Profile cover photo
Profile photo
Hi Im Mosca Mosqui
About
Posts

Post has shared content
MUERTO VIVIENTE
Se me ocurrió escribir sobre la muerte, porque se me alucinó de diferentes maneras y quería compartir este loco pensamiento con los que tienen la paciencia de leer. A decir verdad, creo que la edad que tengo me hace alucinar que es una preparación para asumir mi muerte que debe estar pronta a llegar. Yo me imagino que estoy sano, pero con muchos dolores que los considero propios de la edad, y soy feliz a mí manera. De toda forma, no entiendo porque mi alma tiene esta idea que surge constantemente en mi mente.

De joven cuando me enteraba de la muerte de algún amigo, familiar, pariente, o lo veía en las noticias sobre muertes en accidentes, desgracias masivas por efectos de la naturaleza, me parecía irreal, lejano, sentía que para mí nunca llegaría la muerte, no obstante, que en estos casos no sólo fallecen viejos, sino gente de todas las edades.

Pero ahora que ya estoy viejo, pienso que algún día muy cercano moriré, Por eso tengo en mente aprovechar mi vida al máximo, porque el tiempo pasa volando, es demasiado corto, se acaba rápido, así es que debo mejorar mi calidad de vida, en mi alimentación, en el confort, en el esparcimiento sano, etc.

Mi espíritu recién se preocupa de la muerte. Y al ponerlo en conocimiento de mi conciencia, la consideré como enemiga, porque me dejará sin el amor de mi familia y conocidos, porque al morir no podré sentir, tocar, tener amor, divertirme, saciarme, reír, también sentir tristeza y dolor. Me quitará todo. Y eso me causo mucha angustia.

¿Pero porque tengo que preocuparme con estos pensamientos? Después de pelear mentalmente con la muerte, y manifestar mi odio temeroso, al final la he aceptado, y ahora la muerte se ha convertido en mi confidente, ¿Y sabes porque?

Porque la muerte me hace recordar que debo sonreír, soñar, divertirme, perdonar, amar con toda mi alma, sin temor y con todo mi corazón, pero si me lastiman al ser rechazado, por lo menos fui capaz de intentar y sentir un poco de esa sensación sublime de cariño que quise disfrutar.

Cuando alguien muere, se escuchan palabras sentimentales, de dolor, de compasión, de tristeza. Pero si alguna vez todos van a morir, y cuando eso sucede, tienen que afrontar la muerte, porque de todas maneras van a morir, lamentablemente algún día a mi me llegará la hora, por alguna enfermedad, accidente o vejez. Tarde o temprano tendré que morir. Sin embargo ese no es el problema.

El problema es estar muerto en vida, no saber aprovecharla y disfrutarla, tratando de hacer realidad los sueños y fantasías. Ya que de lo contrario es vivir por inercia. Sin poder experimentar lo mejor que nos da la vida.

La mayoría se dirigen a su centro de labores, a su hogar, o sabe Dios a donde y me pregunto cuántas de ellas, estarán muertas en vida, y viven por inercia.
Piensan que es la mejor forma de vivir, haciendo lo que no les gusta, soñando con ser lo que nunca podrán ser, por no tener esas cualidades, porque no estudiaron, no se prepararon, no tuvieron la voluntad de aprender un oficio, no mostraron interés en la oportunidad de ser algo en la vida, y para eso, para lograrlo, hay que esforzarse, nada se logra fácilmente, hay que entrenar, practicar, estudiar.

Por eso el mundo esta al revés, hay profesionales trabajando de taxistas, ambulantes o desempeñándose como obreros y los que eran vendedores ambulantes o mercachifles, ocupando un curul en el congreso. Y muchos no son felices, porque no están cumpliendo su misión en esta vida.

Son muertos en vida, y en verdad hay muchas personas así, que no se dan cuenta que ya están viviendo como unos zombis. Ya no son capaces de ver un atardecer extasiados, ni pueden sorprenderse con algo hermoso, todo les parece tan oscuro y tenebroso, que prefieren dejar de vivir.

La civilización de este mundo te enseña que para ser feliz tienes que cumplir con una filosofía: nacer, crecer, estudiar, graduarte en la universidad, trabajar en una compañía prestigiosa, tener mucho dinero, éxito y poder. Puedes ser exitoso para la sociedad, pero estás muerto en vida, si no eres capaz de ver más allá de esas cosas banales y sin importancia.

Estas muerto si no tienes la visión de ver más allá de un titulo profesional, si no eres valiente en entregar tu corazón al verdadero amor, amando con sinceridad y plenitud, si no tienes ojos para extasiarte con la naturaleza, y sentimiento para dar un abrazo, una sonrisa, una mirada sincera, dar una palabra de aliento.

