Hace un año publicamos esta foto. Lamentablemente ayer en las playas de San Bernardo se vivió una situación parecida.

En el video que puede verse en todos los canales de noticias se ven a turistas manipulando a un pequeño delfín para tomarse una foto. Claramente esto no lo ayuda y, de hecho, puede llegar a ocasionarle la muerte. Por las imágenes pareciera tratarse de un delfín franciscana que, como otros delfines, no pueden permanecer mucho tiempo fuera del agua ya que su piel gruesa le proporciona calor interno provocando rápidamente la deshidratación y la muerte.

La franciscana es uno de los delfines más pequeños del mundo y sólo está presente en las costas de Argentina, Brasil y Uruguay. En nuestro país vive principalmente en las costas de la provincia de Buenos Aires. También es uno de los mamíferos más desconocidos y más amenazados de nuestro mar. Para Vida Silvestre la franciscana es una especie prioritaria. Hace más de diez años, trabajamos junto a otras organizaciones como AquaMarina para protegerla.

Ayer publicamos un paso a paso de qué hacer si encontramos un animal salvaje en las costas...
Hoy nos vemos obligados a repetirlo:
1. Si el animal no parece herido, déjelo simplemente descansar, no lo toque, ni se acerque, ya que puede sentirse agredido y defenderse causándole daño.
2. Obsérvelos a una distancia prudente. Si hay animales domésticos, procure alejarlos.
3. No obstaculice el paso del animal hacia el mar.
4. En caso de encontrar animales muertos, no los toque ni remueva partes
5. Siempre dar aviso a las autoridades.

Si no conocías a la franciscana, compartí esta foto. Quizás la próxima vez que aparezca una se pueda rescatar a tiempo y no se repita la historia. Es fundamental que las personas ayuden al rescate de estos animales porque cada franciscana cuenta.
Photo
Shared publiclyView activity