Profile cover photo
Profile photo
Eric Grants
131 followers -
Demasiado lejos para estar cerca y demasiado cerca para dejarlo irse lejos, y así con todos los momentos de mi vida
Demasiado lejos para estar cerca y demasiado cerca para dejarlo irse lejos, y así con todos los momentos de mi vida

131 followers
About
Eric's posts

Post has attachment

Post has attachment
Ya estoy comenzando a actualizar el contestador, perdón por la tardanza y muchas gracias por todos los mensajes... Algunos como este:
http://writtenrumors.com/contestador-automatico-2/

Si quieres participar desde la web:
http://writtenrumors.com/contacto/

Si lo quieres hacer desde tu mail:
contestarumores@gmail.com

Muchísimas gracias a todos los que ya lo habéis hecho

Post has attachment
El contestador automático sigue en marcha. 
Aprovechando mis vacaciones y aunque sea martes, voy a proponer un pequeño juego en el que se os pedirá que nombréis una canción que esté ligada a algún momento importante, curioso, divertido, triste, alegre o simplemente fugaz en vuestras vidas, con la posibilidad de que alguien coincida 
¿Donde lo envio? 
contestarumores@gmail.com
Os espero.

Post has attachment
Doce meses para identificar lo que puede cambiar la vida.
Hoy... Octubre



Siguiendo el rastro de los tres vasos vacíos que coronaban la parte derecha de la barra del bar, la mirada tropezaba con la cabeza de Martín, que yacía rendida sobre ésta con un preocupado aire inerte. A su lado, un individuo con gabardina gris y aspecto desaliñado que lo observaba con curiosidad y quizás demasiada empatía, sacó de su bolsillo un billete de veinte euros y lo puso junto a la cara del derrotado, que reaccionó levemente alzando la vista.

–¿Qué hace? No necesito su dinero.
–Tranquilo muchacho, lo compartiremos.
–¿Compartir? Créame que no es lo que más me apetece ahora, además no le conozco de nada.
–¿Y no piensa que es una buena ocasión para hacerlo?
–No me apetece nada y estoy borracho ¿no me ve?
–¿Borracho? la ebriedad es un estado mental, y no tienes aspecto de ser tumbado por tres copas, bastante suaves según puedo adivinar por su aliento.
–¿Se dedica a analizar a gente extraña?
–Digamos que me dedico a conversar con gente a la que creo que, después de analizarla, lo necesitan demasiado.

Martín dudó y el individuo vio como ese alto muro de desprecio y de pocos amigos acababa de quebrarse a la mitad e insistió.

–Vamos chico, no te hará daño hablar con un desconocido, a veces es la mejor opción, y no seas desconfiado, no pretendo robarte, me cuesta una media de dos o tres minutos terminar de bajarme de esta silla de bar para ponerme en pie, soy totalmente inofensivo.

Martín sonrió levemente y se giró al completo hacia él.

–Me llamo Martín _dijo ofreciendo la mano.
–Yo soy Roy, encantado.
–¿Roy?
–Sí, nací en Escocia, mis padres emigraron a España cuando yo tenía 6 años, y después de varias vueltas alrededor del mundo, he vuelto.
–¿Por trabajo?
–Por necesidad, pero no estamos aquí para hablar de mi vida.

Martín bajó la mirada.

–Y yo no sé si es buena idea hacerlo de la mía.
–No existen las ideas buenas o malas, simplemente son ideas, y siempre están mejor fuera, dentro queman.
–No sabría por donde empezar Roy.
–Por lo que estés pensando ahora. Empieza por ahí, no tengas miedo.

Tres golpes en la puerta interrumpieron el leve sonido relajante de la lluvia y apareció ella, sin paraguas, empapada, con el pelo pegado a su cara y con aquellos preciosos ojos teñidos de rojo que delataban toda una noche de lágrimas. < > Es todo lo que dijo antes de entrar como una exhalación y, sin quitarse la ropa mojada, cayó desplomada en el sofá y reanudó el llanto.

–¡No puedo Martín! Me siento la mujer más sucia, la más perra, la peor persona de la tierra, pero no puedo...
–¿De qué estás hablando Clara?
–No puedo estar con él mientras pienso en ti, y tal como me miras, no creo que sea la única.
–A ver, creo que no entiendo demasiado bien todo esto, me ha pillado por sorpresa quizás y...

Clara se levantó y lo besó.