Estás muerto si no eres comprensivo al ver en la otra persona, más allá de sus malos modales, su rabia, su antipatía, su idiotez. No entender a un ser humano que ha tenido un mal día, o sufre algún mal o ha tenido una desgracia y está deprimido. ¡¡¡Nadie que este feliz, maltrata, o hiere a su semejante, porque está ocupado en disfrutar su felicidad!!!

La vida es dura, y muy triste, lleno de envidias, egoísmos y mucho dolor, de ahí el desamor. Pero en nuestro interior esta ese mundo que podemos crear aunque sea una fantasía, lleno de amor, alegría, para poder dar cariño, abrazos, risas, felicidad, porque de ahí sale la prosperidad, con dicha y felicidad.

¿Y la muerte?

Es tu mejor aliada. Gracias a ella, puedes ver que clase de vida quieres tener. Puedes seguir igual, total, morirás y todo se acabará. O puedes vivir cada día como el último realmente. Quizás mañana ya no estés, pero al menos hoy viviste verdaderamente.

Pero ojo, ten cuidado, no confundas a Dios, con la vida que tú vives, todos somos hijos de Dios y todo lo que pedimos Dios nos los da, pero si tú te vas por el mal camino, de la perdición, la borrachera, los pleitos, los vicios, los daños que recibirás no serán de Dios, sino de la Vida tal cual tú la vives. Así que ya sabes. ¡¡¡HEREJE!!! Ja, ja, ja, ....

Apasiónate por Dios, y no por el Sistema de Creencias.
Serdna Lacnor Yal.
Add a comment...

Post has shared content
MUERTO VIVIENTE
Se me ocurrió escribir sobre la muerte, porque se me alucinó de diferentes maneras y quería compartir este loco pensamiento con los que tienen la paciencia de leer. A decir verdad, creo que la edad que tengo me hace alucinar que es una preparación para asumir mi muerte que debe estar pronta a llegar. Yo me imagino que estoy sano, pero con muchos dolores que los considero propios de la edad, y soy feliz a mí manera. De toda forma, no entiendo porque mi alma tiene esta idea que surge constantemente en mi mente.

De joven cuando me enteraba de la muerte de algún amigo, familiar, pariente, o lo veía en las noticias sobre muertes en accidentes, desgracias masivas por efectos de la naturaleza, me parecía irreal, lejano, sentía que para mí nunca llegaría la muerte, no obstante, que en estos casos no sólo fallecen viejos, sino gente de todas las edades.

Pero ahora que ya estoy viejo, pienso que algún día muy cercano moriré, Por eso tengo en mente aprovechar mi vida al máximo, porque el tiempo pasa volando, es demasiado corto, se acaba rápido, así es que debo mejorar mi calidad de vida, en mi alimentación, en el confort, en el esparcimiento sano, etc.

Mi espíritu recién se preocupa de la muerte. Y al ponerlo en conocimiento de mi conciencia, la consideré como enemiga, porque me dejará sin el amor de mi familia y conocidos, porque al morir no podré sentir, tocar, tener amor, divertirme, saciarme, reír, también sentir tristeza y dolor. Me quitará todo. Y eso me causo mucha angustia.

¿Pero porque tengo que preocuparme con estos pensamientos? Después de pelear mentalmente con la muerte, y manifestar mi odio temeroso, al final la he aceptado, y ahora la muerte se ha convertido en mi confidente, ¿Y sabes porque?

Porque la muerte me hace recordar que debo sonreír, soñar, divertirme, perdonar, amar con toda mi alma, sin temor y con todo mi corazón, pero si me lastiman al ser rechazado, por lo menos fui capaz de intentar y sentir un poco de esa sensación sublime de cariño que quise disfrutar.

Cuando alguien muere, se escuchan palabras sentimentales, de dolor, de compasión, de tristeza. Pero si alguna vez todos van a morir, y cuando eso sucede, tienen que afrontar la muerte, porque de todas maneras van a morir, lamentablemente algún día a mi me llegará la hora, por alguna enfermedad, accidente o vejez. Tarde o temprano tendré que morir. Sin embargo ese no es el problema.

El problema es estar muerto en vida, no saber aprovecharla y disfrutarla, tratando de hacer realidad los sueños y fantasías. Ya que de lo contrario es vivir por inercia. Sin poder experimentar lo mejor que nos da la vida.

