Profile cover photo
Profile photo
Humbert Enrique Urdaneta Fernández
158 followers -
La vida siempre se abre paso.
La vida siempre se abre paso.

158 followers
About
Humbert Enrique's posts

Universidad Central de Venezuela
Facultad de Ciencias Económicas y Sociales
Post Grado Ciencias Administrativas y Sociales
Doctorado en Gerencia
Seminario: Aplicaciones de la Psicológica en la Gerencia
Período Académico: Primer Período 2017
Tutor docente: Pablo Peñaranda Hernández
Tema: globalización

Abril de 2017

LECTURAS COMENTADAS SOBRE CALIDAD DE VIDA

Autor: Alvares Sintes compilador. Elina de la Llera Suárez y Roberto Álvarez Sintes autoras del capítulo estudiado.
Título: Medicina General Integral, Salud y medicina, compilación de autores. Capítulo: Modo, condiciones y estilo de vida
Publicado por: La Habana: Editorial Ciencias Médicas, 2008.
Proclividades teóricas: Hermenéutica.

Ideas principales: salud es el estado de completo bienestar físico, psíquico y social y no la ausencia de enfermedad; modelo explicativo de los determinantes de salud, donde se reconoce el estilo de vida de manera particular que incluye el medioambiente y lo social; la comprensión del proceso salud-enfermedad de forma que la enfermedad se produce en diferentes niveles: nivel macrosocial, vinculado al modo de vida societario que impone la cultura e historia del grupo geográfico donde reside, nivel grupal, relacionado a las condiciones de vida de determinado grupo con características particulares que los identifica con su estado de salud, nivel individual, relacionado al estilo de vida individual, las condiciones de vida individuales y el estado de salud individual; modo de vida el cual se refiere a las condiciones y estilo de vida como categorías sociológicas; el análisis de la situación de salud es el proceso multidisciplinario e intersectorial mediante el cual se describe y analiza la situación concreta de salud-enfermedad de una comunidad; Para caracterizar el modo de vida como determinante de salud, al establecer relaciones entre las condiciones materiales y la forma en que los grandes grupos sociales se organizan y se realizan productivamente en esas condiciones; El modo de vida se entiende como el conjunto de actividades diarias de las diferentes esferas de la vida; establecer una diferenciación entre los determinantes y los indicadores del modo de vida; Los determinantes del modo de vida se identifican como aquellas condiciones económicas, biológicas, jurídicas, éticas, etc., que condicionan la actividad de determinado grupo humano para satisfacer sus necesidades en un momento histórico específico; los indicadores del modo de vida, por su parte, son las actividades sistemáticas que realizan los miembros de una sociedad determinada y que identifican su modo de vida; la familia, como grupo particular con condiciones de vida similares, posee un modo de vida propio que determina la salud del grupo familiar; el estilo de vida se refiere a las formas particulares de manifestarse el modo y las condiciones de vida; una tarea de salud es la identificación de aquellos factores del estilo de vida que puedan significar un riesgo para la salud desde la promoción y la prevención; el análisis de los estilos de vida debe hacerse desde un modelo que considere al ser humano como punto de corte entre sistemas sociales y microsistemas orgánicos; los estilos de vida se han identificado principalmente con la salud en un plano biológico, pero no la salud como bienestar biopsicosocial espiritual y como componente de la calidad de vida, en este sentido se definen como estilos de vida saludables; los estilos de vida saludables son los procesos sociales, las tradiciones, los hábitos, las conductas y los comportamientos de las personas y grupos de población dirigidos a la satisfacción de las necesidades humanas para alcanzar el bienestar y la vida; las enfermedades crónicas no transmisibles son aquellas que una vez diagnosticadas se padecen durante muchos años, llevan a la muerte en un plazo prolongado, necesitan un control médico periódico y tratamiento de por vida; para desarrollar estos estilos de vida saludables es en un solo término el compromiso individual y social; contribuir y trabajar para que las personas, familias, grupos, colectivos y comunidades asuman o elijan estilos o condiciones de vida saludables, o modifiquen los comportamientos de riesgo, es más humano y económico que incrementar los servicios de salud para darle tratamiento y rehabilitación una vez que hayan enfermado; una acción efectiva de educación para la salud debe concluir en la adopción, por parte de la persona, la familia, la comunidad y toda la sociedad, de estilos, condiciones y modo que favorezcan la calidad de vida y el estilo promotor de salud.

