Profile cover photo
Profile photo
Mayte martinez caro
429 followers -
Vive y deja vivir
Vive y deja vivir

429 followers
About
Mayte's posts

Post has attachment
.CURSO DE REHABILITACIÓN: SEGURIDAD ESTRUCTURAL Y APLICACIÓN DEL CTE (2ª ed.)
dentro del Plan de Formación Continuada del COAGranada.
22 y 23 de febrero, tardes de 16:30 a 20:30 h. 8 h lectivas

Las materias que tratan las jornadas son de interés para todos los agentes de la construcción, que pueden asimilar métodos en una especialidad que, en el momento presente, se torna de plena actualidad.

Animaos.
Más información en http://coagranada.es/
Photo
Photo
21/2/17
2 Photos - View album

Post has attachment
.#Granada #JuntadeAndalucía #Alhambra #Ayuntamientodegranada #ConfederaciónHidrográficadelGuadalquivir #MurallaNazarí #CerrodelSol #Ruinas #Dejadeces Antena 3 +UNESCO en español​ Noticias Concejales Socialistas de Granada Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España Consejería de Cultura - Junta de Andalucía Vamos, Granada Ciudadanos Por Granada Ciudadanos Partido Popular Noticias Cuatro CanalSur Radio y Televisión IPCE. Instituto del Patrimonio Cultural de España ABC.es El Mundo BBC Mundo Granada por el Mundo 13 TV Telecinco Arqueología Medieval Historia y Arqueología Noticias24.com laSexta l Noticias Canal Patrimonio Consejo Internacional de Monumentos y Sitios. Icomos Perú. UNESCO Patronato de la Alhambra y Generalife Casa de Zafra Bajo Albayzin Asociación Vecinal Historia News24 La Ciudad Accesible Elpais.es ElPeriodico La Vanguardia
+EL ESPAÑOL

¿¿ALGUIEN AMA A GRANADA???

Desde cuando un bien público es propiedad privada???
¿¿¿ Como es posible que los asentamientos ilegales junto a la #MurallaNazarí, #BIC desde 1995, de #SanMiguelAlto , del #BarrancodelAbogado , #FuentedelaBicha o los del #CerrodelSol, #Alhambra, se hayan convertido en espacios descontrolados y ahora tengamos que concederles el favor de reubicarlos con coste a las espaldas de los granadinos??
Suelen ser personas venidas de otras ciudades o países al olor del poco o ningún control que existe sobre esos asentamientos ilegales en espacios protegidos por parte de las entidades competentes, solamente las denuncias de los vecinos alertan cuando ya tienen montadas sus viviendas y se hacen resistentes al abandono, amén de que son personas de las que tampoco se tiene ninguna información sobre sus actividades más o menos delictivas, que más de un susto le han dado a algunas personas que han tenido la "osadía" de disfrutar de esos parajes públicos, también algunas de esas cuevas ilegales se hacen conexiones a la luz y el agua con el riesgo que eso supone, también las ponen en venta, montan negocios sin control, tienen animales peligrosos que los entrenan para peleas de perros y también de gallos....
El grave problema es que los políticos desde su sillón no pueden arreglar este gravísimo problema que muchas veces es también de seguridad y salubridad de unas personas que viven en circunstancias muy peligrosas!!! 
PhotoPhotoPhotoPhotoPhoto
16/2/17
7 Photos - View album

Post has attachment
.#Granada #Cuento #Fotografía #SafeCreative

El traje nuevo del Emperador

Hace muchos años había un Emperador tan aficionado a los trajes nuevos, que gastaba todas sus rentas en vestir con la máxima elegancia.
No se interesaba por sus soldados ni por el teatro, ni le gustaba salir de paseo por el campo, a menos que fuera para lucir sus trajes nuevos. Tenía un vestido distinto para cada hora del día, y de la misma manera que se dice de un rey: “Está en el Consejo”, de nuestro hombre se decía: “El Emperador está en el vestuario”.

