Profile cover photo
Profile photo
DR. DIEGO HERNÁNDEZ Z. OZONOTERAPIA, TRATAMIENTOS HIPERBARICOS
16 followers -
Ozonoterapia, Cámara Hiperbárica, Medicina estética e integrativa
Ozonoterapia, Cámara Hiperbárica, Medicina estética e integrativa

16 followers
About
DR. DIEGO HERNÁNDEZ Z. OZONOTERAPIA, TRATAMIENTOS HIPERBARICOS's interests
DR. DIEGO HERNÁNDEZ Z. OZONOTERAPIA, TRATAMIENTOS HIPERBARICOS's posts

Post has attachment
Botox Medellín. Un botox bien realizado y por un profesional Médico siempre será una buena opción y un paciente muy satisfecho. Pide tu cita de valoración sin costo al 448 68 93 o 322 90 15 📲311 797 08 32

Photo

Post has attachment
En nuestro Centro Médico Dr Diego Hernández Z estamos siempre dispuestos a ofrecerte un servicio de calidad. Tratamientos Ozonoterapia en Medellín y Tratamientos Hiperbáricos, Medicina Estética Corporal, Medicina Estética Facial, Medicina Integrativa.
Solicita tu cita de valoración sin costo al 448 6893 - 322 9015 o 📲 311 7970832
Photo

Post has attachment
Bajar de peso sin anestesia general, sin cirugía y rápido si es posible. Solicita tu cita de valoración sin ningún costo al 448 6893 - 322 9015 o 📲 311 7970832 y logra el cuerpo y la salud que quieres. 
Photo

Post has attachment
La ozonoterapia un método afectivo contra la Fatiga crónica o fibromialgia

Las personas que sufren fibromialgia y fatiga crónica padecen constantes dolores y cansancio y en el campo medico tradicional es difícil encontrar una solución. Además de esto ser diagnosticado es bastante complejo, las personas que padecen estas patologías tienen que convivir con una serie de malestares que disminuyen en gran manera su calidad de vida.

ozonoterapia como método para paliar los dolores e infundir un poco de energía en el paciente fatigado

La fibromialgia es un síndrome caracterizado por la presencia de dolor crónico, extenso, centrado especialmente en la zona cervical, trapecios, zona lumbar, trocánteres, tercio proximal de las extremidades superiores e inferiores y con frecuencia en manos, carpos, rodillas, tobillos y pies. Su etiología es poco clara, provocando dolores que pueden llegar a ser invalidantes , afectando a las esferas biológica, psicológica y social de las pacientes y que repercute profundamente en la calidad de vida.

Desde el punto de vista del planteamiento terapéutico contra la fibromialgia se emplean medidas farmacológicas de demostrada evidencia, antidepresivos tricíclicos y duales, antiepilépticos (pregabalina), analgésicos ( paracetamol y tramadol ) y relajantes musculares, pero con escasa tolerancia a los efectos secundarios, por lo que en la mayoría de ocasiones, limita los beneficios terapéuticos . Por ello cada vez toman más relevancia las intervenciones no farmacológicas tales como fisioterapia, mesoterapia, balneoterapia, así como medidas de intervención psicológica, y la combinación de varias de éstas intervenciones.

Existen estudios en el campo de la fibromialgia, donde los pacientes fueron tratados con ozonoterapia y los resultados fueron excelentes, mejorando en diversos y evidenciando cambios en los pacientes den los siguientes campos:

Sin cansancio, con aumento de la energía
Sin dolores cervicales
Sin dolores hombros-trapecios
Sin dolores lumbares
Sin dolores en trocánteres ni palas iliacas
Sin dolores en rodillas
Sin depresión
Sin rigidez matutina
Sin insomnio

La ozonoterapia se presenta como un tratamiento interesante y coadyuvante frente a la fibromialgia, ya que actúa precisamente en sus aparentes causas:
• Mejora el metabolismo del oxígeno, por lo tanto, al estar más oxigenados tejidos y órganos, mejora la circulación y el cansancio.
• El ozono es un potente anti-inflamatorio, oxida los mediadores de la inflamación, por lo tanto el dolor hacia la 3ª-4ª sesión disminuye en un 30%.
• Modula el sistema inmunitario, por lo que las interleucinas IL6 y IL10 tienden a la normalización, mejorando el dolor.
• Estimula la secreción de neurotransmisores como la serotonina y triptófano, por lo cual, mejora el estado anímico de la paciente, con franca disminución del dolor y fatiga.

Photo

Post has attachment
Ventas de la ozonoterpia en los tratamientos para el cancer

Los tratamientos médicos a base de ozono se han ido introduciendo de forma paulatina en España. Los principios de la ozonoterapia no son nuevos, pero las investigaciones médicas más recientes han logrado importantes avances y aplicaciones hasta ahora inéditas.
¿Cuáles son las ventajas de la ozonoterapia en el tratamiento de personas afectadas por cáncer?
La ozonoterapia tiene un variado mecanismo de acción, es oxigenante, germicida, regulador inmunológico, antiinflamatorio, analgésico y activa sistemas antioxidantes. Todo esto con "una sola toma". Cualquier enfermo y en especial los oncológicos precisan del buen funcionamiento de todos estos sistemas, por lo tanto no existe ninguna excepción, los enfermos de cualquier tipo de cáncer debieran recibir tratamientos con ozonoterapia.

¿La ozonoterapia sustituye a la cirugía, la quimioterapia o la radioterapia o es un tratamiento complementario?
Sin duda es complementario. Actualmente los tres procedimientos que menciona son armas anticáncer de primer orden, en especial la cirugía. Sin embargo todas provocan en el paciente un descomunal estres oxidativo y un severo deterioro de su nivel de defensas antiinfecciosas. Es muy importante proteger al organismo frente al ataque oxidativo de estas terapias. La ozonoterapia activa sistemas enzimáticos antioxidantes y aumenta la inmunovigilancia oncológica, además de tener un efecto antitumoral protege las célula sana frente a la sobreproducción de radicales libres. Por otro lado la radioterapia basa su efecto en producir radical hidroxilo, para que este se produzca cuanto mejor oxigenado esté la zona a radiar mayor eficiencia tendrá la radioterapia. El ozono aumenta el transporte del oxígeno al tejido y por tanto tiene un efecto sinérgico con la radioterapia a la vez que demora la presentación de efectos secundarios y cuando estos aparecen son de menor entidad.

¿Existe ya un estudio de los resultados testados de la aplicación de esta terapia?
Sí, existen estudios tanto en animales como en humanos, in vitro como in vivo, sobre la eficacia del ozono en muchas enfermedades y entre ellas, el cáncer. Posiblemente el efecto más estudiado del ozono es su capacidad de aumentar el transporte del oxígeno a los tejidos y la capacidad de estimular o activar los sistemas enzimáticos antioxidantes. Recientemente el International Journal of Cáncer, 15 de mayo del 2008, ha publicado un extraordinario articulo de 8 hojas referido a la curación de tumores de células escamosas en cabeza cuello en conejos mediante la insuflación de oxígeno ozono intraperitoneal, trabajo realizado por el Dr. Siegfried Schultz de la Universidad de Marburgo. Insisto, sí hay multitud de estudios, ocurre que quienes dicen no hay, faltano no son serios no se han molestado en buscarlos, no va a ir ningún visitador médico a presentarles el producto. Tengo claro que ningún laboratorio médico me invitará a nada por recetar o recomendar ozono. Los que niegan el ozono a sus pacientes no es por falta de estudios, sino porque no lo conocen.

El cáncer y la Ozonoterapia
El cáncer aparece cuando las células anormales crecen y se extienden rápidamente. Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y tienen mecanismos para dejar de crecer. Con el tiempo, también mueren.

A diferencia de estas células normales, las células cancerosas continúan creciendo y dividiéndose descontroladamente, y no se mueren.

