Senegal un país con más de 12 millones de habitantes, con graves problemas sociales y donde el 56% de su población aproximadamente se encuentra en estado de pobreza, es ahora mismo un ejemplo a seguir en materia de gestión pesquera. Un país donde la gente lucha para sobrevivir en su día a día, su nuevo Gobierno ha tomado una decisión que puede cambiar el rumbo de las pesquerías. La semana pasada el Gobierno senegalés canceló todos los permisos de pesca para los arrastreros pelágicos extranjeros, grandes buques pesqueros factoría que calan sus redes capturando todo lo que encuentran a su paso. Más info en: http://bit.ly/J4ONmc
Shared publiclyView activity