La mayoría se dirigen a su centro de labores, a su hogar, o sabe Dios a donde y me pregunto cuántas de ellas, estarán muertas en vida, y viven por inercia.
Piensan que es la mejor forma de vivir, haciendo lo que no les gusta, soñando con ser lo que nunca podrán ser, por no tener esas cualidades, porque no estudiaron, no se prepararon, no tuvieron la voluntad de aprender un oficio, no mostraron interés en la oportunidad de ser algo en la vida, y para eso, para lograrlo, hay que esforzarse, nada se logra fácilmente, hay que entrenar, practicar, estudiar.

Por eso el mundo esta al revés, hay profesionales trabajando de taxistas, ambulantes o desempeñándose como obreros y los que eran vendedores ambulantes o mercachifles, ocupando un curul en el congreso. Y muchos no son felices, porque no están cumpliendo su misión en esta vida.

Son muertos en vida, y en verdad hay muchas personas así, que no se dan cuenta que ya están viviendo como unos zombis. Ya no son capaces de ver un atardecer extasiados, ni pueden sorprenderse con algo hermoso, todo les parece tan oscuro y tenebroso, que prefieren dejar de vivir.

La civilización de este mundo te enseña que para ser feliz tienes que cumplir con una filosofía: nacer, crecer, estudiar, graduarte en la universidad, trabajar en una compañía prestigiosa, tener mucho dinero, éxito y poder. Puedes ser exitoso para la sociedad, pero estás muerto en vida, si no eres capaz de ver más allá de esas cosas banales y sin importancia.

Estas muerto si no tienes la visión de ver más allá de un titulo profesional, si no eres valiente en entregar tu corazón al verdadero amor, amando con sinceridad y plenitud, si no tienes ojos para extasiarte con la naturaleza, y sentimiento para dar un abrazo, una sonrisa, una mirada sincera, dar una palabra de aliento.

Estás muerto si no eres comprensivo al ver en la otra persona, más allá de sus malos modales, su rabia, su antipatía, su idiotez. No entender a un ser humano que ha tenido un mal día, o sufre algún mal o ha tenido una desgracia y está deprimido. ¡¡¡Nadie que este feliz, maltrata, o hiere a su semejante, porque está ocupado en disfrutar su felicidad!!!

La vida es dura, y muy triste, lleno de envidias, egoísmos y mucho dolor, de ahí el desamor. Pero en nuestro interior esta ese mundo que podemos crear aunque sea una fantasía, lleno de amor, alegría, para poder dar cariño, abrazos, risas, felicidad, porque de ahí sale la prosperidad, con dicha y felicidad.

¿Y la muerte?

Es tu mejor aliada. Gracias a ella, puedes ver que clase de vida quieres tener. Puedes seguir igual, total, morirás y todo se acabará. O puedes vivir cada día como el último realmente. Quizás mañana ya no estés, pero al menos hoy viviste verdaderamente.

Pero ojo, ten cuidado, no confundas a Dios, con la vida que tú vives, todos somos hijos de Dios y todo lo que pedimos Dios nos los da, pero si tú te vas por el mal camino, de la perdición, la borrachera, los pleitos, los vicios, los daños que recibirás no serán de Dios, sino de la Vida tal cual tú la vives. Así que ya sabes. ¡¡¡HEREJE!!! Ja, ja, ja, ....

Apasiónate por Dios, y no por el Sistema de Creencias.
Serdna Lacnor Yal.
Add a comment...

Post has shared content
MUERTO VIVIENTE
Se me ocurrió escribir sobre la muerte, porque se me alucinó de diferentes maneras y quería compartir este loco pensamiento con los que tienen la paciencia de leer. A decir verdad, creo que la edad que tengo me hace alucinar que es una preparación para asumir mi muerte que debe estar pronta a llegar. Yo me imagino que estoy sano, pero con muchos dolores que los considero propios de la edad, y soy feliz a mí manera. De toda forma, no entiendo porque mi alma tiene esta idea que surge constantemente en mi mente.

De joven cuando me enteraba de la muerte de algún amigo, familiar, pariente, o lo veía en las noticias sobre muertes en accidentes, desgracias masivas por efectos de la naturaleza, me parecía irreal, lejano, sentía que para mí nunca llegaría la muerte, no obstante, que en estos casos no sólo fallecen viejos, sino gente de todas las edades.

Pero ahora que ya estoy viejo, pienso que algún día muy cercano moriré, Por eso tengo en mente aprovechar mi vida al máximo, porque el tiempo pasa volando, es demasiado corto, se acaba rápido, así es que debo mejorar mi calidad de vida, en mi alimentación, en el confort, en el esparcimiento sano, etc.

Mi espíritu recién se preocupa de la muerte. Y al ponerlo en conocimiento de mi conciencia, la consideré como enemiga, porque me dejará sin el amor de mi familia y conocidos, porque al morir no podré sentir, tocar, tener amor, divertirme, saciarme, reír, también sentir tristeza y dolor. Me quitará todo. Y eso me causo mucha angustia.

