Profile cover photo
Profile photo
Juan Guerrero
1,864 followers -
Me sigues, te sigo; cuenta conmigo. Homófobos, xenófobos, machistas y racistas abstenerse, gracias: podéis seguir a Marine le Pen o a Trump.
Me sigues, te sigo; cuenta conmigo. Homófobos, xenófobos, machistas y racistas abstenerse, gracias: podéis seguir a Marine le Pen o a Trump.

1,864 followers
About
Juan's posts

Post is pinned.Post has attachment

Pues sí, me caso mañana. Así pues, aunque sea metafóricamente...


SUENAN... CAMPANAS DE BODA


Entre cálidas ternuras, mis latidos
retumban como perdidos; su hermosura,
la canción de los sentidos, entonada
por dos cantores heridos; reencontrados
tras un tiempo de tropiezos bienvenidos
pues hasta ti me han traído. O a la inversa,
tu camino recorrido entre amarguras
hacia mí te ha conducido, concluyendo
en dos cuerpos seducidos, y dos almas
navegando hacia un sino ineludible:
bebernos juntos el vino, compartiendo
un voto que es juramento: pues os digo
que no amar eternamente ese momento...

... es imposible.


©®Juan Guerrero.
Photo

Post has attachment


Un poema es un acto de amor. Es la forma que tiene el alma de exclamar en silencio: soy.


©®Juan Guerrero.
Photo

Post has attachment


Un poema es un acto de amor. Es la forma que tiene el alma de exclamar en silencio: soy.



©®Juan Guerrero.
Photo

Post has attachment

EL JARDÍN SECRETO.

Cuentan que había, en el centro exacto de aquel jardín, casi invisible tras un muro de enredaderas, un naranjo que nunca daba fruto: sus flores perfumaban perpetuamente el aire, y cuando los dos amantes pasaban ante él en sus innumerables paseos se decían: es como nuestro amor: nunca dará retoños pero no es estéril, pues su aroma y su hermosura acrecientan la belleza y la variedad del mundo y merece existir por sí mismo. Pero debe existir en secreto.

Y así ocurrió que un día, mientras retozaban tras las enredaderas en un lecho de tulipanes y azucenas, fueron vistos por una doncella que se había extraviado por los laberínticos senderos y tuvo un atisbo del jardín secreto y de lo que allí acontecía. Escandalizada, acudió en cuanto pudo a contárselo a la cocinera, que a su vez se confió a un lacayo; y de este modo el rumor corrió por todas partes hasta que llegó a oídos del Señor del Palacio, que bramando de furia ordenó que buscasen a los amantes y diesen muerte a uno de ellos para servir como ejemplo: pues un amor tal no podía existir en su reino.

Pero la doncella, arrepentida al conocer las terribles consecuencias de su indiscreción, corrió hacia el secreto jardín dentro del jardín que los soldados aún tardarían un tiempo en encontrar y avisó a los amantes, suplicando su perdón. Ellos sonrieron tristemente y le dieron las gracias: siempre habían temido que llegase este día y estaban preparados. Ni todo el poder del rey - la tranquilizaron - conseguirá separarnos.

Y cuando la doncella partió y en la distancia se escuchaban los pasos de las botas de los soldados, se tendieron a la sombra del naranjo y con un pequeño puñal de plata él cortó con ternura las venas de su amado y después las suyas propias; y cogidos de la mano y acunados por el soñoliento zumbar de las abejas pasaron dulcemente al otro lado mientras su sangre alimentaba la tierra que tanto amaban.

Han transcurrido siglos y donde antaño se extendieron los jardines ahora hay varios edificios de oficinas. Pero de vez en cuándo, aquellos de mente abierta pueden ver a los amantes salir de las paredes recorriendo los inalcanzables senderos, aspirando el aroma de azahares invisibles entre los escritorios y besándose bajo los - estos sí - frutos eternos de su amor inmortal.



©®Juan Guerrero.
Photo

Post has attachment

RENACER

Caminaba paso a paso a través del estrecho sendero de su propia noche, balanceándose en la oscuridad junto a las orillas de la tierra; pues aunque el sol brillaba como en el amanecer de las horas pintando el mar de cielo y todo resplandecía a su alrededor, sentía que se internaba más y más en la sombra de un mundo que ya no comprendía, del que había desaparecido la magia, el color, la misma vida.

Ella se había ido, y con su marcha se había llevado su alma.

Entonces vio a la sirena sobre la roca, y por un momento creyó que sus ojos le traicionaban. Estaba sentada de costado, con la cabeza inclinada hacia atrás, su cabello derramándose como una cascada de plata; y como plata relucían las escamas de su cola, que se movía perezosamente devolviendo toda la luz al día. Y supo sin saber cómo que era real, lo sintió en el hueco donde había estado su corazón; y en su interior ascendió como la marea la certeza de que aún estaba vivo y de que la magia no estaba muerta, sólo momentáneamente perdida.

Una ola estalló sobre la roca con dedos de espuma, y cuando el mar se retiró ya no estaba allí.

Quizá nunca había estado.

Pero ese breve atisbo le había devuelto su alma.



©®Juan Guerrero.
Photo

Post has attachment

NUPCIAS (II)

Tuya es la culpa por pedirlo
mía es la culpa por decir sí
nuestra es la culpa por amarnos...

... así.


©®Juan Guerrero.
Photo

Post has attachment

HAIKU: NUPCIAS

En esta vida
todos fueron ensayos:
tú eres la obra.


*©® Juan Guerrero*.
Photo

Post has attachment

MARES


Durante un momento me vuelvo hacía la pizarra, cierro los ojos y me permito evocar tu piel.

Tu piel, con ese aroma a mares siempre por explorar

a canto de sirenas y tritones al que no me puedo resistir

ni quiero.


Pero abro los ojos, doy la espalda a tu oleaje y continúo con la clase

sabiendo que

esta tarde

nadaré en tus corrientes

y me sumergiré

exaltado

enamorado

impaciente

en el azul salino de tus vastas profundidades.



©®Juan Guerrero.
Photo

Post has attachment

Para mi amor, con gratitud.

CANTA CONMIGO

Canta conmigo de nuevo la canción de todas las primaveras, pues ya no importan las estaciones ni los ciclos inevitables del tiempo; vístete de blanco conmigo y paseemos riendo bajo el cielo encapotado, pues la lluvia no nos toca y el viento siempre sopla a favor de nuestros pasos; enlacemos las manos en la oscura sala mientras en la pantalla la película se desvanece bajo el tacto de los dedos y el latido de algo que está naciendo y creciendo en lo que fue desolación; dame tus labios repletos de fuego en la eterna llanura cubierta de flores imperecederas; siéntate sobre mis piernas y suspira cuando yo suspiro, gime cuando yo gimo al paso de la tormenta que nos arrastra más allá de la voluntad y el deseo. Pues ha llegado el momento de recoger lo que fue sembrado, el fruto palpable y pleno de los días y morderlo, morderlo hasta quedar saciados, sabiendo con cada bocado que hay más.

Mucho más.

Y es todo nuestro.


©®Juan Guerrero.
Photo

Post has attachment

BOCETOS

En las letras
como en la vida
hay historias que quedan en el aire
inconclusas,
con un aroma a lo que pudo haber sido
flotando en el viento de los días
de los años
hasta convertirse en la mera evocación ocasional
de un boceto inacabado
para bien
sobre papel envejecido por el tiempo.


©®Juan Guerrero.
Photo
Wait while more posts are being loaded