Lectura revisada que sirve de basamento a las ideas principales:
P.1.- Según la OMS, salud es el estado de completo bienestar físico, psíquico y social y no la ausencia de enfermedad. La salud y el bienestar de las personas y las comunidades le dan la razón de ser del desarrollo humano y hacia el más alto nivel de salud posible. Esto implica controlar los determinantes exteriores del bienestar que satisfacen las necesidades básicas de los seres humanos, como son el empleo, el ingreso económico estable, la alimentación, la vivienda, la recreación, la justicia, la paz y un ecosistema apto para la vida; además, el ser humano está controlado por los determinantes internos que son sus creencias, conocimientos, formación, inteligencia y emociones, por lo que la promoción de salud implica una acción educativa persuasiva y motivacional orientada a fomentar comportamientos saludables en los individuos, familias y comunidades, que actúe sobre el modo, las condiciones y los estilos de vida.
Concepto
P.2.- Los conceptos de modo, condiciones y estilo de vida comienzan a ser objeto de las ciencias médicas en la segunda mitad del siglo XX, a partir del redimensionamiento del concepto de salud y, por tanto, del redimensionamiento de los determinantes de la salud.
P.3.- Estos conceptos, desarrollados anteriormente por otras ramas de las ciencias sociales, han contribuido a la mejor comprensión y operacionalización de los elementos no biológicos que intervienen en el proceso salud-enfermedad y son parte integrante de la medicina social, característica de nuestro siglo.
P.4.- Tienen sus orígenes en la década de los 50, cuando simultáneamente se establecen en los EE.UU. las primeras escuelas de medicina preventiva en que se recomendaba prestar atención a la prevención de salud y, por tanto, se comienza el estudio de los elementos que intervienen en su cuidado, aunque aún no se identifican el estilo y modo de vida dentro de estos elementos; y en Inglaterra, cuando H. Sigerist (1945) define las cuatro tareas principales de la medicina: promoción, prevención, recuperación y rehabilitación, lo que impulsa el estudio de los elementos no biológicos que intervienen en la salud.
P.5.- El camino generalizado para arribar a estos nuevos conocimientos en medicina se produjo a partir del cambio del estado de salud en poblaciones con desarrollo socioeconómico avanzado, donde las muertes y enfermedades se asocian cada vez menos con enfermedades infecciosas y se comienza a prestar atención a aquellos elementos que inciden en estas muertes y enfermedades, a saber: inadecuación del sistema de cuidado de la salud existente, factores conductuales o estilos de vida poco sanos, riesgos ambientales para la salud y actores biológicos. De esta forma, se comenzó a concebir que la determinación de la salud es un proceso complejo, multifactorial y dinámico en que los factores enunciados interactúan no solo para deteriorar la salud, sino para incrementarla y preservarla.
P.6.- En 1974, Marc Lalonde propone un modelo explicativo de los determinantes de salud, en uso en nuestros días, en que se reconoce el estilo de vida de manera particular, así como el ambiente incluyendo el social, en el sentido más amplio junto a la biología humana y la organización de los servicios de salud, al que llama el campo de la salud (Lalonde, 1972). Posteriormente, P.L. Castellanos (1991) esclarece cómo se produce esta interacción entre los determinantes de salud con la categoría condiciones de vida, que serían «los procesos generales de reproducción de la sociedad que actúan como mediadores entre los procesos que conforman el modo de vida de la sociedad como un todo y la situación de salud específica de un grupo poblacional específico”. Véase el perfil de problemas salud-enfermedad (P.L. Castellanos, 1992).
Niveles de determinación social de salud
P.7.- El reconocimiento de la determinación social de salud, desde entonces, ha significado la comprensión del proceso salud-enfermedad en el marco de condiciones concretas que sobrepasan la biología humana, y que abarcan desde la sociedad como un todo hasta el individuo, de forma que esta se produce en diferentes niveles:
