Stallman tuvo razón desde el principio: la batalla de hoy es la de siempre, la de controlar la computadora y poderla usar a nuestro antojo. Sólo que nos llevan ventaja: nos hemos habituado a comprar cacharros donde no tenemos la última palabra ni controlamos qué sucede...
Shared publiclyView activity