Mallorca está registrando el mes de enero más frío de la década y si se cumplen las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) será uno de los más fríos de los últimos 30 años.
Shared publicly