a) Nivel macrosocial. Vinculado al modo de vida, relaciona la formación socioeconómica como un todo y el estado de salud de la población en general. Por ejemplo, al analizar las tasas de mortalidad infantil de acuerdo con el desarrollo socioeconómico por países.
b) Nivel grupal. Relaciona el modo de vida y las condiciones de vida de determinado grupo con su estado de salud. Por ejemplo, al analizar la incidencia y prevalencia de enfermedades infecciosas de acuerdo con la región.
c) Nivel individual. Relaciona el estilo de vida individual, las condiciones de vida individuales y el estado de salud individual. Por ejemplo, al analizar las familias con miembros obesos de una comunidad
Integración de conceptos
P.8.- Según este presupuesto, modo, condiciones y estilo de vida son categorías sociológicas que expresan formas particulares del quehacer humano en determinado momento y formas de organización social. Estos determinan el estado de salud y se interrelacionan entre sí con mutuas influencias.
P.9.- En el Sistema de Atención Primaria de Salud cubano, estos elementos constituyen el principio de las acciones a desarrollar por los trabajadores de la salud a este nivel, el análisis de la situación de salud, que es «el proceso multidisciplinario e intersectorial mediante el cual se describe y analiza la situación concreta de salud-enfermedad de una comunidad» (Martínez S. y H., Gómes de Haz, 2006). El ASIS abarca y utiliza los conceptos de modo, estilo de vida y condiciones de vida para explicar e intervenir en el estado de salud de las comunidades, y se alude no solo a la biología, sino además a los estilos de vida y el medio ambiente
Modo de vida
P.10.- Para caracterizar el modo de vida como determinante de salud, se han utilizado múltiples criterios, en los que la epidemiología y las ciencias sociales han hecho grandes aportes, al establecer relaciones entre las condiciones materiales y la forma en que los grandes grupos sociales se organizan y se realizan productivamente en esas condiciones. Por ejemplo: servicios de salud y su utilización, instituciones educacionales y nivel educacional de la población, tipos de vivienda, condiciones y hacinamiento, abasto de agua e higiene ambiental, etc.
P.11.- Esta categoría resulta, pues, imprescindible en la comprensión no solo del estado de salud de una población, sino además en la confección de políticas sanitarias y estrategias de promoción de salud, ya que su campo abarca los grandes grupos sociales en su conjunto.
P.12.- El modo de vida se entiende, de forma consensuada, como el conjunto de actividades diarias de las diferentes esferas de la vida; es decir, los medios con que los individuos, grupos, clases sociales y la sociedad en su conjunto, en las condiciones de determinada formación económico social satisfacen y desarrollan sus necesidades espirituales y materiales, los cuales reflejan no solo como viven, sino también para qué viven, con qué objetivos y con qué escala de valores. Expresan las relaciones entre las personas y la actividad humana a escala social, en el contexto de determinadas condiciones materiales de vida.
P.13.- Es válido establecer una diferenciación entre los determinantes y los indicadores del modo de vida, en la medida en que permiten encauzar el pensamiento médico, al analizar la situación de salud de una población.
P.14.- Los determinantes del modo de vida se identifican como aquellas condiciones económicas, biológicas, jurídicas, éticas, etc., que condicionan la actividad de determinado grupo humano para satisfacer sus necesidades en un momento histórico específico, por ejemplo: el sexo como condición biológica influye en el tipo de actividades que realizan los miembros de una sociedad fijados por las características de género que se asignan a cada sexo, y que, en determinado momento, conforman la salud de ellos; así, se ha constatado que los hombres tienen mayor número de accidentes mortales por el tipo de labor que realizan dado su sexo y género, y que las mujeres como cuidadoras de la salud familiar, tienden a prestar menos atención a su salud.
P.15.- En la literatura se plantea que los determinantes del modo de vida actúan a largo plazo y resulta poco evidente su asociación con la aparición de enfermedades a primera vista.