Las células cancerosas suelen agruparse y formar tumores. Un tumor en crecimiento se transforma en un bulto de células cancerosas que destruyen a las células normales que rodean al tumor y dañan los tejidos sanos del cuerpo.

Un tumor es cualquier alteración de los tejidos que produzca un aumento de volumen.

Es un agrandamiento anormal de una parte del cuerpo, que aparece, por tanto, hinchada o distendida. En sentido restringido, un tumor es cualquier bulto que se deba a un aumento en el número de células que lo componen, independientemente de que sean de carácter benigno o maligno.

Cuando un tumor es maligno, tiene capacidad de invasión o infiltración y de metástasis a lugares distantes del tumor primario, y entonces es un cáncer.

El desequilibrio metabólico de una célula tumoral, relacionado con el aumento de la glucólisis conlleva un aumento en la producción de lactato.

El Dr. Washuttl de la Universidad de Viena pudo constatar con un grupo de pacientes tratados con la Gran Auto hemoterapia, un descenso significativo de los valores de lactato, probablemente debido al efecto inhibitorio directo sobre el crecimiento de las células tumorales.

Las determinaciones efectuadas en pacientes con algún tipo de tumor demostraron la disminución significativa del contenido de lactato con la aplicación del ozono, circunstancia que puede considerarse como una inhibición del metabolismo tumoral.

Las investigaciones con cultivos celulares concuerdan con estas observaciones; en ellas se demostraba, en comparación con otras células, una disminución selectiva del crecimiento tumoral atribuible, al menos en parte, a una intolerancia a los peróxidos de las células tumorales, incapaces de realizar una desintoxicación efectiva de los peróxidos como resultado de un contenido insuficiente en peróxidasa, catalasa y superóxido dismutasa.

Por otra parte el Dr. Albers en un artículo publicado en la revista "Medizinische Klinik”. Expuso que los peróxidos que se forman a partir de los ácidos grasos, insaturados por acción del ozono, despliegan todo su poder oxidante sobre la célula cancerosa inhibiendo el crecimiento del tumor.

En las células tumorales existe, asimismo, una alteración de la cadena respiratoria mitocondrial. Debido a esta circunstancia se ha intentado influir sobre algunas sustancias fisiológicamente importantes mediante la utilización del ozono en la fracción mitocondrial.

La disminución significativa del ADN revela una activación importante de la cadena respiratoria, y encuentra su explicación en el elevado consumo de ADN a nivel de la decarboxilación oxidativa del metabolismo aerobio de los carbohidratos.

Mediante la ozonoterapia se favorece un mejor ataque en las membranas de las células tumorales por parte de los linfocitos CD8 citotóxicos.

El Dr. Cidón Madrigal plantea que mediante el tratamiento combinado de radioterapia y ozonoterapia se logra una mejoría mucho más marcada del proceso canceroso que mediante la aplicación única y exclusiva de radioterapia.

Bajas dosis de ozono son capaces de formar cantidades "discretas” de radicales libres ejerciendo funciones positivas a nivel celular y en particular en el "killing" bactérico y de las células tumorales.


El ozono inhibe el crecimiento de las células cancerígenas .
Una probabilidad razonable es que el cáncer de las células humanas tiene el sistema antioxidante dañado y es incapaz de ejercer una inactivación peroxidativa efectiva.

Además, si la regulación de enzimas antioxidantes ocurre sólo en células normales, puede interrumpir el circulo vicioso descrito por Toyokuni et al como un persistente estrés oxídativo capaz de amplificar el proceso oncogénico.

La inmunomoduladora actividad de la terapia con ozono puede representar una ventaja tanto en el tratamiento de mínimas enfermedades residuales o incluso en lentos procesos metastáticos de cáncer en pacientes ancianos, donde una monoquimioterapia paliativa parece inútil y empeora la calidad de vida.

En cambio, la mejor oxigenación del tejido neoplásico debería inhibir la liberación del factor de crecimiento vásculoendotelial , controlando así la neoangiogénesis y el crecimiento tumoral.

Convencido de que el ozono de uso médico puede ser eficaz en casos de cáncer el doctor Juan Carlos Pérez Olmedo se lo ha administrado recientemente por vía intraperitoneal a cinco enfermos uno aquejado de cáncer de pulmón, otro de laringe, un tercero de vejiga, un carcinoma de ovario y un adenocarcinoma de colon– en el hospital vigués Sanatorio Concheiro con la tranquilidad de saber que se trata de una sustancia inocua que se usa hoy en el tratamiento de muchas otras patologías: artrosis, diabetes, alzheimer.

Antes de proseguir debemos recordar que toda célula sana obtiene la energía para vivir básicamente por “vía aeróbica, es decir, utilizando oxígeno. Sin embargo, cuando se vuelve cancerosa utiliza una vía anaeróbica: fermentando glucosa fenómeno que se conoce como glicólisis y lo mismo hará toda su “descendencia” . Solo que por esta segunda vía obtiene casi 20 veces menos energía. Así lo descubriría Otto Warburg Premio Nobel de Medicina en 1931 y 1945 para quien la necesidad de tan alto consumo de glucosa por la célula cancerosa sería lo que obliga al cuerpo a provocar una multiplicación celular masiva formando lo que llamamos tumor.

“El ozono es una terapia complementaria en el tratamiento del cáncer"

La Radioterapia basa su efecto en la producción de radicales libres; concretamente en la producción de radicales hidroxilo. Pero para que éste se produzca la zona a radiar debe estar oxigenada; es decir, la radiación ionizante funciona si existe oxígeno.

Así que la capacidad del ozono de incrementar la transferencia de oxígeno asegura no sólo mayor eficacia de la Radioterapia sino que también reduce los efectos secundarios de la misma al proteger la célula sana por su capacidad de activar sistemas antioxidantes fundamentales en la lucha contra los radicales libres.

El ozono además activa sustancias como la prostaciclina con actividad tumoral reconocida y posiblemente el mecanismo de actuación principal del ozono por vía intraperitoneal y estimula las defensas.

El preacondicionamiento con ozono antes de recibir quimioterapia o someterse a una intervención quirúrgica prepara pues al organismo al estimular sus sistemas defensivos antioxidantes e inmunológicos minimizando los efectos secundarios del tratamiento y potenciando su efecto terapéutico.

El mecanismo de acción del ozono es un mecanismo de sentido común, elemental e imprescindible en la lucha del cáncer y de otras muchas enfermedades”.

Cabe agregar que al regenerar el ozono también las condiciones eléctricas de la membrana ésta recupera la elasticidad y los glóbulos rojos o eritrocitos –que son las células que se ocupan de llevar oxígeno a los diferentes tejidos del cuerpo pueden pasar a través de capilares de menor calibre. Asimismo mejora la viscosidad sanguínea, la viscosidad plasmática, la deformabilidad de los glóbulos rojos y la agregación eritrocitaria lo que favorece el transporte de oxígeno y nutrientes a las células.

Y con ello el reestablecimiento progresivo de las funciones metabólicas.
El ozono potencia además el sistema inmune ya que mejora la actividad de los linfocitos T y los monocitos encargados de liberar citoquinas, mensajeros intercelulares capaces de activar los mecanismos de inmunidad natural. En particular interferón gamma, sustancia endógena que carece de los problemas que provocan los fármacos químicos que se comercializan con el mismo nombre. Con ozono el interferón gamma endógeno puede llegar a aumentar entre el 400 y el 900%.

El ozono estimula la producción de las tres enzimas antioxidantes que forman la principal defensa del organismo ante los radicales libres: la superóxido dismutasa, la catalasa y la glutatión peroxidasa. Sistemas enzimáticos que muchos tipos de células cancerosas tienen deprimidos. Por esa razón las células cancerosas no pueden defenderse del ataque producido por los radicales libres derivados de la llegada de oxígeno al tejido tumoral.

