Profile cover photo
Profile photo
Ximena Patricia Curay Correa
39 followers -
La literatura es un medio de evasión muy saludable, permite recargar las energías y retornar a la realidad... ES TAN SALUDABLE QUE CONVERTIR ESTE MEDIO DE EVASIÓN EN PRAXIS DE VIDA, NO VENDRÍA NADA MAL.
La literatura es un medio de evasión muy saludable, permite recargar las energías y retornar a la realidad... ES TAN SALUDABLE QUE CONVERTIR ESTE MEDIO DE EVASIÓN EN PRAXIS DE VIDA, NO VENDRÍA NADA MAL.

39 followers
About
Posts

Post has attachment

Post has attachment
Video producido por estudiantes de la Unidad Educativa Técnico Salesiano en coordinación con el Área de Lengua y Literatura. Agradecimientos especiales a la productora MV que nos coloboró con cámaras y asesoramiento. "Solo en sueños somos realmente libres"

El día que yo misma me vuelva palabra e irremediablemente escoja ser poesía construiré mi casa en la nota más aguda de una canción, no usaré ropa para que todos me posean y fecundaré mis jardines con los sudores de Ilitía y Laquesis. 

Post has attachment

Post has attachment
NO SEAS UN "SUBDESARROLLADO CIBERNÉTICO"

Post has attachment

Post has shared content
¡GRITO POR LESBIANAS Y HETEROS, GRITO POR HOMBRES Y MUJERES: GRITO EN CONTRA DE LA VIOLENCIA!
Karina, éste más que un homenaje, es la oportunidad para prevenir que muchas personas pierdan a su mejor amiga como yo te perdí.  Confieso que me haces falta, constantemente te sueño y te recuerdo.  Déjame ser tu voz por unos instantes, en honor a esa amistad tan leal que jamás podré recuperar: ¡Karina Torres fue asesinada este año en Azogues, enamorarse le costó la vida!
Son muchas las posiciones que giran en torno a la homosexualidad. Así, se despilfarran teorías en favor o en contra. No es extraño encontrarnos con extremos, aquellos capaces de cometer pedofilia o incesto en nombre de su orientación, y aquellos capaces de cometer asesinato en nombre de la homofobia. Cualquiera de las dos posiciones las repugno.
De lo más detestable que oído, es que los homosexuales son “antinaturales”, “depravados” y “antireligiosos”. La verdad, no creo que mi amiga haya sido de otro planeta, por el contrario, era bastante natural porque le gustaba el sexo, pues es natural que a todas las personas normales nos guste. De lo que me contaba –y vaya que me contaba- nunca cayó en la perversión. Es momento de abrir la mente, si hablamos de depravados sexuales, los hay entre los heterosexuales, entre los transexuales, entre los bisexuales; como diría el adagio popular, de todo hay en la viña del Señor.
Dios es la concepción más pura que porto en mi vida,  y sin importar las críticas que se ha hecho a la Santa Iglesia Católica, - ese es tema para otro ensayo- , me declaro cristiana. Es así que creo que para alcanzar el ideal de santidad de familia, lo oportuno es la heterosexualidad. Pero también, creo que Dios es inmensamente amor, que nos regaló un libre albedrío, y que con cada pecado nos permite la catarsis. Señores católicos y cristianos del mundo, Dios no aborrece al homosexual ni no quiere su pecado. El pecado es permitido para someternos al crisol. Si lo vemos de esta manera, un homosexual incluso sería más amado por Dios que cualquier heterosexual. El pastor busca a la oveja diferente, a la que no está en el rebaño.
Y ella, claro que creía en él, los últimos días me contaba que oraba en las noches y le pedía que calme su dolor. A veces pienso que Dios se la llevó para que no sufra más. Si de principios se trata, esto de los principios también es un paradigma pero hablando dentro de este concepto, ella era la más de las fieles. Tenía una relación de años en la que, como su amiga me consta que fue enteramente  leal. Tenía su hogar, sus cosas y sobre todo amor. ¡Y a sus amigas!, hasta ahora recuerdo cómo nos recibía, en su boca no existía la palabra ¡no!, ni ¡nunca!
