Profile

Cover photo
Gabriel Fernández (zeotres)
Works at AIREFRESCO
Lives in Lambaré, Paraguay
2,790 followers|1,560,079 views
AboutPostsPhotosYouTube+1'sReviews

Stream

 
Excelente brecha para aprovechar con #Google Apps

El Androide Libre: Los usuarios de Samsung no usan las aplicaciones preinstaladas ¿y tu? http://google.com/newsstand/s/CBIwqY6Qrxo
 ·  Translate
1
Add a comment...

Gabriel Fernández

Shared publicly  - 
 
Fotos que no se subieron (la otra vez) que pasó con el servicio +Google+ ??
 ·  Translate
6
Add a comment...
 
Tour "#SemanaSanta" #conLaFlia (Villa Florida - Encar - Posadas - El Dorado - Iguazu - Foz - CDE)
 ·  Translate
8
Add a comment...
 
jajajajajajjajaj tal cual! jajajaja
 ·  Translate
 
Tomándome Semana Santa Enserio ...... 
:D    

(No me piache el Whisky ¬¬ )
 ·  Translate
7
Add a comment...
Have him in circles
2,790 people

Gabriel Fernández

Shared publicly  - 
2
Gabriel Fernández's profile photoAnthony Manrique's profile photo
2 comments
 
? Claro que es todo político.. Siempre fue.. O que dignificado le das vos a esa palabra?
 ·  Translate
Add a comment...
 
Xataka: A Samsung le gustaría tener una plataforma común para todos sus dispositivos. http://google.com/newsstand/s/CBIwuvf3rho
 ·  Translate
3
Add a comment...

Gabriel Fernández
moderator

Amor y Libertad  - 
 
Arrancamos la semana con un tema un poco candente..
Baños Públicos: ¿Espacios para deshacernos de la mierda, o lugares donde reafirmamos a la fuerza el género impuesto por la sociedad?
Seguí el link > http://www.iztacala.unam.mx/errancia/v0/PDFS/POLIETICAS%20DEL%20CUERPO%201%20BASURA%20Y%20GENERO.pdf

¿Que opinás?
 ·  Translate
1
Rosa antonia Sanchez Delgado's profile photoCesar Gdo's profile photoGabriel Fernández's profile photoAgustin Raymundo Sánchez Delgado's profile photo
6 comments
 