Es importante señalar que el oxígeno es muerte y vida, que la llegada de oxígeno a la célula lleva consigo la formación de radicales libres y que el equilibrio entre producción y eliminación depende del buen funcionamiento de las enzimas superóxido dismutasa, catalasa y glutatión. Por tanto, la llegada de oxígeno a una célula tumoral lleva aparejada la producción de radicales libres que su sistema enzimático deteriorado no es capaz de contrarrestar y como consecuencia de la abundancia de los mismos se produce la muerte tumoral. La célula sana no tiene este problema; solo lo tiene la célula enferma.

En 1980 la revista Science publicó El Ozono inhibe selectivamente el crecimiento de las células humanas de cáncer. El estudio demostró que el ozono inhibe el crecimiento de células humanas de cáncer de pulmón, mama y tumores uterinos.

Igualmente significativo es el trabajo de un grupo de investigadores españoles de las Palmas coordinado por Bernardino Clavo que con su estudio Ozonoterapia para la oxigenación tumoral: un estudio piloto demostró la importancia del ozono para mejorar la situación de hipoxia –falta de oxigenación de los tumores, apuntada por muchos autores como factor esencial para el crecimiento tumoral.

El estudio publicado en Evidenced based Complementary and Alternative Medicine en el 2004 se realizó sobre 18 pacientes. La terapia sistémica de ozono se administró por autohemotransfusión en tres días alternos durante una semana.

Se midieron los niveles de oxigenación del tumor antes y después de la primera y tercera sesión con ozono y el resultado fue una disminución significativa en los valores de hipoxia siendo los tumores que peor oxigenados estaban los que más se beneficiaron. “A pesar de ser administrado durante un período muy corto –explicaron los investigadores la Ozonoterapia mejora la oxigenación en la mayoría de los tumores hipóxicos.

Más recientemente, en el 2008, un equipo de investigadores cubanos coordinado por Silvia Ménendez efectuó un trabajo que titularon Terapia de ozono en el tratamiento del cáncer: estado de la cuestión en el que recogieron diversas investigaciones relacionadas con la aplicación del ozono.

En mayo del 2008. Siegfried Schulz veterinario de los Servicios Veterinarios y Medicina de Animales de la Universidad Philipps de Marburg (Alemania) , uno de los principales investigadores en el campo de la aplicación del ozono. Su trabajo –Treatment with ozone/oxygen pneumoperitoneum results in complete remission of rabbit squamous cell carcinomas fue publicado en el International Journal Cancer.

En 1974 se hizo un ensayo en Alemania que se publicaría como Terapia mediante inyección intravenosa para cáncer genital con mezcla de ozono oxígeno en el tratamiento con radioterapia ginecológica en el que 40 mujeres con tumores primarios de cáncer genital y 5 con tumores recurrentes fueron tratadas con una mezcla de oxígeno y ozono. Y los investigadores fueron claros: “La regresión de los tumores genitales femeninos en ambos grupos estudiados fue más rápida. Los efectos secundarios de la radioterapia fueron reducidos y la condición general de los pacientes mejoró”.

Los investigadores cubanos recogen en su reciente trabajo recopilatorio otro estudio –éste del año 1998 en el que el ozono rectal se utilizó como coadyuvante de un tratamiento de radioterapia con cobalto 60. De los setenta pacientes con cáncer de próstata a los que irradió a la mitad se les insufló además ozono por el recto. Bien, pues el 84% de los pacientes tratados sólo con radioterapia sufrieron efectos secundarios (dermatitis, cistitis, proctitis, etc.), porcentaje que fue de sólo el 52% entre quienes asimismo fueron tratados con ozono. Además el valor del antígeno específico de próstata se redujo a menos de 10 ng/ml en el 92% de los que recibieron ozono.

En el 2001 un equipo dirigido por la investigadora rusa Claudia Kontorschikova presentó el trabajo titulado Ozonoterapia en un tratamiento complejo de cáncer de mama en el que se explica otra investigación efectuada con 52 mujeres a treinta y dos de las cuales además de una terapia con citostáticos –fármacos que se usan para inhibir el crecimiento tumoral se les insufló ozono por vía intravenosa o rectal. Pues bien, “la participación de la terapia de ozono en un tratamiento complejo de pacientes con cáncer de mama –se dice en las conclusiones contribuyó a disminuir la incidencia y el grado de los efectos secundarios tóxicos de los citostáticos, mejoró su calidad de vida y los parámetros inmunológicos, y aumentó significativamente la actividad del sistema de defensa antioxidante”.

El equipo español de Bernardino Clavo publicó también en el 2004 Ozonoterapia adyuvante en tumores avanzados de cabeza y cuello: estudio comparativo cuyo objetivo fue evaluar el efecto clínico de la Ozonoterapia en pacientes con cáncer de cabeza cuello en el curso de su tratamiento con radioterapia. Durante un período de 3 años 19 pacientes fueron sometidos pues a radioterapia si bien 12 fueron además tratados con quimioterapia (antes y/o durante). Y a los miembros del otro grupo, de siete pacientes, se les administró ozonoterapia sistémica dos veces por semana mientras recibían la radioterapia.

Cabe aclarar que el grupo que recibió Ozonoterapia era el de más edad, tenía un mayor porcentaje de afectación ganglionar y una tendencia tumoral más desfavorable por lo que sus expectativas de vida eran muy inferiores a las de los otros grupos. Bueno, pues a pesar de ello la supervivencia media entre quienes no recibieron ozono fue de 6 meses y entre quienes sí lo recibieron de 8.

Un año después, en el 2005, un grupo de investigadores italianos coordinado por María Letizia Iabichella publicaría Un caso de glioblastoma tratado con terapia de combinación con temozolomida y ozono en forma líquida administrada continuamente por vía venosa central” que describe el caso de una joven con glioblastoma multiforme. La paciente había sido sometida a craneotomía con resección quirúrgica del tumor y radioterapia pero ante la escasa respuesta del tratamiento se le dio temozolomida, también sin resultados. Sin embargo, el tumor se reduciría cuando se añadió ozono mediante un catéter venoso central.

En suma, se ha investigado el ozono como terapia coadyuvante de los tratamientos convencionales en una amplia gama de tumores y se ha visto claramente su utilidad; luego, Añadiremos que el trabajo Tres informes de casos sobre el enfoque holístico en pacientes con tumores, incluyendo el uso de ozono médico elaborado a partir de tratamientos realizados en la Wimbledon Clinic de Medicina Natural de Londres explica el éxito que se obtuvo usando sólo ozono en tres pacientes –uno con adenocarcinoma de próstata, otro con cáncer de mama y un tercero con cáncer de ovario con una terapia combinada que incluyó ozono, dieta, homeopatía, plantas e inmunoterapia Tenemos claro que la Ozonoterapia es una terapia imprescindible en todas aquellas enfermedades en las que exista un desequilibrio del estrés oxidativo, entre ellas el cáncer.

En la lucha contra el cáncer avanzado o terminal no han aparecido desde hace muchos años medicamentos curativos o que hayan demostrado alargar la esperanza de vida más allá de unos pocos meses. Sólo se ha avanzado en el diagnóstico precoz.

El doctor Humberto Loscertales, experto en ozono y director médico de Ozono Medical de Barcelona, asegura que la ozonoterapia es un tratamiento complementario en la lucha contra el cáncer cuyo papel consiste en dificultar la progresión de las células tumorales. Según Loscertales, el método mejora la calidad de vida de los pacientes ayudándoles a tolerar la quimioterapia.