P.16.- Los indicadores del modo de vida, por su parte, son las actividades sistemáticas que realizan los miembros de una sociedad determinada y que identifican su modo de vida, por ejemplo, la forma en que se realiza la recreación y se utiliza el tiempo libre, el tipo de actividad y las preferencias alimentarias, entre otros. Los indicadores se refieren al tipo de actividad, por ejemplo: artesano, intelectual, científico, etc., mientras que los determinantes tienen que ver con la actividad genérica en su conjunto ocupación. Resulta evidente que las modificaciones en el modo de vida para mejorar la salud de las poblaciones están condicionadas por el Estado en su conjunto, que asume esta responsabilidad mediante la instrumentación de políticas al respecto, a través de medidas básicas y generales.
Condiciones de vida
P.17.- En la actualidad, se considera que la familia, como grupo particular con condiciones de vida similares, posee un modo de vida propio que determina la salud del grupo familiar. De esta forma, el estudio de la familia debe indagar en aquellos indicadores familiares que se relacionan con el modo, condiciones y estilos de vida, a saber: condiciones higiénicas de la vivienda y sus alrededores, características socioeconómicas de la familia, sus interacciones psicológicas –funcionamiento familiar, cultura sanitaria, utilización por la familia de los servicios de salud, etc., así como otras condiciones sociales de sus miembros grado de escolaridad y tipo de ocupación.
Estilo de vida
P.18.- El estilo de vida se refiere a las formas particulares de manifestarse el modo y las condiciones de vida. El modo en que las personas integran el mundo que les rodea y que incluye hábitos alimentación, higiene personal, ocio, etc., modos de relaciones sociales sexualidad, vida relacional y de familia, etc. y mecanismos de afrontamiento social. Es una forma de vivir.
P.19.- Se relaciona estrechamente con la esfera conductual y motivacional del ser humano, y por tanto, alude a la forma personal en que el hombre se realiza como ser social en condiciones concretas y particulares.
P.20.- En el estilo de vida, se resumen los patrones de comportamiento estables del individuo, en los que influyen de forma dialéctica e interrelacionada las características personales individuales, las influencias de las relaciones sociales y las condiciones de vida socioeconómicas y ambientales, de forma que son flexibles y modificables.
P.21.- Por esto se plantea como una tarea de salud la identificación de aquellos factores del estilo de vida que puedan significar un riesgo para la salud y desde la promoción y la prevención, proponer su modificación.
P.22.- Esta labor será más efectiva mientras sea más personalizada y se tomen en cuenta los elementos señalados para cada individuo.
P.23.- Al identificar el estilo de vida se deben contemplar tanto los comportamientos de riesgo de las personas, por ejemplo, el hábito de fumar, la conducta sexual desprotegida, etc., como las conductas protectoras de salud, que se refieren a aquellas acciones que las personas llevan a cabo para defenderse de las enfermedades o sus secuelas. Cuestiones como los factores motivacionales, el aprendizaje, las creencias y las influencias sociales, además de la historia biológica, han sido identificadas como componentes de las conductas y hábitos que caracterizan el estilo de vida de una persona.
P.24.- Estos elementos resultan importantes y decisivos para el estudio de los factores personales que intervienen en la aparición de enfermedades; para llevar a cabo estrategias de promoción de salud, se ha demostrado que el ejercicio de conductas protectoras es el idóneo, y no debe estar asociado con la amenaza de enfermedad o sus secuelas, ya que se ha probado que su efecto no es permanente.
P.25.- Se impone el análisis desde una óptica multidimensional.
P.26.- Tal como expresara Rodríguez Marín (1995): «el análisis de los estilos de vida debe hacerse desde un modelo que considere al ser humano como punto de corte entre sistemas sociales y microsistemas orgánicos.
