Hoy voy a escribir una mierda de artículo de opinión. Perdón, una mierda artículo de opinión sobre una mierda de noticia. O mejor, una mierda de artículo de opinión sobre una mierda de noticia sobre una guerra de mierda en un hotel de mierda en algún lugar del Reino Unido.

El artículo en cuestión es éste (http://bit.ly/xNngGt). Este artículo, muy en el típico estilo inglés de hacer las cosas (i.e. sensacionalismo puro y duro, relevancia tendente a cero), hace referencia a un suceso que tuvo lugar en un hotel en las inmediaciones de Birmingham, Reino Unido, durante la noche anterior a la celebración del VGC de Pokémon 2012 en dicha ciudad. El artículo ha tenido bastante difusión, llegando a ser portada de Menéame (http://menea.me/x8gl).

Los hechos en sí mismo pueden provocar "gracia", pero no la tienen. Según el artículo, que cita como fuente de indudable parcialidad el mensaje de un usuario de un foro inglés de Pokémon (http://bit.ly/xcAOkP), relata cómo supuestamente un grupo de españoles que pasaban noche en el hotel tuvieron la idea de hacer una "guerra de mierda" (poo fight) en mitad del pasillo, hasta que se quejaron los demás clientes del hotel y vino la policía a echarles.

Esto ha conllevado la inevitable retahíla de frases erótico-festivas a propósito de la mierda, que, en todas sus formas y manifestaciones, nos acompaña durante nuestra vida, también en forma de noticias. Los Pookémon de repente han vuelto a estar de moda, Muk es legendario y Jigglypoof es el nuevo Pikachu.

Y por supuesto, los españoles somos todos unos guarros que además de beber alcohol como descosidos y drogarnos a mansalva, últimamente nos dedicamos a la cropofilia con guerras mierda en los hoteles de Reino Unido. Vamos, algo parecido a lo que vienen a hacer los turistas ingleses jóvenes a las costas españolas todos los veranos, pero con Pookémon y frikis de por medio. Yo también sé generalizar, es sencillo.

Pues bien, Rubén, uno de los miembros de ese grupo de españoles y ganador del torneo VGC del día siguiente, se ha puesto en contacto conmigo para decirme que la historia ha sido completamente exagerada por los medios y que si bien pudieron cometer alguna gamberrada, en ningún caso hicieron una guerra de mierda, y que ésta en todo caso tuvo lugar en un recinto ajeno al Torneo VGC de Pokémon en el ámbito de su vida privada.

Me consta que ésto tiene ciertos visos de ser verdad, porque antes de que incluso se celebrara el torneo al día siguiente ya había usuarios en su foro comentando este hecho (http://bit.ly/wzHU1k). Según este mensaje, anterior a las declaraciones en el foro inglés y a la noticia que motiva este artículo (fechado el 2 de marzo), fue el propio Rubén el que hizo la guarrada de poner una mierda en el pasillo del hotel. Pero creo que se puede apreciar una cierta diferencia entre poner una mierda en el pasillo (una gracia bastante cerda pero que no pasa de eso) y hacer una "guerra de mierda" con máscaras de oxígeno y metralletas de pedos comprimidos.

La cuestión es que la historia tiene una base totalmente cierta, y eso es lo que me parece reprochable. Hacer una cosa así es una estupidez, que nadie tiene justificación para hacer por muy borracho que uno vaya y gracioso le parezca. Estoy de acuerdo en que la "prensa" ha exagerado por completo los hechos, convirtiendo una gamberrada cualquiera en una "guerra de mierda" en plan comando, pero también es cierto que la mejor manera de evitar que la prensa exagere sobre los hechos es sencillamente no dejar que éstos ocurran.

Con todo, me preocupa que la acción individual de Rubén, un chico que es capaz de ganar dos veces seguidas un VGC Nacional, quedar tercero del mundo el año pasado, sin dejar por ello de hacer otras cosas (http://youtu.be/xxQ-cBNIX_g), pueda al mismo tiempo hacer tonterías como éstas. Y no es porque no las cometan, éstas y otras similares, muchos jóvenes en el mundo todos los días, sino porque con estas tonterías alguien que ha hecho mucho por Pokémon en España puede haber contribuido a que a los aficionados españoles se nos respete menos en lo sucesivo.

Esto ya ha empezado. No es culpa solo de la mierda de Rubén, sino también de la mierda de noticia que comento. De su generalización al "Equipo Español de Pokémon" cuando sólo fue una persona y ni siquiera existe un "equipo" como tal (nótese la referencia a que era "español", dato sin duda relevante). Porque parece que quieran extender la mierda sobre los restantes miembros del equipo, que si bien le rieron la gracia no la cometieron. Y se puede extender la mierda también sobre los restantes aficionados de Pokémon en España. Porque desde luego no tenemos otra cosa que hacer que jugar a Crap of Duty en nuestros tiempos libres.

Así, Chris Scullion, editor jefe de la Revista Oficial de Nintendo de Reino Unido, no ha tardado en soltar en su Twitter (http://bit.ly/xENU63) varias gracias al alimón de la historia de marras, entre las cuales se encuentra la ya menos graciosa discriminación hacia los españoles: "because nobody's actually questioning why a Spanish guy was allowed to enter and win the UK championships."

Lo que queda es el poso de mierda. Porque debajo de tanta mierda de noticia, de opinión, de gracietas y de la de verdad, queda un poso. El poso es que en Reino Unido ha molestado, y mucho, que un español les haya ganado dos años consecutivos su Campeonato Nacional de Pokémon delante de las narices. Y dado que ni él se ha dopado, ni sus Pokémon se han dopado (esto lo comprueban), ni tienen guiñoles preparados para el tema, su reacción no ha sido otra que la de sacar de quicio una gamberrada del campeón para manchar su nombre, y de paso el del resto de aficionados españoles de Pokémon.
Shared publiclyView activity