Profile cover photo
Profile photo
Un Momento Con Dios
5 followers -
Meditaciones Cristianas
Meditaciones Cristianas

5 followers
About
Posts

Post has attachment
Génesis 17:19
“Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él.”

Génesis 18:11-14
“Y Abraham y Sara eran viejos, de edad avanzada; y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres. Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo? Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: ¿Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja? ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo.”

Si el nacimiento de Isaac pasó a la historia por su peculiaridad, el de Jesucristo sobrepasó ese evento, no sólo porque fue un gran milagro, sino también por su propósito.

La concepción de Jesús en el vientre de María tenía que ser de esta forma, para que, en Su concepción, Jesucristo no sea contaminado por el pecado del hombre, y para que sin pecado se hiciera pecado por nosotros en la cruz, y “nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él” (2 Co 5:21). Elisabet, la prima de María y madre de Juan el Bautista, también había concebido en “su vejez”, “porque nada hay imposible para Dios” (Lc 1:36, 37).

«Jesús, alabamos Tu singular nacimiento»

Isaías 7:14
“Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.”

#Nacimiento #Navidad #Redención #Concepción #Milagro #Dios #Jesús #Cristo #SinPecado #Singular #Único #Virgen #María #Isaac #Abraham #Sara

www.MinisterioUMCD.org
Photo

Post has attachment

Post has attachment
Romanos 5:12, 15-19
“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. […] Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo. Y con el don no sucede como en el caso de aquel uno que pecó; porque ciertamente el juicio vino a causa de un solo pecado para condenación, pero el don vino a causa de muchas transgresiones para justificación. Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.”

Adán, el primer hombre en la tierra, trajo el pecado y la muerte al mundo, y por tanto todos somos culpables de pecado y reos a muerte (Ro 5:12). En la infinita gracia y misericordia de Dios, el mismo Adán escuchó del Juez Supremo que había una promesa que se cumpliría para perdón y salvación del hombre, la promesa del nacimiento de Jesucristo por medio de la “simiente” de la mujer (Gn 3:15), y por el cual, por su justicia perfecta y sacrificio de muerte, vendría la justificación y vida al hombre.

Pablo nos recuerda que “por la transgresión de uno (Adán) vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno (Jesucristo) vino a todos los hombres la justificación de vida” (Ro 5:18).

«Gracias Dios por Tu promesa de justificación y vida»

1 Corintios 15:22
“Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.”

#Promesa #Adán #Edén #Pecado #Muerte #Justificación #VidaEterna #Perdón #Jesús #Cristo #Nacimiento #Dios #Fe #Creer #Salvación #Regalo

https://MinisterioUMCD.org
Photo

Post has attachment

Post has attachment
2 Corintios 7:8-10
“Porque aunque os contristé con la carta, no me pesa, aunque entonces lo lamenté; porque veo que aquella carta, aunque por algún tiempo, os contristó. Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte. Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.”

La exhortación que Pablo había hecho a los hermanos de Corinto había sido una motivada por el amor del apóstol. En su primera carta, Pablo llama la atención a una serie de pecados que la iglesia tenía y que estaba afectando su vida espiritual. Con la venida de Tito (2 Co 7:6), las noticias de la tristeza que había ocasionado esa carta entristecieron a Pablo, pero esa tristeza producto de la exhortación trajo el arrepentimiento de los creyentes, y por tanto la santificación (2 Co 7:9, 10).

La motivación de Pablo fue el amor, pues le apenaba su condición espiritual. Su propósito era el cambio, pues deseaba que dejen atrás sus pecados. Su única manera de enfrentar el problema tuvo que ser la exhortación que produjo el cambio de conducta, aunque vino con tristeza para los creyentes y Pablo. Esas lágrimas no son placenteras pero necesarias.

«Señor, que nuestra exhortación sea obra Tuya, y no obra de hombre, para cambio sincero»

Proverbios 27:6
“Fieles son las heridas del que ama; Pero importunos los besos del que aborrece.”

#Reprensión #Exhortación #Cambio #Arrepentimiento #Santificación #Motivación #Amor #Verdad #Confrontar #Pecado #Tristeza #Lágrimas #Enojo #Ira #Molestia #VidaCristiana #Transformación #Dios #PalabraDeDios #Biblia

www.MinisterioUMCD.org
Photo

Post has attachment

Post has attachment

Post has attachment
2 Corintios 5:14-19
“Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, NO TOMÁNDOLES EN CUENTA A LOS HOMBRES SUS PECADOS, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.”

Lo maravilloso del regalo de reconciliación, salvación, justificación y vida eterna que Dios otorga, es que es otorgado sin merecimiento del hombre. Dios no estaba tomando “en cuenta” el pecado del hombre para reconciliarse con él (2 Co 5:19), al contrario, lo hacía por el “puro afecto de su voluntad”, porque así le placía (Ef 1:5).

«Padre, gracias por darnos el regalo de la salvación sin merecerlo, solamente porque nos amas»

#Regalo #Navidad #VidaEterna #Salvación #Perdón #Inmerecimiento #Amor #VoluntadDeDios #Dios #Gracia #Misericordia #Jesús #Cristo #Cruz #Pecados #Dádiva

www.MinisterioUMCD.org
Photo

Post has attachment
2 Corintios 3:1-5
“¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros? Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres; siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios; no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios.”

Como una carta de recomendación, nuestras vidas transformadas son una certificación de la obra de Dios por medio de Sus fieles siervos. Tu vida y la mía son resultado de la obra de Dios y un ministro de nuestro glorioso Dios.

«Señor, gracias por aquellos que te han sido siervos útiles en la obra que Tú sigues haciendo en nosotros»

1 Corintios 15:58
“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”

#Dios #Cristo #Jesús #ObraDeDios #SoberaníaDeDios #Servir #Instrumento #Carta #Recomendación #PoderDeDios #Sabiduría #Fidelidad #VoluntadDeDios #PlanDeDios

www.MinisterioUMCD.org
Photo

Post has attachment
Wait while more posts are being loaded