En la nueva versión de "El libro de la selva" se han cargado a Baloo. El mensaje era demasiado subversivo. Ahora es un triste y viejo acaparador de miel que explota a un Mowgli innovador y fundador de una start-up de la selva para recolectar más. Así paga su deuda con el oso, (y no encaja que de eso surja una amistad). La actitud acaparadora de este Baloo se contradice con la canción. No es que se ensalce a este oso pero ha desaparecido aquella conformidad vitalista de la otra versión, inaceptable para el imaginario colectivo de nuestros días.

Con ello se censuran las nociones de abundancia natural suficiente, conformidad y ocio feliz sin necesidad de mayor ambición material. En su lugar se alimenta el mito de la escasez [http://dfc-economiahistoria.blogspot.com/…/el-gran-mito-de-… ], por ejemplo en la escena previa de los animales que le roban al hambriento niño, o en la insatisfacción permanente de Baloo, opuesta a la actitud de su antecesor. Es la escasez que necesita el mercado para imponer un precio y la necesidad de un duro trabajo. Sin embargo la escasez artificial, el precio como único valor y el trabajo productivo incesante son precisamente las nociones que nos traerán una verdadera escasez futura por la sobre-explotación de la naturaleza http://ecorablog.blogspot.com.es/…/el-exceso-de-trabajo.html]. La escena que falta, (y que habría podido salvar en parte esta valoración), es una colmena devastada que al año siguiente no producirá nada.

En principio da la impresión de que critican el rentismo del oso en favor de la innovación con gran potencial productivo representada por Mowgli, pero el "dispositivo de poder" está en mostrarnos lo fructífero de la asociación entre el explotador y el innovador, enseñándonos a disculpar al primero. Lo que en ningún caso se plantean es que ese productivismo pueda no ser una virtud. Eso es lo que se ha eliminado en la esperanza de que nadie vuelva a ver la versión "anticuada". En aquella versión Baloo no trabajaba más de lo necesario pero trabajaba bien. La prueba es que le enseñaba a Mowgli las técnicas eficaces y eficientes para lograr la comida. Ese es el camino, diferenciar un virtuoso “buen hacer” de un insostenible, frustrante y limitador de la vida “hacer demasiado”.

Otros mensajes velados:
- El oso tacha de "propaganda" las reglas de la selva recitadas por la manada y enseña a incumplirlas. Pero no vemos que hoy día las reglas imperantes son precisamente las de la asociación rentista-innovador.
- Se omite que la innovación es y fue siempre un proceso colectivo, y la tecnología algo que heredaba toda la tribu, mostrando ahora un Mowgli no tan desvalido gracias a su ingenio individual. [http://dfc-economiahistoria.blogspot.com/…/Propiedadintelec… ]
- Los elefantes, ahora dioses o sacerdotes y el ejército en la anterior versión, son venerados y son los que finalmente salvan la selva. Un poder de último recurso enorme y rodeado de secretismo que se debe respetar.
- Mowgli no acaba volviendo a la aldea. No encuentra su lugar en el mundo en un nuevo colectivo afín. En lugar de ello se resalta el individuo líder que concita la admiración de toda la selva globalizada.
- Y desaparece su enamoramiento de la niña. Los únicos personajes femeninos son la abnegada madre y la perversa serpiente Ka, (cuya voz era la de un hombre en la anterior versión).

El ambiente cetrino de esta versión por comparación a la anterior refleja bien el oscurecimiento de los tiempos. El control corporativo de la cultura comercial incluye una fuerte supervisión política, (aprovechándose de lo que tomamos por un mero entretenimiento). Los nuevos creadores tienen un visión decimonónica y como suele ser habitual entre censores, moralistas y adoctrinadores, han empobrecido el guión. Los banqueros se han pedido el papel guay, el que gustaba, el de baloo, y pretenden que la cosa encaje.
https://www.youtube.com/watch?v=Ls0z-ZE47So&feature=youtu.be

Shared publiclyView activity