Según el Doctor Enrique Riverola, experto en ozonoterapia de Ozono Medical, con el ozono se consigue dotar al enfermo de cáncer de una calidad de vida mejor, tener más resistencia, así como mejorar sus condiciones previas, durante y después de la quimioterapia o con cirugía

En la fundación Dominicana nutrición 2000 inc, en la actualidad estamos tratando con ozonoterapia y dietoterapia nueve pacientes de cáncer en las edades 29a 68 años de los cuales , siete son femeninas y dos son masculinos .
Cáncer mama tres, cáncer de útero tres, cáncer prostata uno, cáncer gástrico uno y un oteosarcoma ; con resultados de buenos a excelente.
Porque el uso de la ozonoterapia en pacientes con cáncer
1) Porque le brinda mejor calidad vida al paciente.
2) Disminuye el dolor causado por el cáncer.
3) Disminuye el tamaño del tumor.
4) Ayuda a tolerar mejor la quimioterapia y la radioterapia.
5) Mejora las condiciones para los procesos quirúrgicos, y repoden mejor a dicho proceso.
6) Mediante la ozonoterapia se favorece un mejor ataque en la membrana de las células tumorales por parte de los linfocitos CD8 citotóxico.
7) Mejora la oxigenación del tumor.
8) Es de bajos costos.
9) Es un tratamiento complementario para el cáncer
Conclusión:
La deficiencia de oxigeno provoca el cáncer.
Si la célula es privada crónicamente de oxigeno, y aun no muere, el cáncer finalmente aparecerá.
La verdadera causa del cáncer es la falta de oxigenación celular.
Para destruir el cáncer , lo que se requiere es la introducción de grandes cantidades de oxigeno a nivel celular.
El ozono tiene la habilidad de prevenir el cáncer.
Los efectos de ozono son acumulativos, ya que el cuerpo se vuelve más limpio, las toxinas almacenadas son eliminadas y el terreno biológico es mejorado constantemente. De esta manera, se previene el cáncer.


Photo

Post has attachment
El efecto de la ozonoterapia en el asma

El asma bronquial es una enfermedad cuyo síntoma fundamental son las crisis de asfixia debidas a la obstrucción de las vías respiratorias por un aumento de la sensibilidad de la tráquea y los bronquios a diferentes agentes irritantes. La alteración de la permeabilidad bronquial está relacionada con el espasmo de la musculatura lisa, el edema de la mucosa, la inflamación de la mucosa bronquial y la obstrucción de los bronquios por las secreciones.

Según el acuerdo internacional del año 1995, el asma bronquial se considera un proceso inflamatorio crónico de las vías respiratorias inferiores. Esta determinación refiere al principal aspecto patogénico del eslabón infeccioso en la aparición de esta enfermedad.

Y si los ataques de asma bronquial se producen de forma episódica, el proceso inflamatorio es constante. La aparición de la inflamación inicial en las vías respiratorias de los pacientes afectados del asma bronquial se relaciona con una predisposición atópica, congénita y hereditaria de las reacciones alérgicas.

Los alérgenos más difundidos son los ácaros del polvo doméstico, los animales, los abrigos de lana, las cucarachas, el polen y los mohos. Un potente factor de riesgo es el tabaquismo ,así como los contaminantes químicos y del aire. Asimismo las cargas físicas, el aire frio y los cambios del clima, los aditivos culinarios y el ácido acetilsalicílico pueden ser la causa de la aparición o el agravamiento del asma bronquial.

En la actualidad, se otorga una gran importancia a la aparición del asma bronquial a las infecciones por virus que afectan al aparato respiratorio. La infección mixta conlleva una evolución más grave de la enfermedad.

El agravamiento de la infección provoca el inicio o las recidivas del asma bronquial, que se manifiesta por la hiperactividad de los bronquios, acompañada por alteraciones funcionales y morfopatológicas de las vías respiratorias en forma de alteraciones en la regulación neuronal de la musculatura lisa bronquial, lesión epitelial, aumento de la permeabilidad vascular, producción de IgE y aparición de reacciones alérgicas posteriores.

Todo ello es la causa del espasmo bronquial, el edema de la mucosa bronquial y la hipersecreción de las glándulas bronquiales, lo que conforma el síndrome de la obstrucción.
En la patogenia de la hiperreactividad bronquial, se advierte, más adelante, la incorporación de las células efectoras de la inflamación, que es la causa de la desgranulación de los mastocitos, la liberación por los eosinófilos y neurotrófilos del factor hemotóxico, la histamina, los leucocitos y el factor de activación de los trombocitos, que tienen propiedades bronco-constrictoras.

El síntoma fundamental del asma bronquial es la típica crisis de asfixia, que suele iniciarse por la noche o por la mañana temprano, con tos persistente, agotadora y sin expectoración. A continuación, aparece la sensación de ahogo con dificultad para la espiración, y la respiración se vuelve ruidosa y sibilante.

El enfermo tiene que sentarse a causa de la asfixia. El episodio finaliza con tos y secreción mucosa. Si no se consiguen detener las crisis, aparece el estado asmático.

Según todo lo expuesto anteriormente, los principios terapéuticos contemporáneos del asma bronquial se centran en la influencia sobre las infecciones víricas y bacterianas, el sistema inmunológico, los mecanismos de bronco-constricción y las reacciones alérgicas, así como la hipoxia.

El efecto de la ozonoterapia está relacionado con su capacidad para influir en muchos puntos problemáticos del proceso patológico, sobre todo, por su capacidad para eliminar el espasmo bronquial. Esto se debe al efecto dilatador sobre la musculatura lisa del radical NO, que se forma en las células endoteliales, por la acción del ozono.

Desde estas posiciones, se presenta sustancial la capacidad del ozono para eliminar la hipoxia tisular, que siempre existe en los pacientes asmáticos por la insuficiencia pulmonar en desarrollo debida al espasmo bronquial. La llegada de oxigeno s la sangre excepto en los pulmones, la mejor entrega de oxígeno a los eritrocitos de los tejidos y la mejoría de las características reológicas de la sangre constituyen la base de la eliminación de la hipoxia.

Con la mejoría de la oxigenación de la sangre, precisamente, con lo que Struchkov Cols. (2000) relacionan la mejoría respiratoria después de cada sesión de administración intravenosa de solución fisiológica ozonizada. El aumento de la llegada del oxígeno conduce a la normalización del funcionamiento de los órganos y sistemas, en particular del sistema inmunológico.

Los mecanismos inmunológicos del organismo humano dependen del oxígeno, puesto que la homeostasis y la fagocitos adecuadas con la generación de radicales libres del oxígeno por los macrófagos y granulocitos en la respuesta a la infección requieren el correspondiente suministro de oxígeno.

La insuficiencia inmunomoduladora del ozono se manifiesta por la activación de la fabricación, por linfocitos y monocitos, de citosinas, interferón, factor necrosante tumoral e interleucinas. Estas últimas, al llegar a la sangre, activan tanto la inmunidad celular como la humoral.

Se fortalece la síntesis de los linfocitos T citolíticos, que aseguran la inmunidad celular, y se normaliza la producción de linfocitos T colaboradores, que regulan la acción de los linfocitos B, dirigida a la síntesis de las inmunoglobulinas (Paulesu y Luzzi, 1991).

El aumento de la presión parcial del oxígeno en los tejidos como resultado de la ozonoterapia elimina los efectos negativos de la hipoxia, en lugar de actuar como estimulante de los linfocitos T, empieza a mostrar efectos citotóxicos (Belianin, 1998). La estimulación del sistema inmunológico hace posible la depresión del proceso inflamatorio, con disminución de la actividad de las células colaboradoras y disminución de la elaboración por ellas de sustancias biológicamente activas que alimentan las reacciones broncoespásticas.

La influencia antibacteriana y antivírica es fundamental. La acción bacteriana del ozono es análoga a la de los procesos que el organismo emplea para destruir los antígenos extraños es decir, refuerza la acción de los radicales libres debido al aumento de la capacidad fagocítica de los leucocitos.

Además, el ozono penetra en las células microbianas y reacciona con las proteínas del citoplasma, alterando así la proliferación de las bacterias. El mecanismo antivírico del ozono se manifiesta por el deterioro de las cadenas de polipéptidos de la cubierta, lo que afecta a la capacidad del virus para unirse a la célula.

También se produce la división de una cadena de ARN en dos partes, gracias a lo cual se altera el proceso de multiplicación del virus. Es necesario señalar la acción defensiva que ejerce el ozono sobre las células sanas frente a la penetración de los virus, debido a la activación de la síntesis de interferón y al refuerzo de la eliminación de las células dañadas por el virus.

La ozonoterapia puede emplearse como método profiláctico independientemente en al asma bronquial, dirigido a la disminución o eliminación de las crisis, y también para evitar la aparición de las mismas. Además, la ozonoterapia es un método eficaz para el tratamiento de enfermedades graves, e incluso, debido a sus posibilidades de potenciación, permite resolver el problema de alcanzar el máximo efecto terapéutico con la aplicación de la menor cantidad de medicamentos.

Artemeva cols. (2005) demostraron que la inclusión de la ozonoterapia en el tratamiento de esta enfermedad logra la disminución más acentuada de los niveles de histamina y serotonina, y el aumento más importante de catecolaminas en los macrófagos, linfocitos, neutrocitos, mastocitos y la mucosa alveolar.

Efectos de la ozonoterapia en enfisema pulmonar

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOc) se caracteriza por limitación progresiva al flujo del aire, no totalmente reversible, asociada con una respuesta inflamatoria anormal a partículas o gases nocivos. Clásicamente se identifican dos fenotipos: pacientes con EPOc en los que predomina la destrucción –enfisema– o bien, el caso de pacientes que predomina la obstrucción bronquial bronquitis crónica.

El enfisema se define anatómicamente como una distensión permanente y destructiva de los espacios aéreos distales a los bronquiolos terminales, con fibrosis evidente y pérdida de la arquitectura normal. En la práctica clínica, un paciente con enfisema ha sido o es un fumador importante, no obstante, en determinados países existen factores ambientales, que pueden ser la principal causa de desarrollo de la enfermedad.

La triada de síntomas principales del enfisema son: disnea, tos y expectoración, siendo la disnea el síntoma que más incomoda y angustia al paciente. aunque al enfisema se define en términos patológicos es importante también el empleo de técnicas como las de radiografía y la tomografía axial computarizada (Tac) de tórax, ya que estas ponen en evidencia las alteraciones morfológicas atribuibles a esta enfermedad.

El tratamiento de estos pacientes debe ser multidisciplinario e individualizado teniendo como objetivos básicos frenar la progresión de la enfermedad, aliviar los síntomas y prevenir o corregir las complicaciones o reagudizaciones que aparezcan. Tradicionalmente, el tratamiento se basa en el empleo de broncodilatadores y aún hoy siguen siendo el tratamiento básico de la enfermedad. No obstante, las nuevas concepciones etiopatogénicas (base inflamatoria), suponen un enfoque terapéutico diferente, introduciéndose más recientemente el empleo de antiinflamatorios.

El ozono es un gas extremadamente reactivo y su mecanismo de acción está relacionado con la generación de productos secundarios que en cantidades adecuadas ejercen diversas acciones biológicas que le confieren sus propiedades terapéuticas, tales como: germicida, modulador del estrés oxidativo y del sistema inmunológico y mejora el flujo sanguíneo. Además, el ozono incrementa la presión parcial de oxígeno en sangre, en tejido, sobre el metabolismo aeróbico mejora la respiración celular ya que actúa estimulando la actividad de enzimas como la de glucosa-6-fosfa-to-deshidrogenasa. a nivel preclínico se ha observado una modulación a nivel de tejido pulmonar lesionado de la enzima mieloperoxidasa. Todos estos aspectos hacen pensar que la aplicación del ozono en pacientes con EPOc, podría tener un efecto beneficioso.

Se reconoce que un estrés oxidativo moderado y controlado induce defensa enzimática antioxidante por lo que se ha señalado al precon-dicionamiento oxidativo como un mecanismo que pudiera explicar las acciones farmacológicas del ozono en las enfermedades mediadas por las especies reactivas del oxígeno (ERO)1316-21. En el trastorno patológico del enfisema se destaca el papel del estrés oxidativo y su implicación en la aparición de la inflamación.

En el momento actual, existen millones de personas diagnosticados de enfisema pulmonar y muchos de estos individuos sufren de discapacidad progresiva. además, a esto se le suma que el número de muertes por año atribuidas a esta enfermedad sigue aumentando. Por tanto, existe una creciente necesidad de mejorar la calidad de vida y el manejo terapéutico del paciente con enfisema pulmonar. Es por ello que el objetivo de nuestro trabajo es estudiar los efectos de la ozonoterapia sobre los síntomas y el estatus de salud de pacientes con enfisema pulmonar.

A continuación se presentan los hallazgos del centro "Silvia Menéndes cepero Centro de Investigaciónes del Ozono" la Habana, Cuba. 2009
Para mas información visitar: www.scielo.cl

Los principales hallazgos encontrados por el centro "Silvia Menéndes cepero Centro de Investigaciónes del Ozono" son: que los pacientes con enfisema pulmonar y tratados con ozono presentaron un aumento significativo de los valores espirométri-cos, mejoria de la oxigenación y reducción de la sintomatología clínica.

Al analizar las pruebas funcionales respiratorias se observó que el grupo Ozono mostró un aumento significativo de VEf1 y FEV1/FVF, lo cual está en correspondencia con estudios realizados en modelos experimentales en cobayos, donde en los grupos tratados con ozono se obtuvo una marcada disminución de la presión intrabronquial.

También, en estudios de pacientes con asma moderada tratados con ozono por vía rectal y autohemoterapia mayor (durante 3 ciclos) se reflejaron aumentos significativos del VEf1 y cVf, junto con una disminución de los niveles sanguíneos de IgE y un aumento del sistema antioxidante del glutatión eritrocitario, corroborando que la ozonoterapia puede ser una alternativa de tratamiento en el asma bronquial, gracias a sus propiedades inmunomoduladoras y reguladoras del estrés oxidativo.

Algunos autores plantean que en la EPOc, la presencia de reversibilidad en la obstrucción al flujo aéreo en ocasiones no se acompaña de cambios relevantes en la espirometría forzada, frecuentemente los pacientes refieren una clara mejoría clínica sin que se observe un incremento igual o superior al 12% en VEf1. De hecho, múltiples estudios han demostrado que puede haber cambios en la resistencia de la vía aérea, en la conductancia específica, en la capacidad residual funcional o en el volumen residual, sin una mejoría paralela en los parámetros espirométricos.

En nuestro estudio hubo mejoría, no de todos los parámetros de la función respiratoria, pero en cambio 13 pacientes tratados con ozono refrieron mejoría de su sintomatología. Se considera que la acción inmunológica del ozono a nivel sanguineo va dirigida, fundamentalmente, sobre los monocitos y linfocitos T que liberan pequeñas cantidades de diversas citocinas, particularmente del interferón gamma, pero también otras citocinas, como la IL10 y el factor transformador del crecimiento β1 capaces de reducir la citotoxicidad autoreactiva. De esta forma las citocinas no sobrepasan los niveles necesarios, una vez que se activen de manera fsiológica los elementos contrareguladores. De esta manera podemos ver el efecto inmunore-gulador de la ozonoterapia, el cual contribuye a la disminución del proceso inflamatorio en nuestra patología31 y a la mejoría de la función pulmonar. además, la ozonoterapia posee un poderoso efecto estimulador de las defensas antioxidantes, que impide la progresión del proceso destructivo del tejido pulmonar.

Al hacer la valoración final de la hemoglobina, se observó una disminución significativa en el grupo Ozono, no así en los grupos oxígeno y control. Los pacientes con enfisema severo desarrollan una policitemia secundaria, como respuesta compensadora a la hipoxemia. Esto concuerda con los resultados obtenidos en nuestro estudio, donde el grupo Ozono presentó al inicio cifras de Hb algo más elevadas, debido a que es el grupo con cifras de PaO2 más bajas (en la selección de los pacientes de este grupo coincidieron pacientes con mayor grado de obstrucción). Esto se debe al mecanismo compensatorio de la eritropoyetina estimulada por las bajas cifras de PaO2 que promueve la eritropoyesis. al final del tratamiento, con la mejoría de la función pulmonar, este grupo presentó una disminución significativa de las cifras de hemoglobina y un aumento significativo de la PaO2, comparado con el resto de los grupos.

La PacO2 se encontró dentro de los límites normales, tanto al inicio como al final del estudio en los tres grupos. Lo mismo para el pH, coincidiendo con lo reportado en la literatura y con los mecanismos reguladores del equilibrio ácido/base con que cuenta nuestro organismo.

El ozono es capaz de aumentar la fexibilidad del glóbulo rojo y la producción del 2,3 disfos-foglicerato, que actúa sobre la oxihemoglobina desplazando el equilibrio hacia la liberación de oxígeno a los tejidos. Estos efectos se relacionan con los resultados obtenidos y muestran los beneficios de la ozonoterapia.

Respecto a los estudios imagenológicos, los signos de enfisema no mostraron modificaciones, corroborándose el componente irreversible del daño estructural en el enfisema pulmonar.

Otros beneficios que se logran con la aplicación del ozono, es la reducción (en el 40% de los casos) de la sintomatología clínica en estos pacientes, permitiéndoles referir una mejoría en cuanto a su autovaloración. Resultados similares se obtuvieron en pacientes asmáticos tratados con ozono.

Atendiendo a la evolución de las variables estudiadas en el Índice de bODE26, el cual incluye el FEV1 (como medidor de la función pulmonar), la disnea (que representa la intensidad que acarrean los síntomas clínicos de la enfermedad) y la prueba de marcha en 6 min, se puede decir que la ozonoterapia ejerció un efecto positivo en el mejoramiento de estas variables al término del tratamiento.

Teniendo en cuenta los resultados positivos alcanzados en este estudio, recomendamos la aplicación de la ozonoterapia como una variante terapéutica beneficiosa o como adyuvante al tratamiento convencional de pacientes con enfisema pulmonar.


Photo

Post has attachment
El efecto de la ozonoterapia en el asma

El asma bronquial es una enfermedad cuyo síntoma fundamental son las crisis de asfixia debidas a la obstrucción de las vías respiratorias por un aumento de la sensibilidad de la tráquea y los bronquios a diferentes agentes irritantes. La alteración de la permeabilidad bronquial está relacionada con el espasmo de la musculatura lisa, el edema de la mucosa, la inflamación de la mucosa bronquial y la obstrucción de los bronquios por las secreciones.

Según el acuerdo internacional del año 1995, el asma bronquial se considera un proceso inflamatorio crónico de las vías respiratorias inferiores. Esta determinación refiere al principal aspecto patogénico del eslabón infeccioso en la aparición de esta enfermedad.

Y si los ataques de asma bronquial se producen de forma episódica, el proceso inflamatorio es constante. La aparición de la inflamación inicial en las vías respiratorias de los pacientes afectados del asma bronquial se relaciona con una predisposición atópica, congénita y hereditaria de las reacciones alérgicas.

Los alérgenos más difundidos son los ácaros del polvo doméstico, los animales, los abrigos de lana, las cucarachas, el polen y los mohos. Un potente factor de riesgo es el tabaquismo ,así como los contaminantes químicos y del aire. Asimismo las cargas físicas, el aire frio y los cambios del clima, los aditivos culinarios y el ácido acetilsalicílico pueden ser la causa de la aparición o el agravamiento del asma bronquial.

En la actualidad, se otorga una gran importancia a la aparición del asma bronquial a las infecciones por virus que afectan al aparato respiratorio. La infección mixta conlleva una evolución más grave de la enfermedad.

El agravamiento de la infección provoca el inicio o las recidivas del asma bronquial, que se manifiesta por la hiperactividad de los bronquios, acompañada por alteraciones funcionales y morfopatológicas de las vías respiratorias en forma de alteraciones en la regulación neuronal de la musculatura lisa bronquial, lesión epitelial, aumento de la permeabilidad vascular, producción de IgE y aparición de reacciones alérgicas posteriores.

Todo ello es la causa del espasmo bronquial, el edema de la mucosa bronquial y la hipersecreción de las glándulas bronquiales, lo que conforma el síndrome de la obstrucción.
En la patogenia de la hiperreactividad bronquial, se advierte, más adelante, la incorporación de las células efectoras de la inflamación, que es la causa de la desgranulación de los mastocitos, la liberación por los eosinófilos y neurotrófilos del factor hemotóxico, la histamina, los leucocitos y el factor de activación de los trombocitos, que tienen propiedades bronco-constrictoras.

El síntoma fundamental del asma bronquial es la típica crisis de asfixia, que suele iniciarse por la noche o por la mañana temprano, con tos persistente, agotadora y sin expectoración. A continuación, aparece la sensación de ahogo con dificultad para la espiración, y la respiración se vuelve ruidosa y sibilante.

El enfermo tiene que sentarse a causa de la asfixia. El episodio finaliza con tos y secreción mucosa. Si no se consiguen detener las crisis, aparece el estado asmático.

Según todo lo expuesto anteriormente, los principios terapéuticos contemporáneos del asma bronquial se centran en la influencia sobre las infecciones víricas y bacterianas, el sistema inmunológico, los mecanismos de bronco-constricción y las reacciones alérgicas, así como la hipoxia.

El efecto de la ozonoterapia está relacionado con su capacidad para influir en muchos puntos problemáticos del proceso patológico, sobre todo, por su capacidad para eliminar el espasmo bronquial. Esto se debe al efecto dilatador sobre la musculatura lisa del radical NO, que se forma en las células endoteliales, por la acción del ozono.

Desde estas posiciones, se presenta sustancial la capacidad del ozono para eliminar la hipoxia tisular, que siempre existe en los pacientes asmáticos por la insuficiencia pulmonar en desarrollo debida al espasmo bronquial. La llegada de oxigeno s la sangre excepto en los pulmones, la mejor entrega de oxígeno a los eritrocitos de los tejidos y la mejoría de las características reológicas de la sangre constituyen la base de la eliminación de la hipoxia.

Con la mejoría de la oxigenación de la sangre, precisamente, con lo que Struchkov Cols. (2000) relacionan la mejoría respiratoria después de cada sesión de administración intravenosa de solución fisiológica ozonizada. El aumento de la llegada del oxígeno conduce a la normalización del funcionamiento de los órganos y sistemas, en particular del sistema inmunológico.

Los mecanismos inmunológicos del organismo humano dependen del oxígeno, puesto que la homeostasis y la fagocitos adecuadas con la generación de radicales libres del oxígeno por los macrófagos y granulocitos en la respuesta a la infección requieren el correspondiente suministro de oxígeno.

La insuficiencia inmunomoduladora del ozono se manifiesta por la activación de la fabricación, por linfocitos y monocitos, de citosinas, interferón, factor necrosante tumoral e interleucinas. Estas últimas, al llegar a la sangre, activan tanto la inmunidad celular como la humoral.

Se fortalece la síntesis de los linfocitos T citolíticos, que aseguran la inmunidad celular, y se normaliza la producción de linfocitos T colaboradores, que regulan la acción de los linfocitos B, dirigida a la síntesis de las inmunoglobulinas (Paulesu y Luzzi, 1991).

El aumento de la presión parcial del oxígeno en los tejidos como resultado de la ozonoterapia elimina los efectos negativos de la hipoxia, en lugar de actuar como estimulante de los linfocitos T, empieza a mostrar efectos citotóxicos (Belianin, 1998). La estimulación del sistema inmunológico hace posible la depresión del proceso inflamatorio, con disminución de la actividad de las células colaboradoras y disminución de la elaboración por ellas de sustancias biológicamente activas que alimentan las reacciones broncoespásticas.

La influencia antibacteriana y antivírica es fundamental. La acción bacteriana del ozono es análoga a la de los procesos que el organismo emplea para destruir los antígenos extraños es decir, refuerza la acción de los radicales libres debido al aumento de la capacidad fagocítica de los leucocitos.

Además, el ozono penetra en las células microbianas y reacciona con las proteínas del citoplasma, alterando así la proliferación de las bacterias. El mecanismo antivírico del ozono se manifiesta por el deterioro de las cadenas de polipéptidos de la cubierta, lo que afecta a la capacidad del virus para unirse a la célula.

También se produce la división de una cadena de ARN en dos partes, gracias a lo cual se altera el proceso de multiplicación del virus. Es necesario señalar la acción defensiva que ejerce el ozono sobre las células sanas frente a la penetración de los virus, debido a la activación de la síntesis de interferón y al refuerzo de la eliminación de las células dañadas por el virus.

La ozonoterapia puede emplearse como método profiláctico independientemente en al asma bronquial, dirigido a la disminución o eliminación de las crisis, y también para evitar la aparición de las mismas. Además, la ozonoterapia es un método eficaz para el tratamiento de enfermedades graves, e incluso, debido a sus posibilidades de potenciación, permite resolver el problema de alcanzar el máximo efecto terapéutico con la aplicación de la menor cantidad de medicamentos.

Artemeva cols. (2005) demostraron que la inclusión de la ozonoterapia en el tratamiento de esta enfermedad logra la disminución más acentuada de los niveles de histamina y serotonina, y el aumento más importante de catecolaminas en los macrófagos, linfocitos, neutrocitos, mastocitos y la mucosa alveolar.


Photo

Post has attachment
¿Por qué usar la ozonoterapia como tratamiento de artritis?

¿Qué es Artritis Reumatoidea?

La artritis reumatoidea o AR es una forma común de artritis que ocasiona inflamación, calor, hinchazón y dolor en la articulación. Las articulaciones más frecuentemente comprometidas son las manos, muñecas, codos, hombros, cuello, caderas, rodillas, tobillos y pies.


¿Qué ocasiona la artritis?

Todavía no se conoce la causa de la artritis reumatoidea.
Sin embargo, el sistema inmunológico del cuerpo desempeña un papel importante en la inflamación y en el daño que la artritis reumatoidea ocasiona en las articulaciones.
El sistema inmunológico es la defensa del cuerpo contra bacterias, virus y otras células ajenas. En la artritis reumatoidea, el sistema inmunológico funciona incorrectamente y ataca las propias articulaciones del cuerpo y otros órganos.


¿Cuáles son los Sintomas de la artritis reumatoidea?

Los efectos de la artritis reumatoidea varían de una persona a otra.
En casi todas las personas que padecen artritis reumatoidea, los síntomas en las articulaciones varían de un día para otro, aunque siempre existe un cierto grado de artritis.
En algunas personas, la enfermedad puede ser benigna, con períodos de mayor actividad (en los que la inflamación de las articulaciones empeora) conocidos como períodos de agudización.

En otras, la enfermedad permanece activa continuamente y empeora, o progresa, con el paso del tiempo.

Alrededor de una de cada diez personas con artritis reumatoidea tiene un episodio aislado de actividad de la enfermedad (o inflamación de las articulaciones), seguido por una remisión asintomática prolongada.

La enfermedad generalmente comienza de manera gradual con fatiga, rigidez matutina (que dura por más de una hora), dolores musculares diseminados, pérdida del apetito y debilidad. Finalmente, aparece el dolor articular.

Cuando la articulación no está en uso por algún tiempo, se puede tornar caliente, sensible y rígida.
Cuando el revestimiento de la articulación (sinovia) se inflama, produce más líquido y la articulación se hincha. El dolor articular a menudo se siente en ambos lados del cuerpo y puede afectar la muñeca, las rodillas, los codos, los dedos de la mano, los dedos de los pies, el tobillo o el cuello.


Los síntomas adicionales abarcan:

• Pérdida del apetito
• Fiebre baja
• Rango de movimiento limitado
• Deformidades de manos y pies
• Nódulos redondos e indoloros debajo de la piel (generalmente un signo de una enfermedad más grave)
• Inflamación del pulmón (pleuresía)
• Enrojecimiento o inflamación de la piel
• Palidez
• Glándulas inflamadas
• Ardor, prurito y secreción del ojo
• Entumecimiento u hormigueo
• Se puede presentar anemia debido a la insuficiencia de la médula ósea para producir suficientes glóbulos rojos nuevos



¿Por qué usar la ozonoterapia como tratamiento de artritis reumatoidea?

La Ozonoterapia representa hoy una alternativa para aliviar el dolor mediante la aplicación de ozono. La ozonoterapia es uno de los más eficaces tratamientos de artritis reumatoidea.

Refuerza el sistema inmunológico, disminuye el dolor y la inflamación.

El tratamiento no presenta efectos secundarios, a diferencia de los fármacos, y mejora la calidad de vida del paciente, permitiéndole volver a sus actividades normales.

El programa de tratamiento será ajustado para adaptarse a sus necesidades, teniendo en cuenta la gravedad de la artritis, otras dolencias que pueda tener y su estilo de vida individual.


El tratamiento habitual para la Artritis Reumatoidea consta de la administración de antiinflamatorios, analgésicos, fisioterapia y ejercicios. Frecuentemente se recurre también a los inmunosupresores y corticoides.

En los últimos años se han desarrollado los fármacos biológicos que pueden modificar el comportamiento del sistema inmunológico. Se utilizan cuando el resto de los medicamentos ha fracasado. Hay diferentes tipos de agentes biológicos y pueden ser muy útiles, pero los pacientes deben ser vigilados en forma muy estricta porque existen importantes factores de riesgo.

Actualmente también existen dietas especiales y fisioterapias que ayudan a mejorar la calidad de vida del paciente con artritis.

La OXÍGENO-OZONOTERAPIA, además de sus efectos analgésico y antiinflamatorio es un excelente modulador del sistema inmunológico, con lo cual mejora los síntomas porque combate la causa de la enfermedad. En publicaciones científicas recientes, quedó definitivamente demostrado que la Ozonoterapia mejora significativamente la Artritis Reumatoidea porque ataca su causa, debido a que disminuye la liberación de mediadores químicos proinflamatorios.

Photo

Post has attachment
La ozonoterapia combate el envejecimiento

La ozonoterapia es un tratamiento natural de primer orden en la prevención del envejecimiento y sus consecuencias, ya que tiene propiedades antioxidantes, cicatrizantes, mejora la perfusión sanguínea, combate la pigmentación de la piel, tiene efectos inmunológicos y germicidas, lo que quiere decir que al combinar mesoterapia con ozono se pueden obtener resultados increíbles. Se puede aplicar en bolsa, infiltraciones, agua ozonizada, en cremas y aceites ozonizados en combinación con otras técnicas y medicamentos. Sus efectos secundarios son escasos y su aplicación es muy segura siempre que sea realizada por manos expertas, es una terapia efectiva y sin riesgos para el paciente y el facultativo.

El ozono aumenta el proceso de anti radicales libres. Un radical libre (RL) es una molécula orgánica o inorgánica, extremadamente inestable y, por lo tanto, con gran poder reactivo. Se forman en los organismos vivos por el contacto con el oxígeno, cuando se presentan en grandes cantidades provocan alteraciones en las membranas celulares y atacan el material genético de las células, como el ADN. Por consiguiente, si se generan grandes cantidades de RL nos provocarían un daño celular. La producción de los RL es un fenómeno continuo con implicaciones en el envejecimiento y la carcinogénesis.

