Profile cover photo
Profile photo
Frix emprendedores
82 followers -
e-market de emprendedores
e-market de emprendedores

82 followers
About
Frix's posts

Post has attachment
Vos que sos #Emprendedor ¿Ya te sumaste a www.frix.com.ar ?

Post has attachment
Frix, la nueva solución para las Pymes en crisis.
https://www.youtube.com/watch?v=nk-eOC91gdY

Post has attachment
"Frix es fruto de haber caminado largas horas buscando clientes y de haber fracasado reiteradas veces por no lograr vender, tenía dos posibilidades, o no emprendía más, o creaba Frix que solucione ambos problemas." Florencia Frixione
- Revista Emprendedores Chile.-
http://www.revistaemprendedores.cl/frix/

Post has shared content
"Frix es fruto de haber caminado largas horas buscando clientes y de haber fracasado reiteradas veces por no lograr vender, tenía dos posibilidades, o no emprendía más, o creaba Frix que solucione ambos problemas." Florencia Frixione
- Revista Emprendedores Chile.-
http://www.revistaemprendedores.cl/frix/

Post has attachment
Cada vez más Pymes se suman a Frix

Post has shared content
Pymes Clarin
"Frix, la palanca para empezar"
" Frix , la palanca para empezar "  Charlando con la Revista PYMES de Clarin ;)
  #Emprender #Pymes #Startups
Photo

Post has shared content
Revista emprendedores Chile entrevista a Florencia Frixione Ceo de Frix
"Frix es fruto de haber caminado largas horas buscando clientes y de haber fracasado reiteradas veces por no lograr vender, tenía dos posibilidades, o no emprendía más, o creaba Frix que solucione ambos problemas." Florencia Frixione
- Revista Emprendedores Chile.-
http://www.revistaemprendedores.cl/frix/

Post has shared content
Nuevos negocios entrevista a Florencia Frixione Ceo de Frix
Nuevos negocios entrevista a Florencia Frixione CEO de Frix.
https://goo.gl/Kb1fTs #startups

