Profile cover photo
Profile photo
Federico G. Rudolph
7 followers
7 followers
About
Federico G. Rudolph's posts

Post has attachment
Les comparto (por si andan cerca): I Encuentro Nacional de Escritores Capilla del Monte (Argentina) organizado por la Fundación del Uritorco para el mundo. A realizarse los días 19, 20 y 21 de junio. Las actividades comprenden: talleres, charlas, presentaciones de libros y mesas de lectura. La entrada es sin cargo. Para mayor información dirigirse a los teléfonos y mails que figuran en el afiche. Los invito.
Photo
Photo
I Encuentro Nacional de Escritores Capilla del Monte
2 Photos - View album

Post has attachment
Navegando por internet me di con este video que resume muy bien el cuento de mi autoría "Miedo innecesario" (aunque no devela el final). Agradezco a Edgard Gómez por el homenaje y reconocimiento a mi trabajo. Se los comparto. FGR
https://www.youtube.com/watch?v=QtSyxZ5cYvE

Post has attachment
Les comparto uno de mis últimos cuentos (el que estará incluido en mi próximo libro). Espero que les guste.

El rojo de la espuma

En el fondo del barranco, el cuerpo desecho de la joven, se movía al son de las olas que golpeaban contra la orilla (pobre imitación de la vida que se acababa de escapar) entre rocas y sangre. El rojo que huía de las heridas, entremezclado con la espuma, era el mismo que el de los corales que se perdían en el mar.

El grito de su tierno amante, de galera negra y rubios cabellos, se confundía con el de las gaviotas que revoloteaban entre las nubes que acariciaban la cima. El dolor que él sentía, contra todo pronóstico, no era por ella. Desde lejos, el viejo guardián divisó lo que quiso, más no lo que fue. Luego intentaría explicarles a los policías lo ocurrido, según sus ojos; mas, no la historia que realmente aconteció. “Sin duda, fue un doble suicidio”, les dijo. “Lo vi tomarse de la cabeza luego que ella se precipitara al vacío... no pudo soportarlo”, remató.

Una historia jamás contada ocurrió entre ellos. Las palabras de reproche que se dijeron el uno al otro se fueron con la brisa de la tarde. El vigía de aquel recóndito faro, único espectador de tan trágico momento, no entendió que el dolor del muchacho no provenía de su alma, sino que era un dolor físico, eco mortal del cuchillo que le clavara, ella, en su sien un instante antes de ser arrojada hacia su final. Cruento evento impulsado por todo el odio del mundo.

© Federico G. Rudolph, 2014.
Este relato formará parte de la obra: Cuentos poco conocidos Vol. II
Pueden encontrar más de mis escritos en: www.federicorudolph.com
Photo
Wait while more posts are being loaded