La ciudad en que vivía el Emperador era muy alegre y bulliciosa. Todos los días llegaban a ella muchísimos extranjeros, y una vez se presentaron dos truhanes que se hacían pasar por tejedores, asegurando que sabían tejer las más maravillosas telas. No solamente los colores y los dibujos eran hermosísimos, sino que las prendas con ellas confeccionadas poseían la milagrosa virtud de ser invisibles a toda persona que no fuera apta para su cargo o que fuera irremediablemente estúpida.

¡Deben ser vestidos magníficos! pensó el Emperador. Si los tuviese, podría averiguar qué funcionarios del reino son ineptos para el cargo que ocupan. Podría distinguir entre los inteligentes y los tontos. Nada, que se pongan enseguida a tejer la tela. Y mandó abonar a los dos pícaros un buen adelanto en metálico, para que pusieran manos a la obra cuanto antes.

Ellos montaron un telar y simularon que trabajaban; pero no tenían nada en la máquina. A pesar de ello, se hicieron suministrar las sedas más finas y el oro de mejor calidad, que se embolsaron bonitamente, mientras seguían haciendo como que trabajaban en los telares vacíos hasta muy entrada la noche.

«Me gustaría saber si avanzan con la tela»-, pensó el Emperador. Pero había una cuestión que lo tenía un tanto cohibido, a saber, que un hombre que fuera estúpido o inepto para su cargo no podría ver lo que estaban tejiendo. No es que temiera por sí mismo; sobre este punto estaba tranquilo; pero, por si acaso, prefería enviar primero a otro, para cerciorarse de cómo andaban las cosas. Todos los habitantes de la ciudad estaban informados de la particular virtud de aquella tela, y todos estaban impacientes por ver hasta qué punto su vecino era estúpido o incapaz.

«Enviaré a mi viejo ministro a que visite a los tejedores pensó el Emperador. Es un hombre honrado y el más indicado para juzgar de las cualidades de la tela, pues tiene talento, y no hay quien desempeñe el cargo como él».

El viejo y digno ministro se presentó, pues, en la sala ocupada por los dos embaucadores, los cuales seguían trabajando en los telares vacíos. «¡Dios nos ampare! pensó el ministro para sus adentros, abriendo unos ojos como naranjas. ¡Pero si no veo nada!». Sin embargo, no soltó palabra.

Los dos fulleros le rogaron que se acercase y le preguntaron si no encontraba magníficos el color y el dibujo. Le señalaban el telar vacío, y el pobre hombre seguía con los ojos desencajados, pero sin ver nada, puesto que nada había. «¡Dios santo! pensó. ¿Seré tonto acaso? Jamás lo hubiera creído, y nadie tiene que saberlo. ¿Es posible que sea inútil para el cargo? No, desde luego no puedo decir que no he visto la tela».

-¿Qué? ¿No dice Vuecencia nada del tejido? -preguntó uno de los tejedores.

¡Oh, precioso, maravilloso! -respondió el viejo ministro mirando a través de los lentes. ¡Qué dibujo y qué colores! Desde luego, diré al Emperador que me ha gustado extraordinariamente.

-Nos da una buena alegría -respondieron los dos tejedores, dándole los nombres de los colores y describiéndole el raro dibujo. El viejo tuvo buen cuidado de quedarse las explicaciones en la memoria para poder repetirlas al Emperador; y así lo hizo.

Los estafadores pidieron entonces más dinero, seda y oro, ya que lo necesitaban para seguir tejiendo. Todo fue a parar a sus bolsillos, pues ni una hebra se empleó en el telar, y ellos continuaron, como antes, trabajando en las máquinas vacías.

Poco después el Emperador envió a otro funcionario de su confianza a inspeccionar el estado de la tela e informarse de si quedaría pronto lista. Al segundo le ocurrió lo que al primero; miró y miró, pero como en el telar no había nada, nada pudo ver.

-¿Verdad que es una tela bonita? -preguntaron los dos tramposos, señalando y explicando el precioso dibujo que no existía.

«Yo no soy tonto pensó el hombre, y el empleo que tengo no lo suelto. Sería muy fastidioso. Es preciso que nadie se dé cuenta». Y se deshizo en alabanzas de la tela que no veía, y ponderó su entusiasmo por aquellos hermosos colores y aquel soberbio dibujo.

-¡Es digno de admiración! -dijo al Emperador.

