El fregadero Integrity by Cosentino, fabricado en una única pieza de Silestone, fue toda una innovación en el campo de las encimeras de cocina del siglo XXI. Desde el lanzamiento de este producto, encimera y fregadero han quedado unidos y para siempre y perfectamente combinados. Así, con esta nueva incorporación, la ruptura de espacios y materiales en la cocina es ya inexistente. Esta serie de fregaderos surgió con un primer modelo, ONE, que se distingue por su forma redondeada; y a comienzos de este año se lanzó el modelo DUE, con un diseño caracterizado por el predominio de las líneas rectas.
Photo
Shared publiclyView activity