El apocalipsis empezó cuando descubrió que su pareja, su esposa por el corazón y no por las leyes, la engañaba. Una ruptura de una pareja lesbiana es tan dolorosa como la ruptura de una pareja heterosexual. En ese momento mi amiga conoció la humillación, el dolor, la tristeza. No culpo a su ex pareja de su muerte, fue Karina quien tomó decisiones y escogió su rumbo, pero si marco esto como el inicio. 
En estas circunstancias tuve el encuentro más magnífico con mi amiga,  desnudas cara a cara con nuestras historias similares, descubrimos la importancia de renacer. Y a ella le debo la valentía que ahora porto. Nadie debe truncar sus sueños por depender de otra persona. La dignidad humana no nos permite humillarnos, mendigar amor y obtener migajas. El amor principal – en mi caso porque soy cristiana- es a Dios, y luego de ello,  viene el amor propio.
Es muy triste ver cómo parejas que aún no  llegan al matrimonio y que ya tiene problemas de agresión física. ¿Por qué continuar con una relación dañina? Lo único en lo que podría acabar es en un matrimonio infeliz y con violencia. ¡Reaccionemos! El matrimonio no cambia a las personas, el violento soltero, después de unos años, será es un violento casado. Lo correcto es terminar con esa relación de raíz. En esos momentos puede ser doloroso pero es mejor sufrir por un momento que de por vida.
Si la violencia se da en el matrimonio, aunque todo mundo se oponga, critique o no crea, – me refiero a padres, familiares y sociedad en general-, lo mejor es hablar. Decir la verdad libera y emancipa. Hablar es poner un límite racional a la irracionalidad de la que proviene el maltrato. Las leyes van a proteger nuestra integridad, sea o hombre o mujer la víctima de agresión. El peor enemigo de la felicidad es el silencio.
Y hablando de razón, esa es el elíxir  en el que se gestan nuestras utopías. Estudiar nos hará valientes para enfrentarnos a la vida y también abrirá varios caminos de entre los cuales escogeremos qué rumbo seguir. Cuando fui víctima de maltrato recuerdo que una profesora de la universidad me limpió las lágrimas, me puso una crema  cicatrizante y me dijo: - ahora mijita entra allí y estudia porque solo esto es tu futuro, tu felicidad no está en un hombre, sino en tu independencia y en la capacidad que tengas de hacer lo que te gusta… Te recuerdo Kary, cuando al fin empezabas a levantarte de tanto dolor y en medio de todo tu orden, filmábamos pequeños cortos o escribíamos algunos textos que purificaban nuestra alma. Nuestros sueños nos hicieron libres.
El error que cometiste amiga, fue precipitarte a una relación, sé que por iras y tal vez por impulso, a una relación sin curarte enteramente. ¡Quién se imaginaría que allí encontrarías la muerte! ¡Estas cosas que no entiendo, si apenas empezabas a levantarte, apenas empezaba a sentirte nuevamente viva! Hoy lloro tu ausencia y grito en contra de la homofobia. Sociedad, humanos del mundo, la homosexualidad no mata, lo homofobia sí, saquémonos esos paradigmas de porquería y degradación que hemos gestado en nuestro reducido cerebro. No todos los homosexuales son depravados, antinaturales ni antireligiosos. Conocí a una lesbiana, una de mis mejores amigas, y fue buena, leal, fiel, y una guerrera.
También Kary hoy grito, y grito con fuerza, porque me enseñaste a no callarme nunca en contra de la violencia. ¡Nadie tiene derecho a maltratarnos! El agresor (a) primero minimiza psicológicamente a la víctima, con palabras, humillaciones, desprecios, y luego golpea, maltrata y viola. Y hoy me desgarganto, que lo sepa Cuenca, el mundo y las estrellas, nunca volveré a caer en el maltrato. Suplico y obligo a quienes este en estas circunstancias que hablen, revelen, denuncien. Hablar nos hace libres. Pero hablar requiere un proceso, estudiemos, superémonos logremos nuestros utopías. ¡Y por más que grito mi voz no se apaga, Kary en donde quiera que estés hoy hablé por ti, de ti, contigo!... Dios estará pesando, de segur, lo buena que has sido.