Todos los moradores de la capital hablaban de la magnífica tela, tanto, que el Emperador quiso verla con sus propios ojos antes de que la sacasen del telar. Seguido de una multitud de personajes escogidos, entre los cuales figuraban los dos probos funcionarios de marras, se encaminó a la casa donde paraban los pícaros, los cuales continuaban tejiendo con todas sus fuerzas, aunque sin hebras ni hilados.

¿Verdad que es admirable? -preguntaron los dos honrados dignatarios. Fíjese Vuestra Majestad en estos colores y estos dibujos -y señalaban el telar vacío, creyendo que los demás veían la tela.

«¡Cómo! pensó el Emperador. ¡Yo no veo nada! ¡Esto es terrible! ¿Seré tan tonto? ¿Acaso no sirvo para emperador? Sería espantoso».

¡Oh, sí, es muy bonita! dijo. Me gusta, la apruebo. Y con un gesto de agrado miraba el telar vacío; no quería confesar que no veía nada.

Todos los componentes de su séquito miraban y remiraban, pero ninguno sacaba nada en limpio; no obstante, todo era exclamar, como el Emperador: ¡oh, qué bonito!, y le aconsejaron que estrenase los vestidos confeccionados con aquella tela en la procesión que debía celebrarse próximamente. ¡Es preciosa, elegantísima, estupenda! corría de boca en boca, y todo el mundo parecía extasiado con ella.

El Emperador concedió una condecoración a cada uno de los dos bribones para que se las prendieran en el ojal, y los nombró tejedores imperiales.

Durante toda la noche que precedió al día de la fiesta, los dos embaucadores estuvieron levantados, con dieciséis lámparas encendidas, para que la gente viese que trabajaban activamente en la confección de los nuevos vestidos del Soberano. Simularon quitar la tela del telar, cortarla con grandes tijeras y coserla con agujas sin hebra; finalmente, dijeron: -¡Por fin, el vestido está listo!

Llegó el Emperador en compañía de sus caballeros principales, y los dos truhanes, levantando los brazos como si sostuviesen algo, dijeron:

-Esto son los pantalones. Ahí está la casaca. -Aquí tienen el manto... Las prendas son ligeras como si fuesen de telaraña; uno creería no llevar nada sobre el cuerpo, mas precisamente esto es lo bueno de la tela.

-¡Sí! -asintieron todos los cortesanos, a pesar de que no veían nada, pues nada había.

¿Quiere dignarse Vuestra Majestad quitarse el traje que lleva -dijeron los dos bribones para que podamos vestirle el nuevo delante del espejo?

Quitose el Emperador sus prendas, y los dos simularon ponerle las diversas piezas del vestido nuevo, que pretendían haber terminado poco antes. Y cogiendo al Emperador por la cintura, hicieron como si le atasen algo, la cola seguramente; y el Monarca todo era dar vueltas ante el espejo.

¡Dios, y qué bien le sienta, le va estupendamente! -exclamaban todos. ¡Vaya dibujo y vaya colores! ¡Es un traje precioso!

-El palio bajo el cual irá Vuestra Majestad durante la procesión, aguarda ya en la calle - anunció el maestro de Ceremonias.

Muy bien, estoy a punto -dijo el Emperador. ¿Verdad que me sienta bien? - y volviose una vez más de cara al espejo, para que todos creyeran que veía el vestido.

Los ayudas de cámara encargados de sostener la cola bajaron las manos al suelo como para levantarla, y avanzaron con ademán de sostener algo en el aire; por nada del mundo hubieran confesado que no veían nada. Y de este modo echó a andar el Emperador bajo el magnífico palio, mientras el gentío, desde la calle y las ventanas, decía:

-¡Qué preciosos son los vestidos nuevos del Emperador! ¡Qué magnífica cola! ¡Qué hermoso es todo!

Nadie permitía que los demás se diesen cuenta de que nada veía, para no ser tenido por incapaz en su cargo o por estúpido. Ningún traje del Monarca había tenido tanto éxito como aquél.

-¡Pero si no lleva nada! -exclamó de pronto un niño.