BASURA Y GÉNERO 
MEAR/CAGAR. MASCULINO/FEMENINO 
por Beatriz Preciado 

Más acá de las fronteras nacionales, miles de fronteras de género, difusas y tentaculares, 
segmentan cada metro cuadrado del espacio que nos rodea. Allí donde la arquitectura parece 
simplemente ponerse al servicio de las necesidades naturales más básicas (dormir, comer, cagar, 
mear…) sus puertas y ventanas, sus muros y aberturas, regulando el acceso y la mirada, operan 
silenciosamente como la más discreta y efectiva de las “tecnologías de género." Así, por 
ejemplo, los retretes públicos, instituciones burguesas generalizadas en las ciudades europeas a 
partir del siglo XIX, pensados primero como espacios de gestión de la basura corporal en los 
espacios urbanos, van a convertirse progresivamente en cabinas de vigilancia del género. No es 
casual que la nueva disciplina fecal impuesta por la naciente burguesía a finales del siglo XIX 
sea contemporánea del establecimiento de nuevos códigos conyugales y domésticos que exigen 
la redefinición espacial de los géneros y que serán cómplices de la normalización de la 
heterosexualidad y la patologización de la homosexualidad. 
En el siglo XX, los retretes se vuelven auténticas células públicas de inspección en las que se 
evalúa la adecuación de cada cuerpo con los códigos vigentes de la masculinidad y la feminidad. 
En la puerta de cada retrete, como único signo, una interpelación de género: masculino o 
femenino, damas o caballeros, sombrero o pamela, bigote o florecilla, como si hubiera que entrar 
al baño a rehacerse el género más que a deshacerse de la orina y de la mierda. 
No se nos pregunta si vamos a cagar o a mear, si tenemos o no diarrea, nadie se interesa ni por el 
color ni por la talla de la mierda. Lo único que importa es el GÉNERO. Tomemos, por ejemplo, 
los baños del aeropuerto George Pompidou de Paris, sumidero de desechos orgánicos 
internacionales en medio de un circuito de flujos de globalización del capital. Entremos en los 
baños de señoras. Una ley no escrita autoriza a las visitantes casuales del retrete a inspeccionar el 
género de cada nuevo cuerpo que decide cruzar el umbral. Una pequeña multitud de mujeres 
femeninas, que a menudo comparten uno o varios espejos y lavamanos, actúan como inspectoras 
anónimas del género femenino controlando el acceso de los nuevos visitantes a varios 
compartimentos privados en cada uno de los cuales se esconde, entre decoro e inmundicia, un inodoro. Aquí, el control público de la feminidad heterosexual se ejerce primero mediante la 
mirada, y sólo en caso de duda mediante la palabra. Cualquier ambigüedad de género (pelo 
excesivamente corto, falta de maquillaje, una pelusilla que sombrea en forma de bigote, paso 
demasiado afirmativo…) exigirá un interrogatorio del usuario potencial que se verá obligado a 
justificar la coherencia de su elección de retrete: “Eh, usted: se ha equivocado de baño, los de 
caballeros están a la derecha.” Un cúmulo de signos del género del otro baño exigirá 
irremediablemente el abandono del espacio mono-género so pena de sanción verbal o física. En 
último término, siempre es posible alertar a la autoridad pública (a menudo una representación 
masculina del gobierno estatal) para desalojar el cuerpo tránsfugo (poco importa que se trate de 
un hombre o de una mujer masculina). 
Si, superando este examen del género, logramos acceder a una de las cabinas, nos encontraremos 
entonces en una habitación de 1x1,50 m2 que intenta reproducir en miniatura la privacidad de un 
váter doméstico. La feminidad se produce precisamente por la sustracción de toda función 
fisiológica de la mirada pública. Sin embargo, la cabina proporciona una privacidad únicamente 
visual. Es así como la domesticidad extiende sus tentáculos y penetra el espacio público. Como 
hace notar Judith Halberstam “el baño es una representación, o una parodia, del orden doméstico 
fuera de la casa, en el mundo exterior”. 
Cada cuerpo encerrado en una cápsula evacuatoria de paredes opacas que lo protegen de mostrar 
su cuerpo en desnudez, de exponer a la vista pública la forma y el color de sus deyecciones, 
comparte sin embargo el sonido de los chorros de lluvia dorada y el olor de las mierdas que se 
deslizan en los sanitarios contiguos. Libre. Ocupado. Una vez cerrada la puerta, un inodoro 
blanco de entre 40 y 50 centímetros de alto, como si se tratara de un taburete de cerámica 
perforado que conecta nuestro cuerpo defecante a una invisible cloaca universal (en la que se 
mezclan los desechos de señoras y caballeros), nos invita a sentarnos tanto para cagar como para 
mear. El váter femenino reúne así dos funciones diferenciadas tanto por su consistencia 
(sólido/líquido), como por su punto anatómico de evacuación (conducto urinario/ano), bajo una 
misma postura y un mismo gesto: femenino=sentado. Al salir de la cabina reservada a la 
excreción, el espejo, reverberación del ojo público, invita al retoque de la imagen femenina bajo 
la mirada reguladora de otras mujeres. Crucemos el pasillo y vayamos ahora al baño de caballeros. Clavados a la pared, a una altura de 
entre 80 y 90 centímetros del suelo, uno o varios urinarios se agrupan en un espacio, a menudo 
