6:48

- Nada de eso, Tito cogió su vaso y lo puso a la altura de sus ojos. Cabrón los hielos que aún no se habían convertido en agua chocaron contra el cristal. No tienes ni idea se limpió el esputo de la comisura de la boca con la mano. Ahora se llama el J...
Shared publiclyView activity