-¡Dios bendito, escuchen la voz de la inocencia! -dijo su padre; y todo el mundo se fue repitiendo al oído lo que acababa de decir el pequeño.

-¡No lleva nada; es un chiquillo el que dice que no lleva nada!

-¡Pero si no lleva nada! -gritó, al fin, el pueblo entero.

Aquello inquietó al Emperador, pues barruntaba que el pueblo tenía razón; mas pensó: «Hay que aguantar hasta el fin». Y siguió más altivo que antes; y los ayudas de cámara continuaron sosteniendo la inexistente cola.

FIN

Hans Christian Andersen
Photo

Post has attachment
.Manda güevos la cosa, que sea la garante de la #Justicia en la #Juntadeandalucia precisamente quién se salte la ley porque estos señores, por llamarlos de alguna manera, hayan estado gobernando nuestra comunidad autónoma y aleguen que no lo han hecho a sabiendas, es tanto como llamarnos gilipollas a todos los #andaluces, en fin...

La sorprendente absolución del exconsejero Alonso da esperanzas a Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Hasta ahora el desconocimiento de la ley no eximía de su cumplimiento, pero no ha sido así para un consejero andaluz.

La tesis que ha sentado el tribunal, presidido nada menos que por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río, es que puede perpetrarse una ilegalidad, pero no ser injusta por no hacerse a sabiendas lo que se estaba perpetrando. Para los demás mortales, la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento, pero en el caso del exconsejero de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso no ha sido así.

Con esta sentencia renace la esperanza en una absolución de los imputados en la pieza política de los ERE, porque sienta el principio de que es posible cometer una ilegalidad sin tener consciencia de que se está cometiendo, ni ser injusta, algo que apuntalaría las defensas de Manuel Chaves y José Antonio Griñán, entre otros.

Una "conducta reprochable"

La sentencia admite que los tres nombramientos irregulares e impropios del consejero que recayeron en personas afines a él mismo y al PSOE andaluz fueron irregulares. Tales nombramientos –que se consideran popularmente enchufes-, "revelan decisiones irregulares –ilegales– para las que el ordenamiento jurídico no facultaba al titular de la Consejería, a cuyo criterio no queda convertir esos puestos de trabajo, creados por decretos del Consejo de Gobierno para alcanzar finalidades específicas, en puestos con funciones distintas y alejadas del centro de destino".

Es más, el tribunal admite que la del consejero es una "conducta reprochable". Dicen los jueces que se han encontrado "ante una conducta irregular, no amparada en la normativa y reprochable administrativamente, que afecta a la imagen y credibilidad de la Administración".

Y, sin embargo, lo han absuelto y lo han hecho por unanimidad. Recuérdese que el tribunal estaba compuesto por tres magistrados presididos por Lorenzo del Río, un reconocido simpatizante socialista bien tratado por la Junta de Andalucía que ocultó que le pagaba los alquileres de su vivienda en Granada, y Juan José Ruiz Rico, que incluso fue militante socialista en la década de los 80. Sin embargo, el instructor del caso fue otro simpatizante socialista, Miguel Pasquau que sí vio delito en el comportamiento del ex consejero. La Fiscalía incluso llegó a pedir cárcel para el ex consejero.

Tres socialistas en cargos que ni ejercieron

Luciano Alonso nombró a su amigo socialista de Málaga, Luis Guerrero, como director del Centro Andaluz de Flamenco con sede en Jerez. Guerrero ni siquiera visitó la sede que teóricamente debía dirigir.

Alejandro J. Cárdenas, otro de los nombrados al margen de toda norma, era "hijo de Carmen Peñalver, íntima amiga de la consejera y miembro destacado del PSOE de Jaén, del que fue secretaria general provincial, además de alcaldesa de Jaén y delegada de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía en esa provincia" precisa la Fiscalía.

También nombró a María Centeno, "hija y sobrina de destacados dirigentes del PSOE de Málaga" que, según la Fiscalía, fue informada de que, "a pesar de ostentar el cargo de directora de la Filmoteca de Andalucía y percibir el sueldo que a este puesto correspondía, no iba a desempeñar función alguna relacionada con el mismo".