destinado igualmente a los lavabos, accesible a la mirada pública. Dentro de este espacio, una 
pieza cerrada, separada categóricamente de la mirada pública por una puerta con cerrojo, da 
acceso a un inodoro semejante al que amuebla los baños de señoras. A partir de principios del 
siglo XX, la única ley arquitectónica común a toda construcción de baños de caballeros es esta 
separación de funciones: mear-de-pie-urinario/cagar-sentado-inodoro. Dicho de otro modo, la 
producción eficaz de la masculinidad heterosexual depende de la separación imperativa de 
genitalidad y analidad. 
Podríamos pensar que la arquitectura construye barreras cuasi naturales respondiendo a una 
diferencia esencial de funciones entre hombres y mujeres. En realidad, la arquitectura funciona 
como una verdadera prótesis de género que produce y fija las diferencias entre tales funciones 
biológicas. El urinario, como una protuberancia arquitectónica que crece desde la pared y se 
ajusta al cuerpo, actúa como una prótesis de la masculinidad facilitando la postura vertical para 
mear sin recibir salpicaduras. Mear de pie públicamente es una de las performances constitutivas 
de la masculinidad heterosexual moderna. De este modo, el discreto urinario no es tanto un 
instrumento de higiene como una tecnología de género que participa a la producción de la 
masculinidad en el espacio público. Por ello, los urinarios no están enclaustrados en cabinas 
opacas, sino en espacios abiertos a la mirada colectiva, puesto que mear-de-pie-entre-tíos es una 
actividad cultural que genera vínculos de sociabilidad compartidos por todos aquellos, que al 
hacerlo públicamente, son reconocidos como hombres. 
Dos lógicas opuestas dominan los baños de señoras y caballeros. Mientras el baño de señoras es 
la reproducción de un espacio doméstico en medio del espacio público, los baños de caballeros 
son un pliegue del espacio público en el que se intensifican las leyes de visibilidad y posición 
erecta que tradicionalmente definían el espacio público como espacio de masculinidad. Mientras 
el baño de señoras opera como un mini panóptico en el que las mujeres vigilan colectivamente su 
grado de feminidad heterosexual en el que todo avance sexual resulta una agresión masculina, el 
baño de caballeros aparece como un terreno propicio para la experimentación sexual. En nuestro 
paisaje urbano, el baño de caballeros, resto cuasi-arqueológico de una época de masculinismo 
mítico en el que el espacio público era privilegio de los hombres, resulta ser, junto con los clubes automovilísticos, deportivos o de caza, y ciertos burdeles, uno de los reductos públicos en el que 
los hombres pueden librarse a juegos de complicidad sexual bajo la apariencia de rituales de 
masculinidad. 
Pero precisamente porque los baños son escenarios normativos de producción de la 
masculinidad, pueden funcionar también como un teatro de ansiedad heterosexual. En este 
contexto, la división espacial de funciones genitales y anales protege contra una posible tentación 
homosexual, o más bien la condena al ámbito de la privacidad. A diferencia del urinario, en los 
baños de caballeros, el inodoro, símbolo de feminidad abyecta/sentada, preserva los momentos 
de defecación de sólidos (momentos de apertura anal) de la mirada pública. Como sugiere Lee 
Edelman, el ano masculino, orificio potencialmente abierto a la penetración, debe abrirse 
solamente en espacios cerrados y protegidos de la mirada de otros hombres, porque de otro modo 
podría suscitar una invitación homosexual. 
No vamos a los baños a evacuar sino a hacer nuestras necesidades de género. No vamos a mear 
sino a reafirmar los códigos de la masculinidad y la feminidad en el espacio público. Por eso, 
escapar al régimen de género de los baños públicos es desafiar la segregación sexual que la 
moderna arquitectura urinaria nos impone desde hace al menos dos siglos: público/privado, 
visible/invisible, decente/obsceno, hombre/mujer, pene/vagina, de-pie/sentado, ocupado/libre… 
Una arquitectura que fabrica los géneros mientras, bajo pretexto de higiene pública, dice 
ocuparse simplemente de la gestión de nuestras basuras orgánicas. BASURA >GÉNERO. 
Infalible economía productiva que transforma la basura en género. No nos engañemos: en la 
máquina capital-heterosexual no se desperdicia nada. Al contrario, cada momento de expulsión 
de un desecho orgánico sirve como ocasión para reproducir el género. Las inofensivas máquinas 
que comen nuestra mierda son en realidad normativas prótesis de género. 
 ·  Translate
Add a comment...
People
Have him in circles
2,790 people
Work
Occupation
Informática y Artes Gráficas, Web, Community Manager
Employment
  • AIREFRESCO
    Creativo, present
Basic Information
Gender
Male
Relationship
Single
Other names
zeotres
Apps with Google+ Sign-in
Story
Tagline
Mi consciencia es de los 90, aunque hago mi esfuerzo por actualizarme ;)
Places
Map of the places this user has livedMap of the places this user has livedMap of the places this user has lived
Currently
Lambaré, Paraguay
Previously
Asunción, Paraguay
Gabriel Fernández (zeotres)'s +1's are the things they like, agree with, or want to recommend.
Google Camera
market.android.com