¡GRITO POR LESBIANAS Y HETEROS, GRITO POR HOMBRES Y MUJERES: GRITO EN CONTRA DE LA VIOLENCIA!
Karina, éste más que un homenaje, es la oportunidad para prevenir que muchas personas pierdan a su mejor amiga como yo te perdí.  Confieso que me haces falta, constantemente te sueño y te recuerdo.  Déjame ser tu voz por unos instantes, en honor a esa amistad tan leal que jamás podré recuperar: ¡Karina Torres fue asesinada este año en Azogues, enamorarse le costó la vida!
Son muchas las posiciones que giran en torno a la homosexualidad. Así, se despilfarran teorías en favor o en contra. No es extraño encontrarnos con extremos, aquellos capaces de cometer pedofilia o incesto en nombre de su orientación, y aquellos capaces de cometer asesinato en nombre de la homofobia. Cualquiera de las dos posiciones las repugno.
De lo más detestable que oído, es que los homosexuales son “antinaturales”, “depravados” y “antireligiosos”. La verdad, no creo que mi amiga haya sido de otro planeta, por el contrario, era bastante natural porque le gustaba el sexo, pues es natural que a todas las personas normales nos guste. De lo que me contaba –y vaya que me contaba- nunca cayó en la perversión. Es momento de abrir la mente, si hablamos de depravados sexuales, los hay entre los heterosexuales, entre los transexuales, entre los bisexuales; como diría el adagio popular, de todo hay en la viña del Señor.
Dios es la concepción más pura que porto en mi vida,  y sin importar las críticas que se ha hecho a la Santa Iglesia Católica, - ese es tema para otro ensayo- , me declaro cristiana. Es así que creo que para alcanzar el ideal de santidad de familia, lo oportuno es la heterosexualidad. Pero también, creo que Dios es inmensamente amor, que nos regaló un libre albedrío, y que con cada pecado nos permite la catarsis. Señores católicos y cristianos del mundo, Dios no aborrece al homosexual ni no quiere su pecado. El pecado es permitido para someternos al crisol. Si lo vemos de esta manera, un homosexual incluso sería más amado por Dios que cualquier heterosexual. El pastor busca a la oveja diferente, a la que no está en el rebaño.
Y ella, claro que creía en él, los últimos días me contaba que oraba en las noches y le pedía que calme su dolor. A veces pienso que Dios se la llevó para que no sufra más. Si de principios se trata, esto de los principios también es un paradigma pero hablando dentro de este concepto, ella era la más de las fieles. Tenía una relación de años en la que, como su amiga me consta que fue enteramente  leal. Tenía su hogar, sus cosas y sobre todo amor. ¡Y a sus amigas!, hasta ahora recuerdo cómo nos recibía, en su boca no existía la palabra ¡no!, ni ¡nunca!
El apocalipsis empezó cuando descubrió que su pareja, su esposa por el corazón y no por las leyes, la engañaba. Una ruptura de una pareja lesbiana es tan dolorosa como la ruptura de una pareja heterosexual. En ese momento mi amiga conoció la humillación, el dolor, la tristeza. No culpo a su ex pareja de su muerte, fue Karina quien tomó decisiones y escogió su rumbo, pero si marco esto como el inicio. 
En estas circunstancias tuve el encuentro más magnífico con mi amiga,  desnudas cara a cara con nuestras historias similares, descubrimos la importancia de renacer. Y a ella le debo la valentía que ahora porto. Nadie debe truncar sus sueños por depender de otra persona. La dignidad humana no nos permite humillarnos, mendigar amor y obtener migajas. El amor principal – en mi caso porque soy cristiana- es a Dios, y luego de ello,  viene el amor propio.
Es muy triste ver cómo parejas que aún no  llegan al matrimonio y que ya tiene problemas de agresión física. ¿Por qué continuar con una relación dañina? Lo único en lo que podría acabar es en un matrimonio infeliz y con violencia. ¡Reaccionemos! El matrimonio no cambia a las personas, el violento soltero, después de unos años, será es un violento casado. Lo correcto es terminar con esa relación de raíz. En esos momentos puede ser doloroso pero es mejor sufrir por un momento que de por vida.
Si la violencia se da en el matrimonio, aunque todo mundo se oponga, critique o no crea, – me refiero a padres, familiares y sociedad en general-, lo mejor es hablar. Decir la verdad libera y emancipa. Hablar es poner un límite racional a la irracionalidad de la que proviene el maltrato. Las leyes van a proteger nuestra integridad, sea o hombre o mujer la víctima de agresión. El peor enemigo de la felicidad es el silencio.
Y hablando de razón, esa es el elíxir  en el que se gestan nuestras utopías. Estudiar nos hará valientes para enfrentarnos a la vida y también abrirá varios caminos de entre los cuales escogeremos qué rumbo seguir. Cuando fui víctima de maltrato recuerdo que una profesora de la universidad me limpió las lágrimas, me puso una crema  cicatrizante y me dijo: - ahora mijita entra allí y estudia porque solo esto es tu futuro, tu felicidad no está en un hombre, sino en tu independencia y en la capacidad que tengas de hacer lo que te gusta… Te recuerdo Kary, cuando al fin empezabas a levantarte de tanto dolor y en medio de todo tu orden, filmábamos pequeños cortos o escribíamos algunos textos que purificaban nuestra alma. Nuestros sueños nos hicieron libres.
El error que cometiste amiga, fue precipitarte a una relación, sé que por iras y tal vez por impulso, a una relación sin curarte enteramente. ¡Quién se imaginaría que allí encontrarías la muerte! ¡Estas cosas que no entiendo, si apenas empezabas a levantarte, apenas empezaba a sentirte nuevamente viva! Hoy lloro tu ausencia y grito en contra de la homofobia. Sociedad, humanos del mundo, la homosexualidad no mata, lo homofobia sí, saquémonos esos paradigmas de porquería y degradación que hemos gestado en nuestro reducido cerebro. No todos los homosexuales son depravados, antinaturales ni antireligiosos. Conocí a una lesbiana, una de mis mejores amigas, y fue buena, leal, fiel, y una guerrera.
También Kary hoy grito, y grito con fuerza, porque me enseñaste a no callarme nunca en contra de la violencia. ¡Nadie tiene derecho a maltratarnos! El agresor (a) primero minimiza psicológicamente a la víctima, con palabras, humillaciones, desprecios, y luego golpea, maltrata y viola. Y hoy me desgarganto, que lo sepa Cuenca, el mundo y las estrellas, nunca volveré a caer en el maltrato. Suplico y obligo a quienes este en estas circunstancias que hablen, revelen, denuncien. Hablar nos hace libres. Pero hablar requiere un proceso, estudiemos, superémonos logremos nuestros utopías. ¡Y por más que grito mi voz no se apaga, Kary en donde quiera que estés hoy hablé por ti, de ti, contigo!... Dios estará pesando, de segur, lo buena que has sido.

Hoy descubro más a fondo la vida

Post has attachment
Wait while more posts are being loaded