¿Pero porque tengo que preocuparme con estos pensamientos? Después de pelear mentalmente con la muerte, y manifestar mi odio temeroso, al final la he aceptado, y ahora la muerte se ha convertido en mi confidente, ¿Y sabes porque?

Porque la muerte me hace recordar que debo sonreír, soñar, divertirme, perdonar, amar con toda mi alma, sin temor y con todo mi corazón, pero si me lastiman al ser rechazado, por lo menos fui capaz de intentar y sentir un poco de esa sensación sublime de cariño que quise disfrutar.

Cuando alguien muere, se escuchan palabras sentimentales, de dolor, de compasión, de tristeza. Pero si alguna vez todos van a morir, y cuando eso sucede, tienen que afrontar la muerte, porque de todas maneras van a morir, lamentablemente algún día a mi me llegará la hora, por alguna enfermedad, accidente o vejez. Tarde o temprano tendré que morir. Sin embargo ese no es el problema.

El problema es estar muerto en vida, no saber aprovecharla y disfrutarla, tratando de hacer realidad los sueños y fantasías. Ya que de lo contrario es vivir por inercia. Sin poder experimentar lo mejor que nos da la vida.

La mayoría se dirigen a su centro de labores, a su hogar, o sabe Dios a donde y me pregunto cuántas de ellas, estarán muertas en vida, y viven por inercia.
Piensan que es la mejor forma de vivir, haciendo lo que no les gusta, soñando con ser lo que nunca podrán ser, por no tener esas cualidades, porque no estudiaron, no se prepararon, no tuvieron la voluntad de aprender un oficio, no mostraron interés en la oportunidad de ser algo en la vida, y para eso, para lograrlo, hay que esforzarse, nada se logra fácilmente, hay que entrenar, practicar, estudiar.

Por eso el mundo esta al revés, hay profesionales trabajando de taxistas, ambulantes o desempeñándose como obreros y los que eran vendedores ambulantes o mercachifles, ocupando un curul en el congreso. Y muchos no son felices, porque no están cumpliendo su misión en esta vida.

Son muertos en vida, y en verdad hay muchas personas así, que no se dan cuenta que ya están viviendo como unos zombis. Ya no son capaces de ver un atardecer extasiados, ni pueden sorprenderse con algo hermoso, todo les parece tan oscuro y tenebroso, que prefieren dejar de vivir.

La civilización de este mundo te enseña que para ser feliz tienes que cumplir con una filosofía: nacer, crecer, estudiar, graduarte en la universidad, trabajar en una compañía prestigiosa, tener mucho dinero, éxito y poder. Puedes ser exitoso para la sociedad, pero estás muerto en vida, si no eres capaz de ver más allá de esas cosas banales y sin importancia.

Estas muerto si no tienes la visión de ver más allá de un titulo profesional, si no eres valiente en entregar tu corazón al verdadero amor, amando con sinceridad y plenitud, si no tienes ojos para extasiarte con la naturaleza, y sentimiento para dar un abrazo, una sonrisa, una mirada sincera, dar una palabra de aliento.

Estás muerto si no eres comprensivo al ver en la otra persona, más allá de sus malos modales, su rabia, su antipatía, su idiotez. No entender a un ser humano que ha tenido un mal día, o sufre algún mal o ha tenido una desgracia y está deprimido. ¡¡¡Nadie que este feliz, maltrata, o hiere a su semejante, porque está ocupado en disfrutar su felicidad!!!

La vida es dura, y muy triste, lleno de envidias, egoísmos y mucho dolor, de ahí el desamor. Pero en nuestro interior esta ese mundo que podemos crear aunque sea una fantasía, lleno de amor, alegría, para poder dar cariño, abrazos, risas, felicidad, porque de ahí sale la prosperidad, con dicha y felicidad.

¿Y la muerte?

Es tu mejor aliada. Gracias a ella, puedes ver que clase de vida quieres tener. Puedes seguir igual, total, morirás y todo se acabará. O puedes vivir cada día como el último realmente. Quizás mañana ya no estés, pero al menos hoy viviste verdaderamente.

Pero ojo, ten cuidado, no confundas a Dios, con la vida que tú vives, todos somos hijos de Dios y todo lo que pedimos Dios nos los da, pero si tú te vas por el mal camino, de la perdición, la borrachera, los pleitos, los vicios, los daños que recibirás no serán de Dios, sino de la Vida tal cual tú la vives. Así que ya sabes. ¡¡¡HEREJE!!! Ja, ja, ja, ....

Apasiónate por Dios, y no por el Sistema de Creencias.
Serdna Lacnor Yal.
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded