Profile cover photo
Profile photo
Kano Goblin
687 followers
687 followers
About
Kano's posts

Post has attachment
    Recuerdo que en cierta ocasión se nos ocurrió que podía ser divertido tener un grupo completamente formado por pícaros. Queríamos hacer aventuras urbanas, de esas en las que lo que más molase fuese el ir por los tejados, robando, escondiéndose, etc,…

- Escribir un texto sobre una ambientación distópica en 2009.
- Reencontrarme 8 años después con el mismo.
- Ver que si hubiera pasado lo que escribí, ahora mismo estaríamos muy jodidos X-D

Post has attachment

Post has shared content
Far West: La leyenda disponible

Pues como habíamos anunciado, el juego de rol del Salvaje Oeste, un título de Wild Bunch Publising ya está en nuestros almacenes. Far West es un juego que recrea la aventuras en el Oeste Americano: diligencias, asalto a trenes, conflictos entre colonos e indios, entre agricultores y ganaderos, entre banqueros y ladrones, un mundo lleno de posibilidades arropado por el sistema d100.

Post has attachment
    Somos más sinceros cuando estamos iracundos que cuando estamos tranquilos. Cicerón

Acabo de enviar por correo físico un juego a una editorial, para que lo valore.

A ver que dice. :-)

Post has shared content

Post has shared content
22. Elizabeth Jane Cochran ✓

La vuelta al mundo en 80 días fue publicada en 1873 y dieciséis años más tarde una mujer pionera en el periodismo de investigación y aventurera de corazón decidió arrancarle el récord Phileas Fogg y conseguirlo en menos días.

Elizabeth Jane Cochran fue su nombre.

Nació un 5 de mayo de 1864 en Cochran's Mills, Pensilvania. Su padre fue Michael Cochran (hijo de irlandeses inmigrantes y fundador de este mismo pueblo) y su madre se llamaba Mary Jane. Ambos quedaron viudos de sus anteriores matrimonios. Mary Jane no había tenido hijos mientras que Cochran tuvo una decena. En este segundo matrimonio tuvieron cinco hijos más y la tercera de ellos fue Elizabeth. Toda esta gran familia vivió feliz en Chochran, sin embargo, un día, sin previo aviso, el padre murió. Fue tan de repente que Michael no había dejado testamento que incluyese a Mary Jane y a sus cinco hijos que quedaron en un situación económica muy precaria.

Mary Jane tuvo que abandonar el hogar y empezar a vivir como madre soltera ocupándose de sus cinco hijos. Elizabeth pudo empezar sus estudios para llegar a ser maestra pero pronto abandonó el colegio que su madre no le podía pagar y se marchó a vivir con ella a Pittsburg. No consiguió ser maestra con titulación pero ejercía com tal. Al cumplir los dieciocho años, su vida dio un giro importante. Un giro que la convertiría en Nellie Bly, en una pionera del periodismo de investigación y en una viajera intrépida que daría la vuelta al mundo.

Todo empezó cuando en el periódico local The Pittsburg Dispatch se publicó una carta que llevaba como título "What girls are good for" en la que un personaje misógino abogaba por obligar a las mujeres a ceñirse a sus labores de esposas y madres, criticando a aquellas que decidían trabajar fuera de casa, tildando su decisión de "monstruosidad". Elizabeth molesta e indignada hasta la medula escribió una feroz refutación al Dispatch firmada con el seudónimo «Chica huérfana y solitaria»El editor de periódico, George Madden, quedó muy impresionado ante la inteligente y aguda respuesta de la carta y publicó un anuncio en el que pedía a la misteriosa autora que se identificara. La joven se presentó y en es mismo momento fue contratada bajo el pseudónimo de Nellie Bly, en honor a una de las canciones más conocidas del cantautor de Pittsburg, Stephen Foster.

En ese mismo momento comenzó la nueva carrera de Elizabeth, convertida en Nellie Bly, como periodista. Escribió artículos en los que buscaba dar voz a los problemas de mujeres trabajadoras. No obstante, desde la dirección del rotativo no le echaban flores por sus intenciones por ello la ‘invitaron’ a escribir textos sobre moda, sociedad, jardinería y temas que ella consideraba banales.
Estaba claro, Nellie Bly terminó abandonado las oficinas de Pittsburg y se marchó a México para ejercer como corresponsal. Con veintiún años se sumergió durante seis meses en un país sometido a la dictadura de Porfirio Díaz. Empezó a escribir sobre las injusticias políticas y aunque sus textos fuesen brillantes, o quizá por eso mismo, no tardó en recibir amenazas de muerte por lo que tuvo que volver a los Estados Unidos donde su experiencia acabó convirtiéndose en un libro titulado: Six Months in Mexico.

En 1887, Nellie dejó definitivamente el The Pittsburg Dispatch y se marchó a Nueva York donde inició su colaboración con el periódico New York World del magnate de los medios Joseph Pulitzer. Uno de los artículos más comprometidos de Nellie en su nueva faceta profesional y que también acabó convirtiéndose en un libro fue “Ten days in a Mad-House”. Nellie lo consiguió al hacerse pasar por una enferma mental para poder ingresar en el sanatorio femenino Women's Lunatic Asylum de la isla de Blackwell y denunciar el maltrato al que eran sometidas las internas.

Consagrada como escritora y periodista le propuso en 1888 un reto al editor del New York World, emular al protagonista de la obra de Julio Verne, La vuelta al mundo en 80 días, e intentar realizar semejante hazaña en menos días. Pulitzer, que tenia un indudable buen ojo para los negocios, aceptó la propuesta entusiasmado y tal fue la expectación, que la revista Cosmopolitan decidió enviar a su propia reportera, Elizabeth Bisland, para que compitiera con Bly. La carrera entre ambas periodistas llegó enseguida a las rotativas de todos los periódicos del mundo, que convirtieron la competición en un acontecimiento global. Por cuestión de días Bisland no pudo con Bly.

Un año después, el 14 de noviembre de 1889 a las 9:40, Nellie Bly sola, con veinticinco años, una escasa maleta y doscientas libras esterlinas escondidas en una bolsa atada alrededor de su cuello embarcó en el buque de vapor Augusta Victoria. Atrás dejaba el puerto de Hoboken; delante tenía una aventura de cuarenta mil kilómetros que, según el itinerario calculado con precisión y anunciado a bombo y platillo por el World, recorrería en tan solo setenta y dos días.


Al poco de comenzar, el octavo día de ruta, cuando llegó a Londres recibió una carta manuscrita que decía:

Estimada Señorita Nellie Bly,

Gracias a los periódicos hemos sabido de la extraordinaria
empresa que con enorme tesón e innegable valor está usted
llevando a cabo. Nos sentiríamos muy orgullosos de que aceptase
nuestra invitación y pudiese visitarnos en nuestra residencia de
Amiens, donde podríamos departir relajadamente sobre los
pormenores de su viaje.

Atentamente:

Jules y Honorine Verne

La periodista sacrificó dos días de ruta y de sueño y se plantó al día siguiente en la mansión que los Verne tenían en el centro de Francia.

Pasaron una tarde entera charlando sobre la vuelta al mundo, sobre Phileas Fogg y sobre los viajes que uno y otro habían hecho. Hablaron de la imparable imaginación de Julio Verne, de los vehículos y los artefactos que aparecían en sus novelas, de las barcazas subacuáticas que recorrieron el Támesis en el siglo XVII, inspiradoras del Nautilus del Capitán Nemo, y del submarino eléctrico de Isaac Peral, botado solo un par de años atrás. Hablaron de avances tecnológicos, de automóviles con motor de combustión interna y de los cables eléctricos que corrían por el lecho marino permitiendo a la periodista enviar sus crónicas casi al instante. Hablaron del presente y del futuro.

Siguiendo su viaje, Bly vivió innumerables peripecias: recorrió Inglaterra, cruzó el Canal de Suez, atravesó Ceilán, Malasia y los territorios británicos del sudeste asiático. Sufrió retrasos y desvíos en las rutas navieras y ferroviarias, sobre todo en la parte asiática del trayecto. Retrasos que su espíritu periodístico aprovechó para visitar una leprosería en China o un mercado de animales exóticos en Singapur, donde, por cierto, se compró un mono. Todas estas andanzas las fue escribiendo en cortas crónicas que el World iba publicando y más tarde se agruparían en el libro Around the World in Seventy-Two Days, una novela de gran éxito que incluía una versión del Juego de la Oca, sustituyendo al ave por la intrépida reportera.

Setenta y dos días después, seis menos que los que había necesitado el afamado inglés creado por Verne, llegaba a Nueva Jersey, el 25 de enero de 1890. La gente gritaba sin cesar: ¡Tres hurras por Nellie Bly! Agitaban pañuelos y bastones, se quitaban sombreros, lanzaban ramos de flores. Nellie llevaba el pelo encantadoramente despeinado bajo la gorra y sonreía, su piel estaba bronceada, estaba radiante, triunfal y dijo: “Ir de Jersey a Jersey equivale a dar la vuelta al mundo y ahora estoy en Jersey”




Photo

Post has shared content
Far West... mmmm qué ganas.
Nuevos títulos en Próximas Novedades

Hemos añadido jugosos títulos en la página de próximas novedades y algunos son inminentes:

El Mundo Salvaje de Solomon Kane: Adaptación del personaje y universo de Robert E. Howard a Savage Worlds.

Fading Suns: Guía del Director de Juego: El segundo libro de Fading Suns que contiene abundante información de esta ambientación de ciencia ficción con soles en vías de extinción.

Far West: La Leyenda: el esperado y bienvenido retorno de un clásico en una nueva edición.
Wait while more posts are being loaded