Profile cover photo
Profile photo
Sandra Toro
"Things that can't move learn to see" (Louise Glück)
"Things that can't move learn to see" (Louise Glück)
About
Posts

Post has attachment
JEAN RHYS - ELLEN KENNEDY (según ST)

Me estoy preparando para un período largo de soledad
que creo que va a empezar muy pronto,
Me bajé dos canciones deprimentes nuevas
Puse una copia de Good Morning, Midnight abajo de la almohada para una referencia rápida
Imprimí los acordes de todas las canciones de Morrisey que sé así me las puedo cantar
Sola en mi cuarto
hay pocas cosas que hacen falta de verdad
para calmarme
Mientras pienso una forma simple, limpia y efectiva de matarme,
con el mínimo estrés para la persona que tenga que encontrar y disponer de mi cadáver
Pero es probable que no encuentre nunca una manera
porque es probable que no me mate nunca
Nada más me voy a quedar tirada en mi cama ahogándome con las almohadas
mientras escucho las cuatro canciones que decías que eran tus preferidas
y a lo mejor me queme un poco con la plancha
en ocasiones especiales
Y la próxima vez que esté en una estación de subte,
me pare un poquito más allá de la línea amarilla
O la próxima vez que esté en tu departamento
a lo mejor trate un poco más.


(De "Sometimes My Heart Pushes My Ribs", 2009).

Post has attachment
POEMAS DE ERICA JONG
Una lectura El poeta viejo con la cara llena de arrugas, con los yámbicos saltándole en el pelo como pulgas, con todas las enmiendas de su cuerpo desdiciéndolo, camina hacia el podio. Está a punto de decirnos cómo llegó a esto. Después del terremoto Después...
POEMAS DE ERICA JONG
POEMAS DE ERICA JONG
el-placard.blogspot.com

Post has attachment
Ciega, a través de la larga barrera del sufrimiento, durante un mes, remonta el río de la vida, natación atroz.
Paciente, en lo innombrable inflado, vuelve a trazar sus formas elegantes, teje de nuevo la camisa de su piel fina. La curación está allí. Mañana cae la última venda. Mañana...

Post has attachment
(Hoy Sylvia Plath cumpliría 86 años)

¿Qué es eso detrás de ese velo? ¿es feo?, ¿es hermoso?
¿Brilla, tiene pechos, tiene filos?

Estoy segura de que es único, estoy segura de que es lo que quiero.
Cuando estoy cocinando, callada, siento que me mira y piensa:

"¿Esta es ante la que tengo que aparecer?
¿Esta es la elegida, la de las ojeras negras y la cicatriz?

La que pesa la harina y elimina el sobrante
ateniéndose a las reglas, las reglas, las reglas.

¿Esta es la de la anunciación?
¡Dios mío, qué risa!"

Pero no para de brillar, creo que me quiere.
No me importaría si fueran huesos o un broche de perlas.

Igual, este año no pretendo demasiado de un regalo.
Después de todo, si estoy viva es por casualidad.

Me hubiera matado con gusto la otra vez de una forma o de otra.
Ahora están estos velos, que resplandecen como cortinas,

Las sedas diáfanas de una ventana en enero
blancas como sábanas de bebé y destellando con el aliento de los muertos ¡Oh, marfil!

Ahí debe haber un colmillo, una columna fantasma.
¿No ves que no me importa lo que sea?

¿No me lo vas a dar?
No tengas vergüenza —a mí no me importa si es chiquito.

No seas malo, estoy preparada para la enormidad.
Sentémonos, uno de cada lado, a admirar su destello,

su barniz, su variedad espejeante.
Comamos nuestra última cena en él, como en un plato de hospital.

Yo sé por qué no vas a dármelo,
estás aterrorizado

El mundo va estallar en un alarido, y con él tu cabeza
repujada en bronce, un escudo antiguo,

una maravilla para tus bisnietos.
No te asustes, no es tan así.

Solamente voy a agarrarla y a quedarme a un costado en silencio.
Ni siquiera me vas a oír abrirla, ni un crujido de papel,

ni una cinta al caerse, ni un grito al final.
No creo que me reconozcas tanta discreción.

Si hubieras sabido cómo los velos estaban asesinándome los días.
Para vos son nada más que transparencias, aire puro.

Pero, por Dios, las nubes son como algodón.
Ejércitos de nubes. Son monóxido de carbono.

Dulce, dulcemente inspiro,
llenándome las venas de invisibles, del millón

de motas probables que fastidian los años de mi vida.
Te vestiste de plata para la ocasión. Oh, máquina de sumar—

¿Para vos es imposible dejar que algo se vaya, y que se vaya entero?
¿Tenés que estampar todo de púrpura?

¿Tenés que matar todo lo que podés?
Una cosa quiero hoy, y solamente vos podés dármela.

Está delante de mi ventana, grande como el cielo.
Respira desde mis sábanas, el punto muerto y frío

donde las vidas separadas se congelan y endurecen hasta hacerse historia.
No lo dejes venir por correo, de mano en mano.