P.27.- El comportamiento individual se produce en la intersección de los dos tipos de sistemas, de forma que los acontecimientos sociales y los acontecimientos biológicos tienen un impacto recíproco sobre tal comportamiento, y a su vez sobre la integridad funcional de la persona».
Estilos de vida saludables
P.28.- Hoy en día se considera que los factores medioambientales y los comportamientos tienen el mayor peso en la probabilidad de que las personas enfermen o se mantengan saludables.
P.29.- Por lo tanto, los estilos de vida no pueden ser aislados del contexto social, económico, político y cultural al cual pertenecen, y deben ser acordes con los objetivos del proceso de desarrollo, que como ya se expresó, es dignificar a la persona en la sociedad a través de mejores condiciones de vida y de bienestar.
P.30.- Los estilos de vida se han identificado principalmente con la salud en un plano biológico, pero no la salud como bienestar biopsicosocial espiritual y como componente de la calidad de vida, en este sentido se definen como estilos de vida saludables.
P.31.- Los estilos de vida saludables son los procesos sociales, las tradiciones, los hábitos, las conductas y los comportamientos de las personas y grupos de población dirigidos a la satisfacción de las necesidades humanas para alcanzar el bienestar y la vida.
Factores protectores de la calidad de vida
P.32.- Los estilos de vida están determinados por la presencia de factores de riesgo o de factores protectores para el bienestar, por lo cual deben ser vistos como un proceso dinámico que no solo se compone de acciones o comportamientos individuales, sino también de acciones de naturaleza social.
P.33.- Partiendo de estos elementos, se puede elaborar una lista de estilos de vida saludables o comportamientos saludables o factores protectores de la calidad de vida, que al asumirlos responsablemente ayudan a prevenir desajustes biopsicosociales y mantener el bienestar para generar calidad de vida, satisfacción de necesidades y desarrollo humano. Entre ellos podemos citar:
1. Poseer empleo y seguridad económica.
2. Tener sentido de vida, objetivos de vida y plan de acción.
3. Mantener la autoestima, el sentido de pertenencia y la identidad.
4. Mantener la autodecisión, la autogestión y el deseo de aprender.
5. Gozar capacidad de autocuidado.
6. Estar satisfecho con la vida.
7. Promover la convivencia, solidaridad, tolerancia y negociación.
8. Emplear sanamente el tiempo libre y disfrute del ocio.
9. Poseer seguridad social y accesibilidad a programas de bienestar, salud, educación, culturales y recreativos, entre otros.
10. Preocuparse por controlar los factores de riesgo como hábito de fumar, obesidad, malos hábitos alimentarios, sedentarismo, estrés, alcoholismo, drogadicción, uso inadecuado de medicamentos, conducta sexual inadecuada, riesgo de accidentes, riesgo preconcepcional, embarazo de riesgo y enfermedades crónicas como hipertensión arterial, cardiopatía isquémica, asma bronquial, diabetes mellitus, epilepsia, enfermedad cerebrovascular y otras que deben ser dispensarizadas, independientemente de su frecuencia, por ejemplo enfermedades del colágeno, nefropatías, anemias y enfermedades digestivas.
11. Comunicarse y participar en el ámbito familiar y social.
12. Brindar afecto y mantener la integración social y familiar.
Walkers y otros investigadores (Guibert Reyes, 2000) han definido los comportamientos que conforman un «estilo de vida promotor de salud». Estos son:
1. Comportamientos de auto actualización. Búsqueda de adecuada autoestima, propósitos vitales realistas y satisfacción con la propia situación personal.
2. Comportamientos de responsabilidad con la salud. Información y educación acerca de la salud, uso racional de los servicios de salud, conocimiento del estado personal actual de los factores de riesgo que causan las enfermedades más importantes de la época, autoobservación personal y compromiso con el mantenimiento de un medio ambiente sano.
3. Hábitos de ejercicios. Estilo de vida activo y no sedentario, así como ejercicio físico apropiado para la salud y la edad.
4. Hábitos nutricionales. Comportamientos relacionados con la cantidad y calidad de la alimentación.