La Fiscalía sopesa recurrir la sentencia

Inicialmente, la Fiscalía solicitó para el exconsejero 14 años de inhabilitación por el delito de prevaricación administrativa, pero en el juicio rebajó dicha petición a nueve años de inhabilitación y sumó un nuevo delito de falsedad documental por el que interesó para Luciano Alonso cinco años de cárcel, multa de 12.000 euros y otros cinco años de inhabilitación.

Tras la sentencia, la Fiscalía La Fiscalía Superior de Andalucía sopesa recurrir la sentencia que absuelve al exconsejero Luciano Alonso de un delito de prevaricación administrativa por el que fue juzgado a finales de enero en relación a los nombramientos de Luis Guerrero Jiménez, como director del Centro Andaluz del Flamenco (CAF), y de Alejandro J. Cárdenas y María Centeno como directores consecutivos de la Filmoteca de Andalucía.

La Fiscalía Superior de Andalucía sopesa recurrir la sentencia que absuelve al exconsejero Luciano Alonso y así lo anunciaron a Europa Press fuentes del Ministerio Público tras una "primera lectura" de la sentencia absolutoria de Sala de lo Civil y Penal del TSJA, contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo. La previsión es que el fiscal que ha llevado el caso tome una decisión en firme en los próximos días, una vez que pueda analizar con detenimiento la resolución.

Post has attachment
.#Andalucía #Granada #Fuentesymanantiales #Humedales #Patrimonio #Fotografía #SafeCreative

La Fuente de Palmones se encuentra en el borde norte de la Turbera de Padul, junto al Ojo Oscuro, lugar muy conocido en toda la comarca, que da agua a la zona lacustre. Se sitúa por debajo de la antigua carretera nacional, a la salida de Padul en dirección de Dúrcal. Las aguas son recogidas en una alberca de riego, a la que en otros tiempos acudían los niños del pueblo a bañarse en verano.

#Andalucía 

Post has attachment
.#Granada #Albayzin #PatrimoniodelaHumanidad #BIC #Leyendas #Fotografía #SafeCreative

LEYENDAS DEL CARMEN DE LAS TRES ESTRELLAS

EL PASADO ESCONDIDO

El Carmen de las Tres Estrellas, en el Albayzin, oculta una larga historia de tertulias literarias, leyendas ancestrales e inspiración de novelas que gozaron de enorme éxito en el siglo XIX.

Un cartel anuncia fríamente:

“Se vende”.

Parece casi una humillación para un lugar que una vez fue tan señorial, tan rico de cultura, tan acogedor para las letras.

Escondida en un rincón del Albayzn, en la calle Estrella, se oculta con rubor el Carmen de las Tres Estrellas, una antigua mansión morisca que ha ido desvencijándose con el paso de los años.

Es una casa venida a menos. Pero una casa con mucha historia. Un hermoso carmen todavía.

La calle Estrella es una calle quebrada, muy árabe, silenciosa. Un lugar de poco tránsito que impone cierto escalofrío en los meses del invierno. Es una calle recóndita, evitable. Incluso podría decirse que ignorada.

Ahí se alberga el Carmen de las Tres Estrellas.

Debe su nombre a las tres estrellas de color verde que aparecen de forma vertical en el centro del arco de la puerta de entrada.

Cuenta #EnriqueVillarYebra en su libro Albayzin, de 1966, que las “tres estrellas son el símbolo de la eterna felicidad que los genios que moran en las aguas de los estanques, en el aire y en las flores, concedieron a tres bellísimas princesas moras que allí vivieron, enamorados de la hermosura física y del bondadoso carácter de aquellas jóvenes”.

La casa experimentó a lo largo de lo siglos diferentes modificaciones, por lo que alberga en sí el aire morisco original con restos mudéjares o los arabescos que se le impusieron en el siglo XIX para darle un aire más oriental.

Durante el Romanticismo hubo en la ciudad una moda que llegó al paroxismo de que todo debía tener un aire árabe y se pasó por alto lo que era genuinamente granadino en la época de Al-Ándalus.

Pero cuando el Carmen de las Tres Estrellas alcanzaría su máximo esplendor sería a finales del siglo XIX.