La Ozonoterapia es una técnica oxidativa que favorece la formación de sustancias pro-oxidantes (H2O2 y O2-) y, aunque parezca una contradicción, a la vez modula el “estrés oxidativo” mediante la activación de los mecanismos antioxidantes endógenos como el glutatión, el superóxido dismutasa y catalasa. Lo que se consigue al final de la cascada es producir un aumento de la capacidad reductora, con efectos beneficiosos para una cantidad importante de enfermedades y en su prevención. Estos beneficios radican en la dosis de ozono que se aplique a cada una de las terapias; pequeños estímulos oxidativos hacen que aumente nuestro poder antioxidante endógeno, muy beneficioso en el control de los radicales libres. Sin embargo, grandes dosis de ozono provocarían un estado oxidativo, muy importante para combatir la infección de una herida y favorecer la cicatrización.

Aquellas personas que deseen beneficiarse de tratamientos médicos novedosos, deberán cumplir una serie de recomen daciones. Si la aplicación va a ser sistémica, o sea vía rectal o en Auto hemoterapia mayor durante el tratamiento de ozonoterapia, es aconsejable que el paciente no tome suplementación de vitaminas antioxidantes (Vitamina C, E), ya que estas restan efectividad a la terapia por competir con el ozono. Si la terapia es local, mesoterapia, o vía tópica, se recomienda al paciente que no tome la suplementación unas horas antes de la esta.

En cuanto a contraindicaciones existen dos importantes: déficit de glucosa e hipertiroidismo no controlado. Existen otras a tener en cuenta como el embarazo, el periodo de lactancia, anemia, después de un accidente cerebrovascular o infarto agudo de miocardio.

Si es realizada por un experto en ozonoterapia y medicina estética, los efectos secundarios que pueden aparecer son mínimos: pequeños hematomas y rojez en algunas de las zonas donde se ha infiltrado, que en pocos minutos desaparecerán.

Como se sabe, tratamientos anti envejecimientos hay muchos. La Ozonoterapia a diferencia de los demás por ser una terapia sutil, sin efectos secundarios y muy efectiva, es mínimamente invasiva, muy tolerable y asequible a nivel económico. Es una terapia de bioregeneración donde las sustancias y medicamentos que se utilizan trabajan en sinergia para favorecer el restablecimiento de los tejidos dañados o con poca capacidad de renovación.

Photo

Post has attachment
Tratamiento de alergias con oznoterapia

Todas las personas, sin importar su raza, están expuestas a padecer alergias y brotes en la piel en algún momento de su vida. Es el órgano de nuestro cuerpo más extenso que tenemos, por tal motivo, actúa como un receptor del ambiente generando reacciones favorables o desfavorables. La dermatitis es una enfermedad muy común en el mundo, y cada vez va en aumento.


¿Qué es la Dermatitis?
La dermatitis atópica es una enfermedad frecuente, benigna y no contagiosa. En el 60% de los casos aparece en los primeros meses de vida y desaparece antes de los 10 años.

Hablamos de alergia severa, cuando abarca amplia extensión de la piel y/o conlleva gran malestar general y la ansiedad, que no responde a los tratamientos habituales con medicinas y
cremas tópicas convencionales.

¿Cuáles son sus causas y síntomas?
Entre las posibles causas están alergia a ácaros, alimentos como la leche y el huevo, epitelios animales y, en el campo profesional, se puede contagiar por contacto con herramientas de trabajo, cemento en albañiles, tintes del cabello en peluqueras, etc.

Los síntomas de la atopía suelen manifestarse en cara, pliegues (brazos, rodillas y cuello), manos y pies, en forma de brotes, seguidos de fases sin síntomas. Las lesiones aparecen como placas rojas, gruesas y ásperas que causan un picor intenso muy molesto para el atópico. El brote puede extenderse al tronco, muslos o genitales. La piel atópica es seca y sensible, y necesita unos cuidados especiales a diario que permitan a la persona llevar una vida normal. Durante los brotes, el médico/alergólogo le indicará el tratamiento más adecuado, aunque para un correcto cuidado de la piel atópica es necesario el uso diario de sustancias hidratantes y emolientes que ayudarán en gran medida a evitar o espaciar los brotes.


¿Qué factores empeoran los síntomas de las alergias mencionados anteriormente?

• La aplicación de productos cosméticos, perfumes maquillajes, bronceadores. Preferiblemente que sean hipoalergénicos.
• Consumo de alimentos lácteos y derivados. Una alternativa pueden ser los de origen vegetal, como la leche de soja.
• El azúcar blanco y bebidas dulces. Si se consume debe ser solo azúcar integral, morena y en cantidades moderadas.
• Contaminantes de la piel. Contacto con arena, plantas, humos, entre otros.
• El estrés y la falta de sueño.

¿Se contagia la alergia a otros?

No es contagiosa. Con mayor frecuencia es benigna.

¿Cuál es el pronóstico de este tipo de alergias?

Afortunadamente, con los recursos terapéuticos que disponemos en la actualidad, el resultado es muy bueno y la mayoría de pacientes se curan y recuperan una calidad de vida normal.

¿Qué beneficios brinda al paciente la ozonoterapia en las alergias?

La mayoría de pacientes se curan y recuperan su vitalidad. La ozonoterapia es un tratamiento genial que nos puede evitar el tener que recurrir a los corticoides, algo que preocupa por ser a veces tratamientos muy prolongados y que agradecen muchísimo las familias.

¿Cuál es la vía de administración del ozono?
• La rectal, que es la más utilizada en los niños
• La venosa, en forma de Auto hemoterapia mayor.
• Local, en bolsa y/o con aceites/cremas ozonizados.


¿En qué consiste la Auto hemoterapia menor para tratar las alergias?

Para la Auto hemoterapia menor se realiza una extracción de sangre y se reinyecta, ya ozonizada, intramuscularmente. El mecanismo de su eficacia consiste en que los antígenos y los anticuerpos perjudiciales (en enfermedades autoinmunes y tumorales) para el paciente, se encuentran presentes en el plasma sanguíneo, pero por circunstancias desconocidas, nuestro organismo no ha sido capaz de reconocerlos en forma adecuada, algo que sí se produce cuando estas muestras son procesadas, transformando los anticuerpos anómalos en antígenos al reintroducirlos en el organismo por otra vía diferente, lo que origina la creación de mecanismos de defensa o anticuerpos para combatir la enfermedad. Al tratarse de productos naturales del propio paciente no existe riesgo de rechazo, pues lo va a tolerar sin contraindicaciones ni riesgo de reacciones adversas.

¿Son estos tratamientos de ozonoterapia curativos o paliativos en el caso de las alergias?

La ozonoterapia aportando soluciones a los sufridos pacientes alérgicos ya que en la mayoría de casos el tratamiento es curativo, y en otros posibilita que mejore considerablemente su calidad de vida.

¿Desde qué edad los niños pueden someterse a este tipo de tratamientos?

Desde recién nacidos.

¿Existen algunas contraindicaciones o/y efectos secundarios que cause el ozono?

A priori, no. No obstante, el ozonoterapeuta debe hacer siempre la historia clínica del paciente, lo más completa posible y apreciar los beneficios que la terapia le va a aportar. Solo se han constatado las siguientes contraindicaciones: hipertiroidismo no controlado, embarazo y favismo (alergia a las habas).

¿En cuántas sesiones se ven resultados? ¿Con qué frecuencia se realizan?

En Ozonoterapia rectal, se hace una tanda de 20 sesiones, a razón de 2-3 semanales, aunque podría perfectamente hacerse a diario, pero se valoran las posibilidades de desplazamiento a la clínica de los pacientes.

En Auto hemoterapia mayor, 4 sesiones: 1 semanal.
En Auto hemoterapia menor: 1º sesión inicialmente; 2º a la semana; 3º a los quince días, 4º y siguientes, mensualmente. A partir del mes de tratamiento se empiezan a ver muy buenos resultados.

¿Cuánto cuesta una sesión de ozonoterpia?
En función de cada paciente, hacemos una propuesta en la que combinamos y/o asociamos las diversas técnicas, también tenemos en consideración la situación socioeconómica de este y procedemos a ofertarle un precio global –total del tratamiento.


Photo
Wait while more posts are being loaded