+Lord Tzimize En respuesta a lo comentado por Twitter:

Estoy de acuerdo en que las historias respetan unas reglas, al menos una base de ellas. Con esto quiero decir respeto a cosas obvias como "Voy a lanzar un hechizo con mi habilidad peletería". Esto es obvio y estamos de acuerdo.

Por otro lado, si el narrador te dice que el dragón se traga la bola de fuego, ¿que le decimos? ¿que ha hecho trampas? Cuando la respuesta a esta pregunta es si, entonces estamos jugando a ganar, es una competición, no es rol.

Al rol venimos a crear historias entre todos, no a ganar al narrador, porque este es uno más. Y si la persona no quiere divertirse con lo que le propone el master que no juegue. O al contrario, si el narrador es de los que gustan trolear a sus jugadores y matarlos, que se lo digan y no jueguen con el.

Porque esto es un juego, y uno no juega al futbol con el que insulta y se dedica a dar patadas a maldad, porque no nos hace falta.

A modo de conclusión, pienso que el sistema de reglas es una herramienta más para crear una buena historia, y que este trabaja para nosotros, no nosotros para el sistema. Si pensamos que nos van a "engañar" por cambiarlo el problema es nuestro, porque o no confiamos en el resto de personas con las que jugamos o estamos entendiendo mal esto.

Hay alternativas para los que quieran competir con toques de narración, los wargames, ahí el narrador es el rival que pone las barreras que los jugadores deben superar. En este tipo de juegos es crucial que todos usen las mismas reglas, porque es competición.
Shared publiclyView activity