5. Comportamientos de soporte interpersonal. Interacción social, habilidades de interacción y de expresión de sentimientos, tanto con personas íntimas como con personas distantes.
6. Habilidades para el manejo del estrés. Comportamientos de relajación, meditación, descanso y conocimiento de las fuentes de estrés.
P.34.- Las enfermedades crónicas no transmisibles son aquellas que una vez diagnosticadas se padecen durante muchos años, llevan a la muerte en un plazo prolongado, necesitan un control médico periódico y tratamiento de por vida. Se caracterizan por ser desconocida su causa exacta y tienen un origen multifactorial, es decir, se desarrollan a partir de la interacción de factores causales muy diversos. Los que favorecen la aparición y el desarrollo de estas enfermedades, son los denominados factores de riesgo y se consideran, por tanto, los agentes causales y sobre los que hay que trabajar para mejorar la calidad de vida.
P.35.- Hoy están bien identificados los factores de riesgo asociados con las principales causas de muerte en Cuba. Ellos son: tabaquismo, obesidad, sedentarismo, consumo nocivo de alcohol y otros que se relacionan con las enfermedades crónicas no transmisibles y otros daños a la salud.
P.36.- Aun cuando hay factores causales de estas enfermedades que no son fácilmente modificables, como son los de tipo socioeconómico y otros no modificables como los biológicos, los relacionados con el ambiente, modo y estilo de vida, y los servicios de salud, sí pueden transformarse a mediano, corto o largo plazos.
P.37.- Al ser estos problemas de salud los que ocupan las primeras causas de morbilidad y mortalidad en los países desarrollados y el nuestro, indica que la salud se percibe como algo que la persona misma moldea a lo largo de su vida mediante su conducta, su comportamiento, sus prácticas y la interacción con el medio ambiente, por lo que cualquier esfuerzo por mejorar la calidad de vida debe concretarse en fomentar estilos de vida y patrones de comportamiento compatibles con el bienestar integral del ser humano.
P.38.- La estrategia para desarrollar estos estilos de vida saludables es en un solo término el compromiso individual y social. Solo así se satisfacen necesidades fundamentales, se mejora la calidad de vida y se alcanza el desarrollo humano en términos de bienestar.
P.39.- Algunos de estos factores ya han sido contemplados en el Programa Nacional de Promoción de Salud, el cual mediante la educación sanitaria a la población y el establecimiento de medidas encaminadas a adoptar un estilo de vida más saludable, ha promovido la necesidad de realizar ejercicios físicos y luchar contra el exceso de peso y el mal hábito de fumar.
P.40.- Contribuir y trabajar para que las personas, familias, grupos, colectivos y comunidades asuman o elijan estilos o condiciones de vida saludables, o modifiquen los comportamientos de riesgo, es más humano y económico que incrementar los servicios de salud para darle tratamiento y rehabilitación una vez que hayan enfermado.
P.41.- En esto se centra la promoción de la salud y calidad de vida, por lo que no se ciñe a los marcos del sector salud, y sí se necesita del esfuerzo coordinado con otros sectores y grupos poblacionales.
Interrelación de categorías
P.42.- Guibert Reyes y colaboradores (2000) reafirmaban lo expresado por el Director General de la Organización Panamericana de la Salud en el año 1990: «El concepto del cuidado de la salud ha evolucionado de tal forma, que la aceptación pasiva de las decisiones hechas por los médicos y agentes sanitarios debe ceder paso a una participación activa en esas decisiones.
P.43.- Empero, no basta con reconocer que son los individuos, familias y comunidades los que tienen el derecho y la responsabilidad de vigilar su propia salud. Es preciso también apoyar sus esfuerzos con los conocimientos que los ayuden a detectar y prevenir los problemas de salud más comunes y a determinar cuándo requieren atención profesional».
P.44.- Una acción efectiva de educación para la salud debe concluir en la adopción, por parte de la persona, la familia, la comunidad y toda la sociedad, de estilos, condiciones y modo que favorezcan la calidad de vida y el estilo promotor de salud.
¿Qué tan útil fue el artículo?

