podemos decir como Berceo el poeta ANTIGUO:

Tus casos falaces Fortuna cantamos;
Estados de gentes que giras e trocas;
Tus grandes discordias, tus firmezas pocas,
De los que en tu rueda quejosos fallamos.
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Wait while more posts are being loaded