Profile cover photo
Profile photo
Faysal Mnawar “‫المسافر‬‎” almusafir
404 followers -
Captar momentos únicos, especiales, realzar detalles, buscar otra forma de ver la vida. الحمد لله
Captar momentos únicos, especiales, realzar detalles, buscar otra forma de ver la vida. الحمد لله

404 followers
About
Faysal Mnawar “‫المسافر‬‎” almusafir's posts

Post has attachment

Post has attachment
Los escasos datos que sobre Muhya Bent al-Tayyani o al-Qurtubiyya se tienen son recogidos por grandes estudiosos de la época y la poesía andalusí, Mahmud Sobh y Teresa Garulo, entre otros. Muhya provenía de una familia cordobesa de extracción humilde. Siendo hija de un vendedor de higos, Wallada, hija de Muhammad III al-Mustakfi, uno de los últimos califas cordobeses de la familia de los Omeya, se fijó en ella, posiblemente, en el momento que llevaba la fruta a su casa. O también por asistir a las reuniones literarias celebradas en palacetes privados, jardines o casas de campo en donde los nobles y los poetas organizaban sus fiestas, en calidad de esclavas sirviendo el vino, cantoras o músicas; se sabe que en Al-Andalus algunas mujeres célebres tomaban parte de estas reuniones en calidad de invitadas como es el caso de la célebre princesa Wallada, de quien se dice que tenía "un salón literario" donde ella misma actuaba como anfitriona.

Como dicen sus biógrafos, "Wallada se prendó de Muhya y se ocupó de que recibiera una esmerada educación, hasta el punto de que aprendió el arte de la poesía". El derrocamiento y muerte de su padre Al-Mustakfi se produce en Uclés en 1024 y alguno de los poemas de Muhya está fechado entre el 1025 y el 1050, lo que invita también a situar la juventud de la muchacha en esta etapa de Wallada.

Según cronistas e historiadores era una mujer de gran belleza, cuidados modales en la vida palaciega, y poeta satírica, además de ágil y veloz en el ingenio y en el insulto. A pesar de la protección de la princesa Wallada, parece no fue muy leal a su benefactora, no se sabe por qué razón, aunque ella se excusaba en motivos morales, reprobando la libertad de su señora, la satirizó, aireando sus intimidades en poemas. Así, acabaría convertida en enemiga acérrima de su mecenas.

Existen dudas de ciertos autores, entre ellos Henri Pérès, sobre la posible relación lésbica entre ambas. Rafael M. Mérida Jiménez, por ejemplo, apunta que acabó siendo una amante despechada y celosa de los amores de la princesa Wallada e Ibn Zaydun. Se han conservado tres poemas de Muhya, de los cuales dos son sátiras muy bruscas y bastante eróticas. Una de ellas está dirigida contra Wallada. El juego más habitual era el del nombre de Wallada que significa "la que da a luz". Por lo cual, Aragón Huerta propone la teoría de que Wallada tenía algún hijo ilegítimo. Satirizándola en estos versos donde alude a unos pasajes del Corán que representan a la Virgen apoyándose en una palmera, que por indicación divina hace caer sobre ella dátiles frescos y maduros. "Wallada ha dado a luz y no tiene marido, se ha desvelado el secreto, ha imitado a María más la palmera que la Virgen sacudiera para Wallada es un pene erecto". Sus versos son de una frescura y descaro sorprendentes, de entre los traducidos, hay uno dedicado a un enamorado que a Muhya le ha mandado unos melocotones que ella compara con los pechos "de las bellas", para acabar diciendo que ese fruto deja en ridículo "el glande de los penes".

"Oh tú, que das melocotones a tu amada, ¡bienvenida esa fruta que a las almas alegra! Su redondez imita el pecho de las doncellas. Más la cabeza humilla los penes". En él puede verse con claridad que no ha sido escrito con el fin de incitar al hombre, sino responde más al desenfado y libertad de expresión de las mujeres del harén.

En el tercero de los poemas conservado, un enamorado asegura "defender su boca de los merodeadores", pudiera esconder una crítica a su maestra y más concretamente a uno de los versos que Wallada llevaba bordados sobre los hombros de sus vestidos: "Doy mis besos a quien lo solicite… Aleja de la aguada de sus labios a cuantos la desean, igual que la frontera se defiende de cuantos la asedian, a una la defienden los sables y las lanzas, y a aquéllos los protege la magia de sus ojos". En una gran cultura como la andalusí, el amor y el enamorarse se consideraba como un acto cultural, un arte y un juego con reglas fijas, para ambas culturas cristiana y musulmana, una mujer que expresara sus sentimientos amorosos en una poesía, resultaba motivo de escándalo.