Muy útil

¿Por qué?

El artículo contribuye para que las personas, familias, grupos, colectivos y comunidades asuman o elijan estilos o condiciones de vida saludables, o modifiquen los comportamientos de riesgo, siendo esto más humano y económico que incrementar los servicios de salud para darle tratamiento y rehabilitación una vez que hayan enfermado.

Reacciones o reflexiones sobre el artículo:

Existen concepciones de la forma como asumimos la vida que son impulsadas por la cultura construida en la tradición que se reflejan en el quehacer diario y cambiante de forma sutil y permanente, desde la adaptación del ser a las circunstancias, hasta las variaciones del comportamiento societario que impulsa nuevas formas de concebir el mundo.

Todo esto impacta en la manera como vivimos, en tanto vivir es darnos cuenta de la existencia y no como con los animales inferiores, que toman la vida sin el pasar del tiempo, sin la destreza evolutiva de establecer la identificación de la realidad como ajena a nosotros siendo susceptible de modificación y conversión de la misma para dominarla y hacerla a nuestro favor. El humano siempre ha tratado de mejorar sus condiciones de vida, de hacerlas acordes al cumplimiento de la satisfacción de sus necesidades básicas y de crear confort en esa satisfacción, indistintamente de la condición de poseedores materiales de garantías superiores al común del resto societario o si esas garantías materiales no existen en tanto seamos satisfechos por lo que poseemos y nos rodea.

Calidad de vida es bien-estar, como bueno para sentirnos, como adecuado para que nos desarrollemos en un ambiente donde no existe el hambre, donde tenemos resguardo de la naturaleza, donde controlamos la salud en un concepto sui generis de la misma, donde la aceptación de la finitud humana pasa por la enfermedad como parte del proceso de vida, donde la ancianidad no se reúsa, pero se trata de prolongar en las mejores condiciones posibles, aún para ser útil a nosotros mismos y a la comuna donde se existe. Vivir en condiciones donde es aceptable y apreciado el entorno que nos sirve de metro inmediato sensible e íntimo de sentimientos positivos y prosperidad física de la salud como parte de un sistema ecológico que nos posesiona como dueños del espacio tiempo que hemos construido en el devenir del tiempo, como coparticipes en la construcción de valores básicos para enfrentar al grupo societario donde la inserción es necesaria y deseable.

En todo este devenir, nos encontramos en la muy sutil aceptación de la enfermedad como un evento transformador al soma y la psiquis, como fuerza incontenible en principio que nos avasalla, que nos domina como entidad que se posesiona del ser, cual figura atávica personalizada desde lo más profundo de nuestra psiquis que determina la condicional debilidad del humano todo, de la especie expresada en el individuo y cuya vastedad global no está en devenir, púes la concebimos solo para el individuo, solo para el grupo, solo para sectores amplios de la población de nuestro espacio geográfico y cultural. El concepto de muerte en la calidad de vida no está relacionado con la especie, está relacionado con el individuo antes que con el grupo. Y es parte indisolublemente heterogénea de la cosa que llamamos vida, en insensible dicotomía de intereses, que siendo una construcción inexorable y temerosa sobre él fin, no lo es para los terceros en cuanto a la visión del mundo de los individuos, incluso, es justificable de maneras contradictorias, por lo que la calidad de vida se justifica entonces, en formas superficiales de sentir, en maestras enseñanzas asociadas al evento biológico más que a la certitud intelectual que pasa por el cuidado extremo del cuerpo, en prevención y respeto por la consciencia y las medidas de antienvejecimiento y longevidad, lo que marca la calidad de vida, el vector que la determina.geográfico y cultural. El concepto de muerte en la calidad de vida no está relacionado con la especie, está relacionado con el individuo antes que con el grupo. Y es parte indisolublemente heterogénea de la cosa que llamamos vida, en insensible dicotomía de intereses, que siendo una construcción inexorable y temerosa sobre él fin, no lo es para los terceros en cuanto a la visión del mundo de los individuos, incluso, es justificable de maneras contradictorias, por lo que la calidad de vida se justifica entonces, en formas superficiales de sentir, en maestras enseñanzas asociadas al evento biológico más que a la certitud intelectual que pasa por el cuidado extremo del cuerpo, en prevención y respeto por la consciencia y las medidas de antienvejecimiento y longevidad, lo que marca la calidad de vida, el vector que la determina.


Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has shared content

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
Wait while more posts are being loaded