–Se me paró el mundo Roy. Te prometo que tuve que ponerme la mano en el corazón porque pensé que había dejado de latir. Aquella noche todo ocurrió en contra de mi plena voluntad, pero la amaba, la amaba tanto que falté a mi palabra y me fallé a mí mismo.
–¿Pero?
–Pero no me la merecía, nunca lo hice.
–¿Por qué dices tal cosa Martín? Ella decide quien se la merece o no, las mujeres son mucho más inteligentes que el hombre, confía en mí.
–Ella tendría que estar con él y no conmigo.
–¿Él?
–Jorge Martín tragó saliva. Él la quería más que a su propia vida y sí se la merecía.
–Quizás le haga falta tiempo, pero creo que, si de verdad es tu amigo, finalmente el tiempo curará la herida y volverá a ti.

Martín comenzó a lagrimear.

–Jorge, te juro que yo no quería que pasara.
–¿No? ¿Y pretendes que me lo crea? Joder Martín, me cago en la puta, eras como mi hermano _Lloraba.
–He venido a hablar contigo para decirte que intenté hablar con ella, decirle que recapacitara, que eras el hombre de su vida, que...
–¿El hombre de su vida? Seguro que lo pensabas mientras te la follabas ¿no?
–No pasó nada más tío ¿Por qué no me crees? He venido aquí hecho una mierda por un puto beso ¿Crees que sería capaz de llegar más lejos? ¡Vamos Jorge!
–¿Tengo que darte las gracias encima?
–Yo no estoy diciendo eso y lo sabes. Sólo intento que entiendas que fue un beso, que ha confundido amistad con amor y que yo no siento absolutamente nada por ella _mintió.
–¡No puedo quitármelo de la cabeza! ¿No lo entiendes?
–Lo siento, de verdad, pero sigo pensando lo mismo, ella quiere estar contigo, pero estos últimos meses no han sido fáciles y _Cayó de repente.
–¿y?
–Nada, que no han sido fáciles.
–No creo que el cambio de trabajo haya sido para tanto y menos para tres meses fatales que llevamos, así que no me digas idioteces, no quiero saber nada más de ti, ni de ella, quiero que desaparezcáis de mi vida y ni os molestéis en buscarme.

Jorge cogió sus cosas y desapareció mientras Martín le gritaba suplicándole que se quedara, que aún tenía cosas que decirle, pero hizo oídos sordos y terminó marchándose por completo...

< > fue la razón que el policía le dio cuando apareció a las dos de la madrugada en su casa para notificarle la muerte de Jorge en un accidente de tráfico. Se salió de la carretera y terminó cayendo por un precipicio por el que según el agente, ni siquiera llegó al fondo con vida.

–Y te sientes culpable, claro.
–Soy culpable Roy, el sentirme o no es indiferente.
–No eres culpable, al menos, desde mi punto de vista, y eso, evidentemente, no hace que ellos si lo sean, simplemente la vida no es fácil, y algunas cosas tienen que suceder porque están reservadas para nosotros.
–Él era la mejor persona del mundo, no se merecía eso.
–Que la vida nos tenga reservadas algunas cosas no quiere decir que nos la merezcamos o no, simplemente tienen que ocurrir y nadie es más o menos responsable que nadie.
–Aquello nunca tuvo que pasar.
–Pero pasó Martín, y analiza la palabra, "pasó", es pasado, no hay manera de recuperarlo.
–Ella tenía cancer Roy.

El escocés se quedó helado, y entonces entendió aquel empeño por parte de ella.

–Ahora sí me suena lógico.
–¿Lógico?
–Ella se encontró de repente con la noticia de que su vida tenía fecha de caducidad, y fue eso lo que terminó de mostrarle de quien estaba realmente enamorada, y es por esa misma razón que no podía morir sin decirlo, sin hacerlo... Sin sentirlo.
–Eso mismo me dijo ella.
–Lo sé, es totalmente normal. Tú no tuviste culpa de que ella hubiera estado enamorada de ti toda su vida, no fuiste culpable de que Jorge decidiera irse sin terminar de escuchar la verdad porque se la ibas a terminar contando ¿me equivoco?
–No, no te equivocas.
–Quizás todo habría cambiado, pero si no fue así es porque no tenía que ser. Todo ocurrió como tuvo que ocurrir.
–Quizás tengas razón, pero yo desde entonces no vivo. Tengo el corazón roto y no tengo el alma ni la fuerza suficiente para poder reconstruirlo.
–Es muy reciente Martín, date tiempo ¿Cuanto hace?

El semblante de su cara cambió.

–Diez años.

Entonces Roy entendió que estaba roto, roto de verdad.




Imagen cortesía de jurek d.

Post has attachment
Doce meses para identificar lo que puede cambiar la vida.
Hoy... Octubre

Post has attachment

Post has attachment
Doce meses para identificar lo que puede cambiar la vida.
Hoy... Octubre

Post has attachment
Doce meses para identificar lo que puede cambiar la vida.
Hoy... Octubre

Post has attachment
Doce meses para identificar lo que puede cambiar la vida.
Hoy... Octubre
Wait while more posts are being loaded