Urdangarin entra en el juzgado entre pitos y abucheos
Shared publicly