Post has shared content
Revista Pymes entrevista a Florencia Frixione CEO de Frix
Frix, la palanca para empezar (Revista Pymes Clarin)
Una psicóloga armó una herramienta web para que los nuevos emprendedores se conecten, hagan sus primeras ventas y generen su propia cartera.
F rix es un emprendimiento que busca ayudar a que los emprendedores se encuentren entre sí para hacer negocios. En palabras de su fundadora, Florencia Frixione, es como Mercado Libre, pero para entrepreneurs que tengan menos de cuatro años de actividad. Desde su fundación en enero de 2015, logró 500 usuarios registrados, de la Argentina y otros países de la región.
Frixione, que buscaba cómo poner en marcha su propia consultora en Recursos Humanos, acudía a charlas o capacitaciones para emprendedores. Fue en uno de esos encuentros que, sin buscarla, se le ocurrió la idea del negocio que terminó postergando su proyecto original. En un descanso, notó cómo, casi automáticamente, los emprendedores se acercaban entre sí para presentarse e intercambiar tarjetas. Claro, pensó Frixione, uno
podría ser proveedor de otro. “Me acuerdo que me dije que algo tenía que hacer para conectarlos y que me tenía que apurar porque, si no, otro lo iba a hacer por mí”, cuenta. Los usuarios del exterior llegaron como resultado de un trabajo que poco tuvo que ver con una estrategia de expansión. En realidad, Frixione entendió que sus propios clientes iban a necesitar relacionarse con otros emprendedores del exterior. “Lo que hice fue entrevistar a emprendedores que me llamaron la atención. Escribía sobre ellos, los publicaba y los invitaba a usar la plataforma. Fue buenísimo. De México, por ejemplo, entrevisté a un chico que a su vez integra una red de emprendedores y él le dio a Frix gran difusión en ese país”, cuenta.
Si bien el negocio apunta a emprendedores, cualquiera puede entrar como comprador al sitio, pero para vender hay que ser entrepreneur con menos de cuatro años de actividad. Frixione nunca tuvo dudas de que el servicio debía ser gratuito. Pero también tenía que ser un negocio para ella y la tarea de monetizarlo tuvo sus idas y vueltas. Pensó en vender publicidad, luego en cobrar una comisión por cada venta realizada, pero desde febrero, empezó a cobrar la difusión de los emprendimientos a través de Nueva Frix, un sitio web que creó para impulsar marcas. Por supuesto, aclara, se trata de un servicio adicional y alternativo. No haber podido facturar durante el primer año, no fue para Frixione un
escándalo, ya que descontaba que debía concentrarse en posicionar su market place en el ecosistema emprendedor. “Hicimos acuerdos de colaboración con incubadoras en los que nosotros promocionamos sus emprendimientos y ellos a Frix”, cuenta. Si bien hasta el mes pasado la empresa no facturó de manera directa, Frixione reconoce que el sitio retroalimentó su actividad como psicóloga: da charlas sobre emprendedorismo en instituciones académicas o eventos organizados por el Estado. Según sus datos, el 90% de los emprendimientos que fracasan lo hacen por la dificultad que significa generar la cartera inicial de clientes. “Parece muy obvio, pero el problema es vender. Frix intenta superar este obstáculo que, claro, es lógico, porque si durante el
primer año no lograste comercializar tu producto, te fundís”, explica. Este año, plantea, es la etapa de validación comercial de Frix. Si todo sale como ella espera, para fin de año cree que podrá llegar a los 5.000 usuarios, de los cuales, por lo menos un 15% se registrarán como socios y podrían contratar sus servicios pagos.
Nueve Lunas
De haber tenido el dinero, Frixione hubiese contratado un programador, pero no tenía y lo que le sobraba era tiempo. Esperaba el nacimiento de su primer hijo, con un embarazo de riesgo que la tuvo en reposo absoluto. Como no podía mantenerse quieta durante nueve meses, tomó su computadora y, al mejor estilo autodidacta, se puso a estudiar desarrollo de páginas web de tutoriales. “A los tropezones, empecé a armar algo muy artesanal, hasta que me fueron pasando datos. Fui entendiendo, seguí estudiando más y logré una página súper segura y amigable. Tenía un norte y nada podía frenarme”, dice. Mientras armaba el esqueleto de lo que sería Frix, fue pidiendo feedback a amigos y familiares para ir puliendo la web con las críticas o consejos que le diesen. “Esa idea de que los grandes negocios surgen con millones de dólares, o desde la mente de un iluminado, no es tan así. Detrás de un emprendimiento hay muchas horas de trabajo. Mucho de ensayo y error y de volver a empezar de cero”, advierte. Emprender siempre fue algo muy natural en la vida de Frixione: a los 9 años repartió diarios y revistas en Villa La Angostura, donde vivía en aquel entonces. Años más tarde, en Buenos Aires, mientras estudiaba Psicología, vendió viandas a los empleados de los comercios de la avenida Santa Fe. Le alcanzaba como para mantener sus estudios, pero el negocio tampoco era lo suficientemente solvente como para convertirse en empresa. “Cada emprendimiento tuvo su contra: caminé demasiado, por eso Frix es online”, dice, un poco en broma. Sin embargo, plantea que existiendo el comercio electrónico hay que usarlo. Incluso, cuando se tiene un local a la calle. •
La maternidad, una ventaja
Uno de los mitos que Frixione intenta derribar es el que instaló la idea de que ser madre, mujer y emprendedora es una combinación incompatible o que, de lograrse el equilibrio, el emprendimiento es liviano o con corta vida. Casada, madre de tres pequeños –dos varones de 5 y 3 años y una nena de 1 año–, mantiene sus actividades como profesional y emprendedora. “no es necesario ser una súper chica, pero sí saber administrar los tiempos. Mis tres hijos van al jardín y en ese horario hago las tareas que requieren mi total concentración, o agendo reuniones. Igual, todo horario y lugar son de trabajo; mi celular es mi oficina y llevo siempre la PC en la mochila. Quienes trabajamos on line tenemos una concepción del tiempo y el espacio distintos, desestructurados; creo que eso optimiza los resultados”, cuenta. Como contrapartida, Frixione explica que emprender un negocio propio también le da la libertad necesaria para pasar tiempo con sus hijos, jugar y ayudarlos con sus tareas. “soy de esas mamás que arma carpas, campamentos, se tira al piso, se disfraza. Pero mis hijos también saben que cada uno tiene su espacio y sus pasiones. Mi hijo mayor suele jugar a Frix sentado frente a la computadora. él dice que cuando sea grande va a ser emprendedor. eso me causa gracia y me
llena de orgullo”, cuenta. La posibilidad que brinda Internet de trabajar hoy en un sitio y mañana en otro es cada vez más habitual. en el caso de Frixione, los espacios físicos ya son irrelevantes. “Pueden tener pañales, juguetes, o lo que más cómoda te haga sentir, quizás un jardín o el bar de la esquina”, comenta. además, destaca, hay mucho para aprender de los más chicos. si las madres observan a sus hijos, la maternidad es una ventaja para el negocio. “Muchas veces los chicos en su inocencia e ingenuidad son los que pueden ayudarnos a los adultos a salir de esa ‘caja’ que tanto limita la innovación, así como a cuestionarnos lo indiscutible y poder crear. Por eso escucho sus argumentos con mucha seriedad, ya que todavía no aprendieron las verdades absolutas. jugar con un niño es el mejor ejercicio que puede hacer un emprendedor, porque en ellos encontrará el proceso creativo y de innovación en todo su esplendor. a eso hay que sumarle la omnipotencia de la niñez, que los lleva a creer que todo lo pueden lograr”, explica. en este sentido, Frixione opina que es necesario repensar la educación y, más que enseñar datos y respuestas, habría que enseñar a hacer más preguntas para abrir los debates, en vez de cerrarlos.
Photo

Post has shared content
Wait while more posts are being loaded