Hace apenas un año hablaba en este blog de la obligación por parte de las empresas de llevar un registro diario de trabajo (registro de jornadas) de sus trabajadores. Una auténtica pantomima para, se supone, garantizar que los empleados no se vean…
Shared publicly