No lo dejes llegar de boca en boca, o para cuando terminen de entregármelo
voy a tener sesenta años y voy a estar demasiado entumecida para usarlo.

Nada más dejá caer el velo, el velo, el velo.
Si fuera la muerte

admiraría su gravedad tan honda, sus ojos sin tiempo.
Sabría que fuiste serio.

Entonces habría cierta nobleza, habría un cumpleaños.
Y el cuchillo no tallaría sino que penetraría

limpio y puro como el llanto de un bebé,
y el universo fluiría de mi costado.


("Un regalo de cumpleaños", Sylvia Plath, según ST)

POEMAS DE SYLVIA PLATH
POEMAS DE SYLVIA PLATH
el-placard.blogspot.com

Post has attachment
Un día después del otro.
Encajan todos.
Perfectos.

("Un día", ROBERT CREELEY, según ST)
POEMAS DE ROBERT CREELEY
POEMAS DE ROBERT CREELEY
el-placard.blogspot.com

Post has attachment
"Hemos vivido juntos tanto abismo
que sin ti todo parece superficie,
órbita de simulacros que resbalan,
tensión sin extensiones,
vigilancia de cuerpos sin presencia.

Hemos perdido juntos tanta nada
que el hábito persiste y se da vuelta
y ahora todo es ganancia de la nada,
el tiempo se convierte en antitiempo
porque ya no lo piensas.

Hemos callado y hablado tanto juntos
que hasta callar y hablar son dos traiciones.
dos sustancias sin justificación,
dos sustitutos.

Lo hemos buscado todo,
lo hemos hallado todo,
lo hemos dejado todo..."
POEMAS DE ROBERTO JUARROZ
POEMAS DE ROBERTO JUARROZ
el-placard.blogspot.com

Post has attachment
Vivimos en un mar
de blanco esperando caer.
Una de nosotras no es como mi madre y soy yo. Soy yo.
Mis ojos casi siempre están cerrados.

Mi madre sabe
cómo hacer que nieve. Nunca nos
vemos los pies. Nuestras faldas terminan donde empieza la escarcha.
Mi hermana se viste de armiño. Yo tengo una cintura fina.

Los rulos no me los hago más. ¿Para qué molestarme?
Quiero a mi hermana pero odio a mi madre
aunque todas seamos una pieza.
El zaczac interminable. El fragmento desgarrado.

Todavía vivimos donde nos dejaste la última vez—
entre el palacio en el que guardás tu invierno
y el jardín de verano del sucedáneo del emperador.
¿Te oí decir China? Si es así, tenés razón.

Vivimos en la cima del continente
que contiene tal pobreza. Tal contaminación.
Tal belleza escalofriante. Siempre una montaña.
Siempre un biombo. Veladuras blancas

sobre mí. Yo no me comporto
como mi madre. Me asomo más allá.
Lo que hago aniquila el espejo de China
pero no la montaña.

Ni al hombre que se aleja.
Mi madre dice echá más nieve pero yo no puedo
evitar pensar.
Hay más para el ser que la borradura.

Te equivocás, dice ella. No te pusiste tu capa.

("La Sra. Otoño y sus dos hijas", Mary Jo Bang, según ST)
POEMAS DE MARY JO BANG
POEMAS DE MARY JO BANG
el-placard.blogspot.com

Post has attachment
Hay quienes,
no importa qué les des,
también quieren la luna.

El pan,
la sal,
la carne blanca y la roja,
y todavía tienen hambre.

La cama matrimonial
y la cuna,
y siguen con los brazos vacíos.

Les das la tierra,
su propia tierra bajo los pies,
y se lanzan al camino.

Y el agua: cavá el pozo más hondo,
nunca será suficiente
para beber en él la luna.

("La queja de Adán", Denise Levertov, según ST).

Post has attachment
CERCA DE LA NADA - PAUL BOWLES
En el
principio era el barro, y el sonido de la respiración, y ninguno
de nosotros estaba seguro de dónde estaba. Cuando
nos enteramos, era demasiado tarde. Ahora
no puede pasar nada salvo lo que tenga que pasar. Y
después estuve solo, y no importó. Porque
...
CERCA DE LA NADA - PAUL BOWLES
CERCA DE LA NADA - PAUL BOWLES
el-placard.blogspot.com

Post has attachment
"El tacto, único sentido de la verdad material, percibe aquello que no es perceptible para el ojo, dicho de otra manera, el ojo como órgano de la distancia se puede engañar con la realidad de las cosas, sin embargo, el tacto nos puede informar, en primer lugar, sobre los puntos ciegos de nuestro propio cuerpo, como proyectado hacia el exterior en el mundo de los objetos. Sin esta posibilidad seríamos incapaces de aprehender con nuestro cuerpo los objetos externos a él, porque éste último podría quedar como una especie de espejismo desprovisto toda felicidad de verificación"
LA MIRADA DEL CIEGO - EVGEN BAVCAR
LA MIRADA DEL CIEGO - EVGEN BAVCAR
el-placard.blogspot.com
Wait while more posts are being loaded