#Zaragoza  sigue siendo una ciudad de baloncesto, aunque en el acto central del X Aniversario de su club de referencia, el Basket #CAIZaragoza , se citen solamente 6.500 espectadores en un pabellón Príncipe Felipe con capacidad para casi 11.000 aficionados (algo que un entrenador que conoce bien el CAI como Piti Hurtado comentó también ayer en su twitter @PitiHurtado). Las imágenes, un tanto desalentadoras, de la #SuperCopaEndesa  con muchos sectores de butacas rojas completamente desnudas están circulando por los medios de medio mundo. Este sería otro interesante asunto a tratar, la cobertura que los medios impresos de mayor peso en la región le han dado al evento (el primero torneo oficial de la temporada 2012/13 de la segunda mejor liga de basket del mundo la Liga Endesa): carentes de infografías, de información esencial, de contenido.

El seguimiento del equipo de élite de la ciudad no es un indicador definitivo, pero sí representativo. Desde luego que el baloncesto es quizá todo lo demás (escolares, amateurs, tradición, implicación, instalaciones, etc. etc.), pero gracias a la interesante presentación en Los Portadores de Sueños del libro "El ritmo de la cancha", de Jacobo Rivero, hemos descubierto un concepto que puede explicar en parte el éxodo de aficionados que ha sufrido el #CAIZaragoza  en los últimos años.
Jacobo habló de un artículo del The New York Times que abordaba la gentrificación (http://es.wikipedia.org/wiki/Gentrificaci%C3%B3n) del Madison Square Garden y del cambio de público que estaban experimentando los NY Knicks  [ver la noticia enlazada al final del post].

Sería seguramente fascinante embarcarse en un análisis que abordara la transición del público que seguía al #CAIZaragoza  (entonces CBZ) que jugaba en el Huevo, su evolución en los años de mayor éxito en el Príncipe Felipe y los más críticos cuando se llamó +Amway Zaragoza; la continuidad que hubo cuando reapareció 6 cursos después el CAI como Basket Zaragoza 2002 en la LEB, el pico que convirtió al público zaragozano en uno de los más fieles de Europa (jugando en 2ª división) y el subsiguiente bajón que ha coincidido con los mejores años en resultados ya, de nuevo, en la ACB.
Los resultados deportivos, el estilo de juego, la mayor oferta lúdica, las retransmisiones televisivas, los cambios sociológicos, la pérdida de identidad de las plantillas, la crisis económica, los horarios de los partidos, ... vs unas posibilidades de llegar al aficionado únicas (gracias a las nuevas tecnologías), un caudal informativo como no se había conocido, el nuevo tirón del basket entre los jóvenes (gracias a los españoles en la +NBA y la mejor Selección Española de todos los tiempos), nuevos medios; mejores y mayores posibilidades para promocionar y situar el producto del baloncesto y crear sinergias, ...

No es por la baja asistencia a la #SuperCopaEndesa  (luego la temporada es otra cosa, el CAI mantiene una sólida base que ronda los 8.000 abonados), pero no estaría mal preguntarse por qué el baloncesto en directo, con todas sus virtudes (y ahora con nuevo videomarcador!) ha sufrido tal retroceso y qué medidas se pueden tomar para que el basket, en vivo, siga cautivándonos a todos.
Shared publiclyView activity