A pesar del erotismo evidente de su obra, una mujer que habla de otra mujer y tiene el coraje de hacerlo en un lenguaje reservado a los hombres, será admirada por las generaciones siguientes gracias a su lengua mordaz y comparada con el poeta famoso Ibn ar-Rumi, como señala al-Maqqari.

Las poetisas andalusíes son un fenómeno excepcional tanto de la literatura medieval mundial como de la literatura musulmana en general, respecto al grado de la emancipación femenina, aunque no en el sentido como la entendemos hoy en día en la sociedad moderna, ya que superó a la sociedad cristiana. Normalmente, las mujeres sabias andalusíes solían recibir educación en gramática, estudio del Corán y lectura de los autores árabes clásicos. Además, varias de las poetisas, como señalan las fuentes árabes, recibían una formación especial que las cultivó en la composición de versos. Se reconocen dos temas principales tratados por las poetisas andalusíes: erótico-amoroso y panegírico.

Estas escasas manifestaciones de la expresión literaria femenina fueron frenadas a causa de los cambios sociales y culturales que se produjeron al establecerse el Califato Omeya.

Post has attachment

Post has attachment
Programa de Canal Sur, los reporteros, del año 1991. En este reportaje trataron sobre los trabajadores de la Alhambra, y sobre los últimos habitantes de la Alhambra.

Post has attachment
Salieron de Argentina en enero de 2009 con la idea de viajar por Nueva Zelanda durante tres meses. En la primera semana ya se dieron cuenta de que necesitarían bastante más tiempo, porque el mundo es demasiado grande y la vida, demasiado corta. Siete años después, todavía están viajando. Después de su primer viaje a Irán sintieron la necesidad de transmitir lo que los medios no suelen mostrar. Así nació Eliminando Fronteras, un viaje en el que recorrieron Asia en autostop, desde Filipinas hasta Turquía, con el objetivo de eliminar la frontera más peligrosa: la que nosotros mismos creamos. Fueron 46.574 kilómetros en 926 vehículos, todos los tramos terrestres fueron hechos exclusivamente a dedo y ninguno de los conductores era un asesino en serie.

Viajaron con monjes budistas, políticos en campaña, campesinos, militares y nuevos ricos chinos. Los acusaron de terroristas, un camionero solitario se puso mimoso con Jota y un cerdo enfurecido con el que compartieron espacio en un camión quiso comerles las piernas, pero terminó vomitando sobre sus mochilas. Pasaron una tarde con presos de una cárcel filipina, varios días en una casa de refugiados iraníes, acamparon enfrente de la mansión del presidente de Tayikistán y rezaron con musulmanes en una mezquita de Malasia.

Post has attachment

Post has shared content

Post has attachment
Durante décadas, la comunidad científica creyó que Huelva, la Onoba romana, había sido solo un pequeño poblado de pescadores. Sin embargo, el trabajo de Lucía Fernández, arqueóloga de la Universidad de Huelva, está contribuyendo a desvelar el auténtico pasado monumental de la ciudad y su papel como enclave estratégico de primer orden en la época imperial. Los estudios de Lucía Fernández sobre las necrópolis de la zona, además, han revelado la importante influencia religiosa de fenicios y púnicos en los onubenses del momento.

Post has attachment
Dos torres presidían el Arenal sevillano y servían de guardianas del puerto y la ciudad de los intrusos que llegaran por el río. La Torre del Oro es una torre albarrana, que estaba unida por un lienzo de muralla al recinto amurallado de la urbe. En su origen solo tenía un cuerpo, Pedro I construyó el segundo y aquí la vemos completa, tras el alzado del tercer cuerpo de Sebastián Van Der Borcht en 1760 también director de obras de la Fábrica de Tabacos o autor del palco de la Maestranza.

Restos de esa muralla podemos encontrar hoy en el interior del edificio de Previsión Española en el Paseo de Colón, y en un recodo la Torre de la Plata, una torre octogonal que probablemente estuviera en cierto modo encalada, dando así su nombre. Esa muralla que la unía con la del Oro fue derribada en parte en 1821. Por ello esta visión que os presentamos, Postigo del Carbón incluido, correspondería a finales del siglo XVIII o primeros años del XIX.

Post has attachment
La vuelta al mundo en moto es un sueño que mucha gente cree que no puede hacer por tiempo y dinero. Pero y ¿si te dijera que se puede en tu mes de vacaciones y ahorrando menos de 100 euros al mes?
Wait while more posts are being loaded