Profile cover photo
Profile photo
los111.com
5 followers
5 followers
About
Posts

Post has attachment
Add a comment...

Ya no quiso tener piedad, y la espada bailó de nuevo.
Recuerdo 55: Memoria difusa.
#los111 #libros #gratis #literatura
Add a comment...

Cansado de ir de un lado a otro sin ningún destino. Recuerdo 30: Alada voluntad. #los111 #libros
Add a comment...

Post has attachment
Recuerdo 55: Memoria difusa

Los trolls son unos seres monstruosos de la mitología escandinava, utilizados en distintas obras de literatura fantástica. Dentro del uso de Internet, un troll es alguien que participa en una discusión sólo con el afán de molestar, sin atender a razones ni argumentos, aunque a veces, sus acciones obedecen a retorcidos planes.

Cuando Sigfrido llegó a las cuevas de los centauros y les interpeló por el secuestro de la princesa, repusieron enfadados que todo había sido un engaño producido por los trolls que habitaban al otro lado de la montaña, limitando con la Ciénaga Desolada.

A pesar de que dudaba de sus palabras, se introdujo por las oscuras galerías que atravesaban las montañas, hasta llegar al territorio de éstos.

–Vengo aquí a por la princesa Shahrazad, vosotros la habéis secuestrado, ¡decidme dónde está!

Ni negaron que la hubiesen capturado, ni desvelaron donde se encontraba, por lo que Sigfrido sacó su espada y entabló una lucha de desigual número.

Con sus garras le produjeron graves heridas, pero no se vino abajo. Cabalgando a Gottlieb la hoja decapitó, pinchó, rajó. Los trolls no daban crédito y tras ver mermadas la mitad de sus tropas, pidieron clemencia. El caballero la daría a cambio del paradero de la princesa. La respuesta fue terrible: entre lágrimas confesaron que la utilizaron de alimento. Ya no quiso tener piedad, y la espada bailó de nuevo. No podían detenerlo.

Los trolls que habitaban en las Montañas Azules eran clónicos. Cada uno era idéntico al otro y sus vidas eran muy parecidas. Todos hacían más o menos lo mismo, variando cada una de sus vidas en muy pequeños elementos. Pero esta singularidad era lo que más valoraban. Cuando un troll moría, su cuerpo se transformaba en fina tierra que flotaba en una nube viajando por el aire, limpiándose de todas las vivencias personales, para luego, con el tiempo, volver a formarse. Pero no partían de cero al renacer con la memoria vacía: se fundían en la comunidad para crear algo distinto en su milenaria cultura. Los trolls vivían mucho tiempo y tenían mucha fuerza, por eso no se explicaban como podían estar siendo exterminados por un ser aparentemente tan débil. Si todos fuesen destruidos, con el tiempo podrían volver a formarse, pero la cultura se perdería si no quedaba nada en la memoria viviente. Al menos, uno debía quedar vivo.

La hechicera llegó justo a tiempo de salvar su cultura, al avisar a Sigfrido de que todo había sido un engaño de los centauros.

#los111 #literatura #libros #gratis

http://www.los111recuerdosdegottliebysuamo.com/recuerdo-55-memoria-difusa/
Add a comment...

Post has attachment
Tras largo tiempo de ausencia, Los 111 vuelven a la carga. De momento el objetivo es publicar un capítulo a la semana. Vamos a ver cómo se me la cosa. De momento, aquí va el primero de esta nueva serie de recuerdos:

𝗥𝗲𝗰𝘂𝗲𝗿𝗱𝗼 30: 𝗔𝗹𝗮𝗱𝗮 𝘃𝗼𝗹𝘂𝗻𝘁𝗮𝗱

Gottlieb estaba cansado. Cansado de ir de un lado a otro sin ningún destino. Se dirigían al este.

Se preguntaba por qué le hacía caso a su amo, y si acaso tenía sentido llamarlo así. A través de sus circunvalaciones, las ideas viajaban eléctricas y difusas. Los recuerdos afloraban y desfloraban en el espejo de sus pupilas, de su mirada fija en el horizonte al compás de sus cascos y las riendas de Sigfrido. Otro nombre flotaba en su mente y apenas era capaz de capturarlo: Galatea. Galatea misteriosa, callada. Su mirada azabache le perturbaba el alma y el estómago de una manera que nunca habría imaginado. ¿Hacia donde iba? Hacia el este. Hacia el este pero lejos de ella, ¿por qué se alejaba de ella? ¿por qué no parar y darse la vuelta? En la duda redujo la celeridad de la marcha y Sigfrido alzó una ceja.

La oscuridad leve de una sombra pasó por sus cabezas, y entonces, enfrente suya, les sacudió un batir de alas blancas. Solemne, Galatea las plegó, camuflándolas en su lomo, y se quedó mirándolos. El silencio habló por momentos y todos comprendieron.

Alzó el vuelo y Gottlieb sintió henchido su corazón, su destino cargado de sentido y su garganta seca. Prosiguieron su camino, se aproximaban a una aldea.

#los111 #literatura #libros #gratis
Add a comment...

Post has attachment
Ayer registré la novela en el registro de la propiedad intelectual. Estoy en trámites del depósito legal. Mientras tanto, aquí está una posible contraportada. La foto es de Rafa Lorite.
De momento sigo estudiando mis opos... ¿cómo era eso de que lo urgente no deja tiempo para lo importante?
Photo
Add a comment...

Post has attachment
La portada con mi nombre en rojo. Creo que así me gusta más.
Photo
Add a comment...

Post has attachment
Add a comment...

Post has attachment
Entrevista que me hicieron en Emisión Aleatoria Independiente sobre mi novela Los 111 recuerdos de Gottlieb y su amo https://soundcloud.com/radio-podcast-eai/los-111-recuerdos-de-gottlieb-y-su-amo
Add a comment...
Wait while more posts are being loaded