Profile cover photo
Profile photo
Yolanda Cediel Cattoni
22 followers -
Trabajadora incansable. No me rindo fácilmente. Alegre y familiar. Me gusta la gente.
Trabajadora incansable. No me rindo fácilmente. Alegre y familiar. Me gusta la gente.

22 followers
About
Posts

Ya puedes leer la nueva entrada emi blog

"Cómo reclamar a nuestro seguro"

http://www.yccseguros.es/blog.html

Post has attachment
¿Qué objetos de valor cubre el seguro de hogar?

Todo el mundo posee algún objeto de valor, aparte del sentimental, que guardamos en casa y que siempre pensamos que va a estar ahí, pero que un día puede ser objeto de robo, lo que nos llevaría a lamentar profundamente su pérdida y que no sabemos con certeza si nuestro seguro de hogar cubre este siniestro.

Si lo que tenemos es un seguro de hogar básico seguramente no contemple la sustracción de este objeto de especial valor. Por lo tanto ¿qué tipo de póliza de seguro de hogar debemos suscribir?

¿Cuáles son los objetos de especial valor?

Son aquellos que están dentro del hogar que tienen un valor superior al resto de los objetos que se considera el contenido y que no se considera mobiliario común.

Estos objetos son tales como: muebles u objetos con una antigüedad de más de 100 años, tapices, alfombras, abrigos de piel. Bicicletas, equipos de música y ordenadores de alta gama, objetos y joyas de materiales preciosos.

También se consideran objetos de valor los relojes y plumas, colecciones de sellos o monedas no de oro, instrumentos musicales y obras de arte. Esta última es la categoría más amplia porque se incluye cualquier objeto, pintura o escultura que tenga un valor reconocido en el mercado del arte.

¿Cómo asegurar estos objetos?

Hay que tener en cuenta que en una póliza de hogar normal, los objetos de especial valor económico que no estén declarados como tales, no están incluidos en la póliza en caso de que se sufra un siniestro.

Depende de la compañía, pero lo habitual es que en el seguro de hogar se distingan tres categorías; mobiliario común, obras de arte y joyas u objetos de especial valor.

Estos objetos deben tener un valor superior a 3.000 euros, estar tasados por la compañía aseguradora y estar guardados en caja fuerte, en el caso de las joyas.

Lo mejor es hacer una valoración lo más exacta posible o una tasación, teniendo en cuenta que la mayoría de las compañías ponen un límite a las coberturas que de tales objetos en una póliza de seguro de hogar.

Existen alternativas al seguro de hogar

Si posees un objeto, una obra de arte, o joyas de especial valor y quieres cubrir la totalidad de dicho valor en caso de siniestro, quizás el seguro de hogar no sea lo más adecuado en ese caso. Para ello existen seguro especiales de obras de arte y joyas.

El seguro para joyas

No es necesario que contrates una garantía adicional para joyas en el caso de que éstas no superen el diez por ciento del total del contenido que hayas asegurado.

Debes indicar el valor de las joyas que tienes dentro y fuera de la caja fuerte, teniendo en cuenta que algunas compañías hacen una valoración predeterminada, por lo que si quieres que estén cubiertas en su totalidad lo mejor es suscribir una póliza específica para ellas.

El seguro de obras de arte

Las obras arte, como pinturas o esculturas, pueden ser incluidas en el seguro de hogar, especificando su valor o tasadas por la compañía, así estarán cubiertas por la póliza en caso de incendio o robo, pero puede haber limitaciones en caso de otro tipo de siniestros, como los daños por agua.

Además, si se consideran de especial valor pueden exigirte que estén custodiadas de forma especial, como en una caja fuerte.

En resumen, si posees objetos, obras de arte o joyas de especial valor, tanto sentimental como económico, y quieres que dichos objetos esté cubiertos en tu póliza de hogar expresamente y haciendo constar dicho valor, lo mejor es comunicarlo a la compañia y ellos te ofrecerán la mejor manera de proceder, pero siempre teniendo en cuenta lo que hemos comentado en este artículo, sobre todo en cuanto a condiciones y limitaciones en su cobertura.

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
"Cuando es obligatorio renovar nuestro seguro"

Lo primero que hay que tener claro es que los seguros, excepto los temporales, como por ejemplo un seguro de viaje, son de carácter anual, lo que significa que si el asegurado no ha comunicado nada a la compañía ni ésta nada al asegurado, la póliza en cuestión se da automáticamente por renovada. Esto quiere decir que las obligaciones por ambas partes se prorrogan un año más, es decir la aseguradora tiene la obligación de darnos las coberturas que se especifican en la póliza y el asegurado tiene la obligación de hacer frente al pago de la misma.

Nos encontramos con algunas personas que piensan que pueden cancelar su póliza en vigor en cualquier momento, simplemente dejando de pagar ésta, pero eso no es así. Si dejamos de pagar y no hemos comunicado nada a la compañía de seguros ésta puede reclamarnos el pago legalmente.

Con los cambios introducidos en la ley el año pasado, ahora el asegurado tiene que comunicar a la aseguradora su decisión de rescindirla a la finalización de período en vigor con, al menos, un mes de antelación a la fecha de vencimiento, mientras que la compañía debe de hacerlo con dos meses de antelación, como mínimo.

La compañía aseguradora puede cambiar las condiciones de la póliza, tales como las coberturas o el precio, pero en cualquier caso tiene la obligación de comunicártelo con el fin de que estés informado y tu decidas si quieres renovar la póliza o no. De no hacerlo, y a ti no te interesan las nuevas condiciones siempre puedes rescindir el contrato de seguro aunque haya pasado el vencimiento, siempre con comunicándosela a la compañía en tiempo y forma.

Es frecuente que a lo largo de un año cambien tus circunstancias personales o bien cambien las coberturas que ofrece la póliza que tienes contratada, por eso es muy importante que, antes del vencimiento y con plazo suficiente, compruebes que las condiciones y las coberturas siguen siendo adecuadas para ti y, por lo tanto, te interese renovar la póliza.

En cualquier caso, hay que tener claro que al contratar una póliza de seguros estamos firmando un contrato, lo que supone que ambas partes tienen derechos y obligaciones que debes conocer, tanto para cumplir éstas cuando sea necesario como para reclamar tus derechos cuando pienses que no se han visto atendidos.
Wait while more posts are being loaded