El joven, lleno de odio y con extrema frialdad, asesinó a nueve personas en una iglesia evangélica en Charleston, en junio de 2015.
Shared publicly