Razones para ir a lo micro hay de sobra. La vivienda es más barata y más ecológica, pero, “sobre todo es un cambio de mentalidad. Hay que aprender a disfrutar con lo mínimo y prescindir de lo superfluo”
Shared publicly