Google Camera snaps quick and easy photos and videos, and has creative picture modes like Photo Sphere, Lens Blur and Panorama.Features • Ph

En Google[X] ya pensaron en maquinas para teletransportarse, elevadores ...
www.googleek.info

En la entrevista que los muchachos de Fastcompany hicieron a algunos de los genios que trabajan en Google[X], como Astro Teller y Rich DeVau

Un viaje a África de norte a sur para conocer los "amores prohibidos"
www.cascaraamarga.es

El relato empieza por Egipto, donde descubre el que podría ser el primer beso entre dos hombres de la historia de la humanidad: una tumba dó

Google Play añade soporte para Sonos ~ GooGleeK
www.googleek.info

Google Play ha anunciado a través de su cuenta oficial en Google+ que a partir de hoy la aplicacion de Google Play Music cuenta con soporte

Google divide sus acciones en dos simbolos ~ GooGleeK
www.googleek.info

La compañia ha llegado a un acuerdo con los principales accionistas para dividir las acciones en nuevos papeles de Clase C y de Clase A. Los

Vamos a librarnos de la virginidad de una vez por todas
orbitadiversa.wordpress.com

La Virginidad. Es algo que todas conocemos, de lo que todas hemos hablado. Algo que, como cultura, nos obsesiona. La virginidad es muy valio

Apacentar el rebaño del Señor con amor: invitación del Papa durante la a...
www.radiopaipuku.org.py

(RV).- La lluvia de estas horas sobre Roma no arruinó el ambiente de alegría de los miles de fieles y peregrinos que colmaron la Plaza de Sa

El Papa y la cultura del encuentro frente a la cultura de la exclusión
www.radiopaipuku.org.py

(RV).- (audio) El Papa Francisco, a mediodía, se reunió en el Aula Pablo VI con más de 6 mil fieles de varios países del Movimiento Apostóli

Gmail
plus.google.com

Sharing news and tips from the Gmail team and friends

Nuestra naturaleza espiritual...
alhablardereligion.blogspot.com

El ser humano es un ser espiritual por naturaleza, no somos seres religiosos. A continuacion te damos una lista de diferencias entre la reli

“Desalojan” a sojeros para devolver propiedades a campesinos
www.hoy.com.py

“Desalojan” a sojeros para devolver propiedades a campesinos

“La ley fue dictada para proteger a las patronas” | E’a
ea.com.py

El 30 de Marzo se recuerda en todo el mundo el Día Internacional de las Trabajadoras del Servicio Doméstico, por ello, varias organizaciones

Unir nuestras manos en oración
alhablardereligion.blogspot.com

Han notado que algo que tenemos en común es la continua unión de nuestras manos, especialmente cuando estamos en oración? Y no solo quienes

Google lanza nuevo sitio web para Makani ~ GooGleeK
www.googleek.info

El nuevo sitio web mucho mas moderno y con un diseño mas atractivo que el anterior busca dar a conocer esta tecnologia en la que llevan vari

Daft Punk takes a trip back to the '70s to show off its band merchandise
www.theverge.com

It's not often that we write about band merchandise, but that's because most bands just slap their album art onto a T-shirt and call it a da

La huelga general en imágenes | E’a
ea.com.py

Fue histórica. Hace 20 años se había realizado la última huelga general, y desde entonces, las principales centrales sindicales nunca más pu

El mejor lomito de Lambaré.. riquísimo y bien completo! y la mejor atención libre de discriminaciones! :)
Public - 6 months ago
reviewed 6 months ago
Aqui viven la tía Mili, Andrea, Sofía y Paquito
Public - 11 months ago
reviewed 11 months ago
6 reviews
Map
Map
Map