Se convirtió en una casa auténticamente señorial en manos del escritor Antonio Joaquín Afán de Ribera y González de Arévalo (1834-1906), un hombre perteneciente a una familia de abolengo de la sociedad granadina, miembro de la Cofradía del Avellano en la que estaba también #ÁngelGanivet e impulsor de numerosas tertulias intelectuales en la ciudad.

En aquellas tertulias se hacía apodar Gaudete el Viejo para diferenciarse de Melchor Almagro San Martín, conocido como Gaudete el Joven.

Autor de obras teatrales, de libros de poemas y de obras de carácter costumbrista como A orillas del Dauro:

novelas, artículos y leyendas (1875), Fiestas populares de Granada (1885) o Los días del Albayzin: tradiciones, leyendas y cuentos granadinos (1886), Antonio Joaquín Afán de Rivera se dedicó a organizar cada domingo del año (excepto en los meses de invierno) animadas tertulias culturales en el Carmen de las Tres Estrellas.

Francisco de Paula Villarreal y Valdivia escribía en 1888 (citado por Villar Yebra en Albayzin) sobre el carmen:

“En nuestros tiempos sirve de lugar de recreo a un cultivador de las musas y más de una tradición granadina, de las muchas que ha escrito, habrá sido inspirada, sin duda alguna, contemplando los históricos recuerdos de la famosa Casa de las Tres Estrellas”.

Afán de Ribera creó la que llamó Academia del Carmen de las Tres Estrellas, una tertulia que estuvo funcionando durante casi treinta años. A ella asistía un escritor que, con el paso del tiempo, sería uno de los más famosos de la España del siglo XIX: Manuel Fernández y González.

Nacido en Sevilla en 1921, hijo de madre granadina, la familia se trasladó a Granada cuando él era un niño.

Fernández y González fue un escritor precoz que, con sólo 14 años, ya había escrito una novela.

También estrenó en el Teatro Isabel la Católica su drama El bastardo y el rey.

De carácter impetuoso, hay una anécdota que refleja muy bien su carácter: solía subir a diario a la Alhambra.

Un día se compró unos anteojos con los que solía fisgar, desde la Alhambra, en las ventanas abiertas del Albayzin.

Así fue cómo se enamoró de la hija de panadero: espiándola con los anteojos. Al final logró que ella aceptase ser su novia.

El escritor iba a visitar a diario a la mujer en el Albayzin.

Como en esa época el barrio, dada la oscuridad de sus calles y su disposición laberíntica, era propicio a los asaltos y los robos, Fernández y González se hizo con una pistola.

Pero un día, en casa de un orfebre, vio una réplica de la espada de Boabdil y la adquirió.

A partir de entonces, iría al Albayzin con la espada envuelta en una capa.

Fernández y González se inspiró en el Carmen de las Tres Estrellas para escribir obras como Los monfíes de las Alpujarras o Martín Gil, obras que le propiciaron un enorme éxito.

De ahí que hoy haya una placa en la fachada que lo califica de “insigne poeta de alma granadina”.

El escritor, ya casado con su novia, se trasladó a Madrid y se convirtió en un prolífico autor de novelas y folletines.

Era tal su ritmo de producción que escribía dos obras simultáneas dictándole a sus secretarios, entre quienes se encontraba Vicente Blasco Ibáñez.

Sin embargo, un vida disipada y llena de alcohol haría que muriera casi arruinado en 1888.

Sus obras siguieron manteniendo el éxito.

Ahora, el carmen que inspiró tertulias, relatos, acrecentó leyendas y sugirió un pasado lleno de princesas y genios de los estanques, aparece bronco, humillado, triste en un rincón del Albayzin.

Un cartel de “Se vende” anuncia que hay un pasado que concluyó para siempre.
PhotoPhotoPhotoPhotoPhoto
11/2/17
6 Photos - View album

Post has attachment
.#Granada #Rutasporlasalud #SierraNevada #Ocio

La asociación #AmigosdelRiñón organiza una ruta maravillosa el día 19 de febrero con el lema
"Camina para prevenir la PQRAD"

Enlace para que conozcas que es la PQRAD y lo que hacen por nuestra salud:

http://www.renalamigos.com/
Photo
Wait while more posts are being loaded